Logo

Logo

jueves, abril 19, 2018

5 cosas que tienes que tener en cuenta si quieres tener una vida feliz

Muchas veces damos importancia a pequeñas cosas que no nos permiten trascender en nuestra vida diaria. A esos detalles tan mínimos les permitimos crecer tanto que, sin darnos cuenta, logran minimizar toda nuestra paz y tranquilidad. Es ahí donde debemos reaccionar; ponernos en la tarea de dar valor a lo verdaderamente trascendental y aprovechar aquellos momentos que inconscientemente pasamos por alto. 


 
Por eso, en este artículo traemos para ti consejos que muchas veces ignoras, pero que son la clave para alcanzar esa felicidad que buscas. Recuerda, solo siendo persistente al dar el todo por el todo en tus objetivos, podrás llegar a ser feliz.
 
Agradece

¿Estás agradeciendo por lo que la vida te pone en el camino? Por pequeño que consideres un gesto que otra persona tuvo contigo, ¡agradécelo! Según un estudio realizado por el Dr. Robert Emmons de la Universidad de California – Davis, en 2003, dar gracias a alguien que te brindó ayuda puede aumentar tu nivel de felicidad en un 25%.

No olvides esas acciones que cambiaron tu día, aquellas que no esperabas y de repente dieron un vuelto total a lo que estabas ejecutando. Por ende, acostúmbrate a decir esa palabra que transforma presentes. Da las gracias por medio de un mensaje de texto, una llamada, o lo que es lógico, frente a frente; te aseguramos que harás sentir y te sentirás más feliz.
 
Traza metas

A corto, mediano o largo plazo, llegarás a ser feliz si te trazas metas. El neurocientífico de la Universidad de Wisconsin, Richard Davidson, lo descubrió y lo reafirma en sus postulaciones sobre psicología emocional. Además, plantea que es ideal proyectar metas ejecutables, antes que sean exitosas en su resultado. Esto, debido a que sentirás orgullo de lo que realizaste con empeño.

Entonces, recuerda que mientras desarrollas lo planeado para alcanzar tus metas, estarás aumentando tus niveles de felicidad. Es importante que tengas toda la determinación para llegar al punto deseado, sobre todo, siendo positivista y optimista en ello.
 
Pide perdón

Aunque sientas satisfacción al demostrar orgullo, no solo estás reflejando una actitud petulante, también te estás perjudicando sin saberlo. Por esta razón, a partir de hoy pide perdón a quienes creas les fallaste y recibe con agradecimiento a quienes te lo han ofrecido. De esta manera, estarás eliminando cargas en tu conciencia y llamando a ti sentimientos nuevos de regocijo.

El experto en psicología positiva, Tal Ben-Shahar, afirma que es inevitable vivir emociones negativas, la solución es aceptarlas, y en consecuencia, pedir perdón al causar daño. Pedir perdón te hará sentir en plenitud, te evitará trastornos depresivos y elevarás tu autoestima.
 
Medita

Es ideal que aproveches esos momentos de soledad, donde construirás para ti un mejor futuro. Esto lo logras al meditar, ofreciéndote un espacio privado para ti. Saca un espacio del día donde te rodees de naturaleza, o un cuarto en silencio o el lugar que prefieras; sin importar dónde, desintoxica tu mente de aquello que te impide crecer y encuentra eso que, por el contrario, te impulsará.

Estudios terapéuticos del Hospital General de Massachusetts, revelan los efectos positivos que causan una buena meditación. Esto se arrojó al escanear cerebralmente a cierta cantidad de participantes, en un curso de meditación durante dos meses. Así que, ya sabes, a bajarle al estrés y a ser feliz meditando por lo que fue y lo que vendrá.
 
Ríe y sonríe

Aunque creas que la situación amerite lo contrario, ya que a la larga lo convertirás en hábito y también lo estarás transmitiendo. Según la psicóloga June Gruber, de la Universidad de Yale, buscar la felicidad de forma inmediata puede llevarte a la frustración. Por esto, es más simple disfrutar aquellos momentos que parecen insignificantes, pero que ameritan adaptarlos a nuestra vida diaria.

La felicidad no consiste en ejercer presión sobre lo que consideras dará resultados positivos para tu vida, sino en transformar los hábitos. El cliché cultural acostumbra al ser humano a sacar pecho por su título universitario, por trabajar en un buen puesto y recibir un salario o estar por estar con “esa” pareja. Pero, para llegar a tener una vida feliz, solo basta con disfrutar lo simple y hacer que cada momento sea especial en esta carrera contra el tiempo.

Phrònesis