Logo

Logo

sábado, julio 21, 2018

¿Podemos curar nuestro cuerpo a través de la mente?

Desde hace miles de años diferentes culturas y religiones han dejado ver que el ser humano es el reflejo de sus pensamientos. Hoy en día, la ciencia también acepta esto como un hecho. La psique del ser humano puede moldear los estados de ánimo, físicos y emocionales que experimentamos. Por lo tanto, la salud y el bienestar pueden darse sencillamente con el poder de la mente.

 
 
Cada día se habla más de la autosanación. De hecho, diversos experimentos dan prueba de ello. La ciencia, entonces, hoy en día apoya diversas investigaciones al respecto. El resultado es una premisa que cada vez más esta marcando la pauta y que establece que la mente es clave en la salud y que también lo es en el proceso de toda medicina.

La meditación, la hipnosis, el pensamiento positivo, la fe y la intención son de las herramientas que más utiliza la mentalización para la autosanación. Al punto que, las personas que son optimistas, que tienen fe en sí mismos, en religiones o en tratamientos, tienen mejor salud. Por lo tanto, se enferman menos y responden mejor a los tratamientos médicos a los que se someten. Mientras que, las personas negativas, llenas de estrés, de inseguridades y miedos. Las personas que no realizan ningún tipo de actividad de mentalización se enferman constantemente, padecen de mayor número de enfermedades y responden más lentamente a los tratamientos médicos. La salud y el bienestar, entonces, dependen en gran medida de la actitud mental que la persona asuma frente a la vida. El poder de la mente sobre la salud es incuestionable y existen teorías que lo certifican.
 
Los estados mentales pueden convertirse en estados físicos

De una manera muy subjetiva los estados mentales pueden convertirse en estados físicos y enfermedades. De hecho, la mayoría de las enfermedades son el resultado de estados psíquicos en las personas. Las medicinas tradicionales desde siempre lo han contemplado de esta forma. Sin embargo, la medicina occidental aún no establece la dualidad mente-cuerpo como un todo. Puede creerse que las investigaciones van en ese camino, pero aún no se establece un entendimiento holístico de la naturaleza del hombre.

Las diversas técnicas de mentalización pueden ser usadas para sanar. No obstante, es necesario analizar los pensamientos y patrones de conductas que la persona ha tenido y que han desencadenado una enfermedad para poder buscar la cura de esta. Se trata de un proceso de autoconocimiento, en el cual la persona hace consciente su inconsciente y es capaz de sanarse a sí mismo, a través de diversos procesos mentales.

Estos procesos mentales o técnicas de mentalización, pueden ser la llave para la cura de múltiples enfermedades. A continuación, te explicamos algunas de ellas que puedes poner en practica para tu salud y bienestar. Recuerda que, el poder de la mente es la poderosa clave del bienestar y la felicidad.

 
Pensamiento positivo y optimismo

Aunque pareciera imposible el pensamiento positivo puede ser la solución a múltiples problemas. Lo más difícil es sostener el pensamiento positivo a lo largo del tiempo. Las personas optimistas se recuperan más rápidamente de enfermedades, operaciones y situaciones conflictivas. Además, su sistema inmunológico está más reforzado que el del resto de las personas. Por lo tanto, gozan de un mejor estado de salud.

En contraposición los pensamientos negativos como la ansiedad y el miedo son de las causas más comunes de enfermedades. Sin embargo, estudios han descubierto que los pensamientos positivos actúan aplacando al estrés. El optimismo es la mejor medicina para este. Al punto que, el optimismo reduce la inflamación del cortisol, la cual es la hormona del estrés. Además, estimula al sistema nervioso parasimpático evitando sentirse en una situación de peligro constante que determina a este tipo de emociones.

Somos reflejo de los pensamientos. La ciencia, acepta esto como un hecho. Entonces, ¿sabías que podemos curar nuestro cuerpo con el poder de la mente?
 
Meditación

La meditación estimula la respuesta inmunológica del cuerpo contra enfermedades. Según estudios ayuda a la sanación de personas con cáncer y VIH. También sirve para embellecer el cuerpo y la piel, puesto que, la meditación previene el envejecimiento gracias a que la misma disminuye el estrés.

Lo más interesante de la meditación es que ésta trabaja en función de las respuestas que una persona puede tener al estrés. Estudios certifican que la meditación puede incrementar los niveles de salud en las personas. Además, disminuye los indicadores de violencia y las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco.
 
Fe e intención

Puede creerse que las personas que profesan una fe o religión gozan de mejor salud que aquellas que no. Seguramente es cierto. Y, es que las personas con fe religiosa, por lo general, llevan una vida con hábitos más saludables que aquellos que no son religiosos. Esto, puede ser la razón de que los resultados sean de esa manera.

Lo cierto del caso es que, estudios han demostrado que las personas que tienen una intención o propósito en la vida, pueden llegar a vivir más tiempo con salud y bienestar. El tener una intención que nos motive o un propósito que nos mueva hace que tengamos niveles de consciencias superiores. Por lo tanto, el estrés es manejado de una mejor manera y las personas pueden enfermar menos y vivir una vida más plena.

El poder de la mente puede parecer un área inexplorada. Sin embargo, la verdad es que las medicinas y culturas tradicionales lo han usado desde tiempos inmemoriales. Abrir la mente a este poder puede ser la mejor forma de autosanación que se conozca. Vale la pena conocer, aprender y practicar los ejercicios mentales que suponen una mejora en nuestro estilo de vida.

Phrònesis