Logo

Logo

martes, septiembre 19, 2017

Cómo Llenar Tu Vida de Luz y Dejar Atrás los Problemas que Te Preocupan

A la gran mayoría de nosotros nos gustaría tener una vida mucho más luminosa: más alegre, más interesante y más tranquila.



El problema es que solemos tener bastantes preocupaciones que ocupan nuestra atención: problemas laborales, problemas económicos, problemas de salud, conflictos, discusiones, malentendidos, etc.

Una pregunta importante es: ¿por qué?

¿Por qué tenemos tantas dificultades?

A menudo pensamos que es por culpa del mundo donde vivimos y de la gente que nos rodea, pero no es así en absoluto.

Hay un motivo mucho más profundo.

Y es muy importante comprenderlo bien para encontrar la solución definitiva y llenar nuestra vida de luz.

La Raíz de Todos Tus Problemas

Para descubrir la causa de todos tus problemas y poderlos resolver, te propongo un pequeño ejercicio.

De entrada quizás te parecerá que no tiene mucho que ver con el tema del que estamos hablando, pero enseguida verás que sí. Nos enseñará muchas cosas sobre nuestra manera profunda de funcionar.

El ejercicio es el siguiente: imagínate un momento que eres escritor y que tienes que inventarte una historia para una novela.

¿Qué tipo de historia te inventarías?

Piénsalo un momento. No hace falta que te inventes la historia entera, por supuesto, pero piensa un momento en cuál sería la idea principal.

Con toda probabilidad, la primera idea que te vendrá a la mente será una historia sobre un protagonista que tiene que resolver algún tipo de problema. El problema puede ser una guerra, un asesinato, algo que se ha perdido, un conflicto amoroso o cualquier otra situación que haya que resolver. Puede ser de muchos tipos, pero seguramente habrá algún tipo de problema.

Y, muy probablemente, cuando el problema se resuelva, la historia se acabará. Si hay una guerra, la historia se acabará cuando la guerra termine. Si hay un asesinato, la historia se acabará cuando el misterio se resuelva.

Prácticamente todas las historias que nos inventamos son así.

El tipo de problema cambia, pero la estructura básica casi siempre es la misma.

Esta manera de crear historias es tan habitual que nos parece que no hay más opciones, pero no es así. Podría ser de muchas otras maneras perfectamente.

Podríamos inventar historias donde los protagonistas fueran felices todo el rato. O por lo menos podríamos continuar explicando más cosas una vez ya han resuelto el problema al que se enfrentaban.

Pero no lo hacemos.

Y no lo hacemos porque no sabemos cómo hacerlo.

Nos falta creatividad en este aspecto.

Hay algunas excepciones, por supuesto, pero en general nos cuesta mucho inventar historias interesantes sin utilizar el recurso de inventar un problema.

Si no hay problemas por resolver, se nos ocurren muy pocas cosas que contar.

Y este hecho tiene una gran repercusión en nuestra vida.

La Historia que Cuentas Es la Vida que Vives

El hecho de que nos cueste inventarnos historias sin problemas es un reflejo directo del estado actual de nuestra mente.

Nos cuesta inventarnos historias sin problemas porque, en la vida en general, nos cuesta mucho pensar en cosas que no sean problemas.

De la misma manera que nos cuesta mucho inventarnos una novela donde el protagonista no tenga problemas, nos cuesta mucho llenar nuestro día a día de pensamientos que no sean sobre problemas.

Pensar, al igual que escribir, es una actividad creativa, porque para tener pensamientos hay que crearlos.

Y nos falta creatividad mental.

Nos falta desarrollar la capacidad de crear pensamientos que vayan más allá de una vida llena de obstáculos y preocupaciones.

Nos falta imaginación positiva.

Y por esto tenemos tantos problemas.

No hay que olvidar que nuestra mente es la herramienta que crea la realidad. Todo lo que nos pasa surge de nuestros pensamientos.

