Logo

Logo

miércoles, diciembre 27, 2017

¿Alguna Vez Has Tenido la Sensación de Venir de Otro Lugar?

Hay muchas personas que tienen la sensación, más o menos intensa, de venir de otro lugar.
 


La sensación de no haber estado siempre aquí…

La sensación de haber vivido de otra manera…

¿Alguna vez te has sentido así?

Si la respuesta es “sí”, el artículo de hoy está dirigido a ti.

Es un mensaje canalizado, como otros que he publicado anteriormente en el blog. Y como te digo siempre en estas ocasiones, no tengo un nombre para la entidad que nos lo hace llegar. Pero sí sé que es luz pura, y que nos ama profundamente.

Y que está aquí para recordarnos quiénes somos realmente.

Saludos desde el Otro Lado

Saludos querido, soy tu hermano de luz, y me dirijo a ti desde un lugar muy especial.

Estos momentos que compartimos contigo son verdaderamente preciosos para nosotros. Te echamos mucho de menos, y nos sentimos muy felices cuando levantas un poco la cabeza y nos miras; aunque solo sea durante unos breves instantes.

Sabes quiénes somos, ¿verdad?

Quizás tienes algunas dudas… Quizás una parte de ti te dice que esto no puede ser real… Pero en el fondo lo sabes perfectamente.

Somos tu familia.

Somos los que fueron a despedirte el día que decidiste empezar este viaje. Y somos los que vendrán a recibirte el día que vuelvas.

Siempre hay algo que parece un poco extraño en este tipo de comunicaciones, aunque no es lo que seguramente estás pensando.

Quizás piensas que es extraño que una voz del otro lado del velo pueda comunicarse contigo, pero en realidad esto no es lo más sorprendente de todo. Lo verdaderamente sorprendente es que no me reconozcas.

Imagínate que un familiar tuyo tuviera un ataque de amnesia y que no recordara nada de su pasado. Imagínate que no recordara de dónde viene ni quién es realmente, y que tampoco te recordara a ti.

Lo mirarías a los ojos y verías que no te reconoce. Tú recordarías todos los momentos que habéis pasado juntos, pero él no. Y te trataría como a un completo desconocido.

¿Cómo te sentirías?

Pues así es cómo nos sentimos nosotros.

La única diferencia es que nosotros no estamos preocupados. Si un familiar tuyo sufriera amnesia, seguramente te asustarías, porque tendrías la sensación de que algo va mal. Pero nosotros sabemos perfectamente que nada va mal aquí. Vemos que no nos recuerdas, pero sabemos cuál es el motivo. Y sabemos que no tiene nada de negativo.

Tú formas parte de una aventura formidable; la aventura más formidable que ha existido jamás. Eres parte de una expedición de ángeles que decidieron salir de casa para expandir la luz por todo el universo.

No hay palabras para describir lo grande que es esto, ni lo que realmente significa.

Tú haces que el universo se expanda. Tú haces que continúe latiendo. Tú haces que siga vivo.

Por esta razón, no estamos nada preocupados. Sabemos lo que estás haciendo y por qué lo estás haciendo. Y también sabemos quién eres realmente, así que no tenemos ni el menor ápice de duda sobre tus capacidades para lograrlo.

Sabemos que volveremos a vernos. Sabemos que volverás a mirarnos a los ojos como hemos hecho tantas veces antes. Sabemos que recordarás algún día.

Mientras tanto, te honramos y te apoyamos profundamente.

Sabemos quién eres.

Sabemos qué estás haciendo aquí.

Y sabemos lo hermoso que es.

El Lugar de Dónde Vienes

El mensaje que queremos transmitirte hoy no es para todo el mundo. A veces tenemos mensajes que son para un público amplio, y otras veces para un grupo más reducido.

El mensaje de hoy pertenece a la segunda categoría: es un mensaje especial para un conjunto relativamente pequeño de personas.

El tema es el siguiente: ¿alguna vez has tenido la sensación de que no perteneces a este planeta? ¿Alguna vez has tenido la sensación de que provienes de otro lugar?

Si la respuesta es “sí”, tenemos algo que decirte: es totalmente cierto. No son imaginaciones tuyas. Es verdad que antes de venir a este planeta has estado en otros lugares.

Esto es cierto para todos y cada uno de los habitantes de este planeta. Todos sois eternos, y habéis seguido una larga trayectoria antes de venir a la Tierra. Habéis estado en muchos otros lugares antes, y estaréis en muchos otros lugares después.

Pero hay una diferencia: para la gran mayoría de personas, los recuerdos de estos otros lugares han desaparecido casi completamente de su mente. Están totalmente integrados en la Tierra, y no tienen la sensación de haber estado nunca en otro lugar.

En cambio, hay otro grupo de personas para los que esto no es así. Algunos de vosotros sí lo recordáis. Algunos sí tenéis una clara sensación de haber vivido en otros lugares.

En general no tenéis recuerdos concretos. Normalmente no tenéis imágenes de experiencias concretas que habéis vivido en otros planetas. Pero sí recordáis la sensación.

