Logo

Logo

miércoles, febrero 21, 2018

5 Pasos para encontrar el equilibrio en tu vida y dejar la dependencia

¿Sientes que no puedes vivir sin tu pareja? Si se acaban las cosas, ¿sientes que podrías morir? ¿Tú le escribes más que esa persona a ti? Si estás asintiendo al leer estas frases, probablemente puedes estar poniendo en desequilibrio tu vida. Nosotros queremos ayudarte a dar el primer paso. Por eso, a continuación te contamos los pasos para regular ese apego emocional que te hace sufrir: 
 

 
 
1. Evalúa las acciones que te hacen ser dependiente

Es muy importante que empieces a identificar esas pequeñas actitudes que pueden definir si estás apegado a alguien. En cada comportamiento relacionado con la dependencia que hagas, solo te harán aferrarte más a tu pareja y estos debes empezar a apagarlos. A continuación, te compartimos una pequeña lista de pensamientos, señala los que más te identifiquen. Si hace falta alguno, amplíala en tu mente:
  • Pienso todo el tiempo en mi pareja y en cómo hacerla feliz.
  • No tomo iniciativa, porque me da miedo que lo que organizo no sea de agrado.
  • No contradigo lo que le gusta a mi pareja, aunque a mi no me parece.
  • Siento que pierdo el tiempo si estoy en otras actividades que no incluyen a mi pareja.
  • Me adapto a lo que diga y sienta la otra persona.
  • Disimulo cuando estoy enojado o triste por temor a disgustar a mi pareja.
  • Hago todo lo que mi pareja me indique, así no quiera hacerlo.
  • Si noto desinterés por parte mi pareja, hago lo que sea porque se acerque nuevamente a mí.
  • Si me dejó, hago lo que sea porque vuelva a mi, sin importar lo que haya hecho.
  • Cuido excesivamente la buena imagen de esa persona ante mi entorno social.
Consejo: ¡Valórate! Si amas a la persona con la que estás, hazlo de forma saludable y sin dejar a un lado lo que eres tú.
 
2. Piensa en ti

Necesitas ser un poco más egoísta, ponte en el primer lugar. Es mejor que empieces a ser una persona más dura y hasta un poco insensible. Sin embargo, si esto se te dificulta, intenta ser menos complaciente y satisface tus necesidades en primer lugar. Empieza con cosas sencillas de tu lista, por ejemplo: Si siempre te adaptas a las decisiones de tu pareja, pues entonces propón algo diferente y muestra lo que tú también sientes.

Consejo: Haz todo aquello que te de felicidad y tranquilidad. Toma tus propias decisiones y no temas de expresar tus sentimientos.
 
3. Dale prioridad a tus fortalezas

Si te va muy bien en el trabajo, enfócate en continuar así, esto hará que tu autoestima se incremente. Dedícate a conseguir logros de los que sabes que eres capaz. Fortalece también las relaciones con tu entorno. Si dejaste de hablarte con alguien especial ¿Qué esperas para retomar una linda amistad? Si eres una persona muy estudiosa ¿Qué esperas para luchar por la beca que puedes ganarte?

Consejo: Tómate un tiempo para ti. Practica un nuevo deporte, desarrolla nuevas habilidades. Aprende a valorar el tiempo.

4. Incrementa tu autoestima

Es normal que las personas que sufren de apego, pierdan el amor propio. Pero basta de esto. Es hora que empieces a buscar la felicidad en ti y no en alguien más. Demuéstrate que no necesitas de una pareja para obtener logros. Mímate y recompénsate por aquello que hagas bien ¡Lo mereces!

Consejo: Fomenta el amor propio y créelo. Porque tú eres la persona más valiosa.
 
5. Despliega tu inteligencia emocional

Comprender que tienes un problema y quieres salir de él es un buen comienzo. En este punto ya entenderás tu problemática y querrás buscar soluciones sólidas. Cuando aprendes a enfrentar tus miedos, sentirte sereno contigo mismo, te sientes más a gusto con lo que eres y tus problemas se empezarán a solucionar. Siéntete confiado y seguro, así lograrás lo que deseas.

Phrònesis