Así que si nos cuesta mucho pensar en cosas que no sean problemas, nos costará mucho tener una vida sin problemas.

A menudo pensamos que una vida plena y feliz no existe.

Pero sí que existe.

Lo único es que de momento no somos capaces de pensar en ella.

Cómo Tener una Vida Plena y Llena de Luz

Si queremos tener una vida llena de luz y sin problemas, solo hay un camino posible: tenemos que aprender a pensar en una vida llena de luz y sin problemas.

Y no solo de vez en cuando, sino de forma constante.

Tenemos que desarrollar nuestra creatividad mental y aprender a llenar todo nuestro tiempo de pensamientos constructivos, interesantes y positivos. Tenemos que aprender a hablar de temas positivos, pensar en cosas positivas y leer y escribir libros con historias positivas.

No es nada fácil, porque llevamos toda la vida haciendo lo contrario, pero podemos hacerlo perfectamente. Nuestra mente tiene plenas capacidades para conseguirlo.

Y todo empieza con la intención sincera de empezar a pensar de forma más constructiva.

La próxima vez que quedes con un amigo, intenta tener una conversación interesante sin hablar de problemas.

La próxima vez que un niño te pida que le expliques una historia, invéntate un cuento apasionante que no tenga ningún problema.

La próxima vez que te sientes en el sofá a pensar, centra tu energía en imaginar soluciones y no problemas.

Utiliza la creatividad de tu mente para idear pensamientos cada vez más imaginativos, constructivos y luminosos.

Recuerda siempre que las historias que contamos son las historias que vivimos.

Es hora de empezar a contar historias llenas de luz.

Un gran abrazo,

Jan

www.jananguita.es

lunes, septiembre 18, 2017

NO INTENTES CURAR TU CUERPO SIN CURAR TAMBIÉN TU ALMA

La Sanación espiritual es un conjunto de prácticas y terapias que forman un sistema coherente y completo que interactúa sobre todas las dimensiones existenciales del ser humano y que puede cambiar la química cerebral y mejorar el Sistema inmunitario al aplicarlas sobre nosotros mismos o sobre los demás.



Es un recurso abierto a todas las personas, una terapia energética utilizada en todas las culturas desde épocas inmemoriales. Reina dentro de las terapias energéticas y vibracionales, la Curación o Sanación Espiritual y su principio fundamental está basado en considerar que el ser humano es un partícipe de la realidad física y espiritual.

Partiendo de la base de que el estado de salud o enfermedad de las personas incluye no solo el cuerpo físico sino también el cuerpo mental inferior, el etérico y el astral o emocional, es posible afirmar que todo en la vida de los seres humanos está determinado por el grado de “fricción” que existe entre el alma y la personalidad.

Las prácticas de la Curación Espiritual

Se basa en la adecuada preparación de practicante y del sanador o terapeuta que trabajan mediante el acceso a determinadas vibraciones de la Energía Universal sanadora que canalizan y proyectan hacia la estructura energética del ser humano (paciente); estas bandas de energía universal vibran en altísimas frecuencias y muy cortas longitudes de onda y pueden penetrar hasta el nivel celular y atómico, transmutando y transformando las energías inarmónicas, disolviendo bloqueos energéticos, deshaciendo congestiones excesivas de energía, y aportando orden y estructura en las tres dimensiones existenciales del ser humano, devolviéndole con ello la armonía y la sanación.

La sanación espiritual actúa en la dimensión espiritual no es una terapia mental-emocional, durante la terapia el terapeuta y el paciente entran en un espacio sagrado que es un nivel elevado de conciencia en el que se produce la sanación canalizando hacia el paciente una determinada gama de frecuencias de la Energía universal para limpiar y transmutar las energías negativas que existen en torno a la huella traumática o el bloqueo energético limpiándola en profundidad para que no quede ningún residuo energético desfavorable que pueda volver a emerger y actuar como núcleo inicial al que se puedan ir anclando otras energías negativas similares por analogía, de esta forma la sanación espiritual transmuta la anterior realidad que originó la enfermedad que una vez sanada ya no se puede volver a reorganizar.