Recordáis la sensación de haber estado en otro lugar más pacífico, más calmado y más iluminado. Recordáis la sensación de estar plenamente conectados con las personas de vuestro alrededor. Recordáis la predisposición a colaborar siempre unos con otros sin pedir nada cambio.

Algunos incluso recordáis el nombre de estos lugares: Pléyades, Arcturus…

Este recuerdo es muy hermoso, pero al mismo tiempo os causa un gran dolor. Os llena de incomprensión, e incluso rabia, hacia el mundo donde vivís ahora. Todas las cosas que aquí en la Tierra parecen utópicas, vosotros sabéis que son completamente reales. Sabéis que se puede vivir de otra manera mucho más amorosa, porque lo habéis experimentado. Sabéis que es totalmente posible.

Y os enfadáis y os frustráis enormemente cuando veis que la Tierra no funciona así.

Incluso soñáis con la idea de marcharos y volver al lugar de dónde venís, porque vivir aquí se os hace muy pesado.

Si te sientes de esta manera, tenemos algo muy importante que decirte: tienes que pasar página.

Tienes que dejar de pensar que el pasado fue mejor, y dejar de desear volver a tu lugar de procedencia.

Ya no eres un pleyadiano. Ya no eres un arcturiano. Ahora eres un terrícola. Tienes que aceptar este hecho.

Tienes que adaptarte a tu nueva familia.

La Evolución de la Tierra

La Tierra es un planeta muchísimo más hermoso de lo que parece a primera vista. Es verdad que su vibración actual es bastante baja, mucho más baja que la de Pléyades o Arcturus, pero su potencial es mucho mayor.

El potencial de la Tierra es más grande de lo que ha sido nunca en ningún otro planeta.

Las civilizaciones de las Pléyades o de Arcturus son civilizaciones maduras. Tienen muchos años de evolución en sus espaldas, y han conseguido llegar a un nivel muy elevado de conciencia. Pero también tuvieron unos inicios difíciles, como los que se están viviendo en la Tierra ahora. También tuvieron guerras, conflictos y dolor.

Es muy parecido al proceso que sigue un niño al crecer. Al principio parecen muy torpes: no andan bien, no hablan bien, cogen las cosas de los demás sin pedirlas, gritan cuando no consiguen lo que quieren… Pero con los años, van aprendiendo, hasta convertirse en adultos maduros.

Y si te fijas, la mayoría de niños, cuando llegan a adultos superan a sus padres en muchas cosas. El motivo es que no empiezan de cero, sino que tienen el apoyo y la guía de sus padres, y pueden aprovecharse de todo lo que ellos han aprendido para avanzar un poco más.

Así es como evoluciona la sociedad: cada generación da un paso adelante, y luego le pasa el testigo a la siguiente generación para que de otro paso más.

Esto es exactamente lo que está pasando en la Tierra. Actualmente su nivel de conciencia es relativamente bajo, pero no es que sea un planeta “malo” ni nada parecido. Simplemente está en una etapa bastante temprana de su evolución.

Pero está creciendo. Poco a poco, pero está creciendo.

Y el futuro que le espera es brillante. Está habiendo un gran cambio de conciencia a nivel planetario, y cada vez irá a más. La Tierra está en camino de ser el planeta con la vibración más alta que ha existido jamás en estos confines del universo.

Tú formas parte de este proceso. Tú estás aquí para dar un “empujón” y facilitar el salto que la Tierra está destinada a dar.

Pero no puedes hacerlo si estás enfadado y deseando irte a otro lugar.

Tu Papel en Este Planeta

Tus recuerdos de la vida en otros planetas son muy valiosos. Es maravilloso que puedas recordarlo, aunque solo sea vagamente. Esto te da una imagen de cómo se pueden mejorar las cosas.

Pero tienes que encontrar la manera de amar el lugar donde estás ahora.

Hay un dicho muy conocido que dice “allá donde fueres, haz lo que vieres.” Esto resume muy bien la base de lo que tienes que hacer ahora.

Tú vienes de otro lugar, esto es cierto. Este otro lugar es mucho más luminoso que la Tierra, y esto te da una visión más avanzada de cómo podría ser la vida.

Pero la manera de aplicar tu sabiduría aquí no es enfadarte con los demás y tratar de imponer una nueva forma de hacer las cosas, sino buscar la manera de enriquecer la vida en la Tierra con lo que tú conoces de otras sociedades más avanzadas.

Tu papel aquí no es cambiar la sociedad de la Tierra, sino enriquecerla. Son dos cosas muy distintas.

La sociedad en la Tierra tiene una serie de características muy interesantes. A primera vista muchas de ellas pueden parecer negativas, pero no siempre lo son. Forman parte del proceso que hará que este planeta llegue a ser lo que está destinado a ser.

Así que no quieras romper con todo. No quieras cambiarlo todo. Simplemente acepta la Tierra tal y como es, y añádele un punto de tu amor y tu sabiduría profunda.

Recuerda en todo momento que eres parte de la Tierra ahora.

Esta es tu nueva familia.

Juntos estáis haciendo algo realmente maravilloso.

Un gran abrazo,

Tu hermano de luz.

www.jananguita.es