Logo

Logo

viernes, mayo 11, 2018

Esto es lo que le pasa a tu cerebro cuando meditas

Los beneficios de la meditación a nivel físico y mental son indiscutibles. Quienes practican la meditación son reconocidas como personas aplomadas y tranquilas, con un mejor manejo del estrés y un alto dominio de sus emociones. ¿A qué se debe? Desde hace décadas los científicos estudian los efectos de la meditación a nivel cerebral. y han descubierto lo que le sucede a tu cerebro cuando meditas. 


 
Las evidencias demuestran que la meditación tiene un efecto en el cerebro que lleva a las personas comportarse de una determinada manera. Son autocontroladas, atentas, ecuánimes y juiciosas. Además, tienen mejor atención, mayor capacidad de memoria y discernimiento. En resumen, los meditadores de larga data tienen una forma de reaccionar distinto, que los distingue positivamente.
 
¿Los efectos son solo en la conducta de quien medita?

Pero los beneficios de la meditación no solo son evidentes en el comportamiento, en la emocionalidad y forma de enfrentar la vida de las personas que la practican. Estas formas de reaccionar, durante mucho tiempo han despertado el interés de los científicos, quienes han buscado explicación de estas expresiones, estudiando el cerebro de los meditadores.
 
¿Qué efectos tiene la meditación en el cerebro?

Los científicos han estudiado cómo la meditación modifica las estructuras cerebrales y cómo estos cambios repercuten en las personas, en sus maneras de comportarse, de ver la vida y de reaccionar.

Se ha determinado que es importante la práctica constante y sostenida por lo menos durante 8 semanas para poder apreciar cambios. La correlación es positiva. A mayor tiempo de práctica a lo largo de la vida de la persona, mayores beneficios experimentará.

Veamos algunos de los beneficios a nivel cerebral.
 
La meditación reduce la amígdala. ¡Menos miedo y menos estrés!

Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford determinó que después de 8 semanas de practicar meditación, la amígdala, estructura que controla las reacciones de miedo y estrés, reduce su tamaño y las conexiones con otras áreas del cerebro se debilitan. ¡Esta es la razón por la que los mediadores son más calmados!

Estimula las áreas cerebrales de la empatía. ¡Mejora las relaciones con los demás!

Investigadores de la Universidad de Wisconsin estudiaron cómo dos áreas cerebrales asociadas con la empatía en meditadores consumados resultan estimuladas al escuchar voces de personas estresadas. Esto influye en su capacidad para relacionarse y entender mejor las necesidades de otras personas.
 
Evita el envejecimiento cerebral. ¡Mente joven gracias a la meditación!

Un grupo de científicos de la Universidad de California en Los Ángeles encontró que los cerebros de meditadores de larga data se mantienen mejor conservados que el de personas de igual edad. Lo que permite inferir que se puede mantener un cerebro joven gracias a la meditación.
 
La corteza prefrontal se agranda. ¡Mas concentración y reflexión!

La corteza prefrontal, zona cerebral, responsable de la atención, la concentración y el pensamiento lógico, se engrosa después de semanas de practicar la meditación, por eso se explica que los meditadores sean calificados como personas con una gran capacidad de atención.
 
El hipocampo se robustece. ¡Mejora la memoria emocional y declarativa!

La meditación contribuye a que aumente la materia gris en el hipocampo, estructura interviniente en el proceso de aprendizaje y memoria. ¡Por eso los meditadores recuerdan más!

Como hemos evidenciado, los beneficios de la meditación no se restringen a que gracias a su práctica constante logramos estar más relajados y tranquilos, la verdad es que podemos asegurar que la meditación nos beneficia tan ampliamente que nuestro cerebro resulta favorecido y con ello nuestra calidad de vida y salud en general.

¿Y tú, cuándo comenzaras a practicar la meditación?

Jefferson SanJuan