Cada vez que un pensamiento negativo llega a la mente de una persona esta circunstancia daña su alma y también su cuerpo y es allí donde es necesario poner en práctica un principio que dice: No intente curar su cuerpo sin curar también su alma; esto quiere decir que, la verdadera raíz de un dolor o enfermedad se origina en el alma y para curarse es necesario sanar el alma.

Las personas que son tratadas con la sanación espiritual reciben una transmisión de energíaque reestructura y reordena las energías alteradas y reactiva sus recursos naturales, su sistema inmunitario y sus fuerzas internas para ayudarles a enfrentarse a la enfermedad, aumenta su capacidad de recuperación y frecuentemente consiguen mejorar su sintomatología y aumentar su confianza en sí mismos y la paciencia para afrontar sus enfermedades y también aumenta su capacidad para afrontar el dolor; dejan de verse a sí mismos como enfermos y pasan de identificarse con su enfermedad y sentirse como un “ser enfermo” a verse como seres humanos completos con un desarreglo en sus cuerpos físicos “Yo no soy mi enfermedad”.

La salud y la sanación son estados de integridad energética que conllevan una determinada vibración de nuestra estructura energética y de nuestra mente, que podemos alcanzar mediante las prácticas de sanación y de autosanación espiritual.-José María Jiménez -

Aleja (Consejosdelconejo)

domingo, septiembre 17, 2017

¿CÓMO BALANCEAR TUS CHAKRAS?

Chakra es una palabra sánscrita que significa “rueda de la energía”, o “rueda de la luz”. Tus chakras son el mapa o plan energético para el cuerpo-mente. Estos centros de energía o chakras se conectan entre sí a través de circuitos o flujos de energía de fuerza vital dentro de tu cuerpo-mente. Dicho de otro modo, los chakras son la energía eléctrica de un aparato donde el aparato es nuestro cuerpo-mente. Regulan la energía entre las diferentes partes del cuerpo y entre el cuerpo, la tierra y el Universo.

Las prácticas para balancear los chakras te ayudarán a eliminar las obstrucciones a nivel subconsciente de tu sistema de energía. Tener los chakras bien equilibrados mejoran tu salud y tu bienestar personal y mental.

Limpiar y equilibrar los chakras puede ser de gran ayuda en procesos de sanación para encontrar la salud y superar los obstáculos que se presentan, sin embargo para que el efecto sea duradero y nuestro sistema energético permanezca balanceado, debemos trabajarnos a un nivel físico, mental, emocional y espiritual.

¿Cómo Alinear o Balancear nuestros Chakras?

Para alinear o balancear los Chakras podemos practicar la Meditación, el Reiki, el Yoga, realizar ejercicios de Afirmaciones, usar la gemoterapia, la aromaterapia, entre otros. En esta oportunidad usaremos los ejercicios de Afirmaciones y la meditación usando mudras.

Los mudras son gestos o posiciones especiales de las manos para abrir los chakras. Los mudras tienen el poder de enviar mas energía a chakras particulares. Para intensificar el efecto, los sonidos son cantados. Estos sonidos son de letras en sánscrito. Cuando son cantados, ellos causan resonancia en tu cuerpo que tu puedes sentir en el chakra para el que están destinados.

Para pronunciación, tengan en mente que:
La “A” es pronunciada como en “aah”,
La “M” es pronunciada como en “mng”.

Haz una meditación por 7 a 10 respiraciones. Canta el sonido varias veces durante cada respiración (por ejemplo 3 veces).

1. Primer chakra o Chakra Raíz.

Se encuentra en la base de la columna, en el coxis. A través de él nos conectamos con la tierra, absorbemos su energía y evacuamos las energías que nos sobran.

Es necesario para balancear este chakra dejar fluir la energía, dejarse llevar con la vida y liberarse de los obstáculos que te impidan avanzar y adaptarte al mundo.
Afirmaciones: Estoy dispuesto a soltar todos los miedos, preocupaciones y situaciones relacionados al dinero, mi carrera, seguridad y protección. Yo se que estoy perfectamente protegido y que todas mis necesidades están cubiertas en abundancia.
Mudra: Deja que las puntas de tu dedo pulgar y dedo indice se toquen. Concéntrate en el Chakra de la raíz, que esta en el punto entre los genitales y el ano. Canta el sonido LAM.


2. Segundo chakra o Chakra Sacral.

Se encuentra situado en el bajo abdomen, a la altura del ombligo. Este chakra se relaciona con el deseo, el sexo, la pasión, el movimiento y el cambio.

Para alinear este chakra se recomienda crear relaciones estables, basadas en la confianza, el cariño y el sexo de forma ordenada
Afirmaciones: Yo suelto todos mis deseos hacia la luz. Yo suelto cualquier miedo y pensamientos negativos que me impiden sentir paz, armonía y equilibrio. Todos mis pensamientos y emociones fluyen armoniosamente. Todos mis deseos están perfectamente equilibrados.
Mudra: Coloque sus manos en su regazo, las palmas hacia arriba ,una encima de la otra. La mano izquierda es la que queda abajo y su palma toca la parte de atrás de los dedos de la mano derecha. Las puntas de los dedos pulgares se tocan suavemente . Concéntrate en el Chakra Sacral, en el hueso Sacro. Entona el sonido VAM.








3. Tercer chakra o Chakra del Plexo Solar

Se sitúa en el plexo solar y es el encargado del poder y la energía.

Equilibrar este chakra consiste en desarrollar la confianza en uno mismo y mantener relaciones humanas sanas y cordiales.
Afirmaciones: Estoy dispuesto a soltar todos los miedos y situaciones que tienen que ver con el poder y el control. Acepto enteramente mi poder, esta bien que tenga control sobre mi poder y me permito usar el poder que Dios me ha dado al servicio del amor y la luz.
Mudra: Ponga sus manos frente a su estomago, ligeramente debajo del plexo solar. Deja que los dedos se unan en la parte superior, todos apuntando en dirección contraria a tu cuerpo. Cruza los pulgares. Es importante que los dedos estén rectos. Concéntrate en el Chakra del ombligo localizado un poquito hacia arriba de el ombligo. Canta el sonido RAM.


4. Cuarto chakra o Chakra del Corazón.

Se sitúa en el corazón y regula lo relacionado con el amor. Este amor nada tiene que ver con el amor sexual, se relaciona con el respeto, con la libertad y con la tolerancia.

Para balancear este chakra hay que mantener relaciones sentimentales sanas, de entender desde el corazón, de aceptar lo que va y viene y ser felices amando de esta forma.
Afirmaciones: Voluntariamente suelto todos los miedos y preocupaciones sobre dar y recibir amor. Mi corazón esta abierto y fluye libremente con amor para mi mismo y los demás. Me permito dar y recibir amor fácilmente.
Mudra: Siéntate con las piernas cruzadas. Deja que las puntas de tu dedo indice y pulgar se toquen. Pon tu mano izquierda en tu rodilla izquierda y tu mano derecha frente a la parte baja de tu hueso del esternón (arriba del plexo solar). Concéntrate en el chakra del corazón, en el centro de tu pecho, a nivel con tu corazón. Canta el sonido IAM.









5. Quinto chakra o Chakra de la Garganta

Se encuentra en la garganta y es el encargado de la comunicación.

Para balancear este chakra hay que trabajar en la tranquilidad y la alegría, dejarse llevar y abandonar los miedos son los elementos esenciales para desarrollar una buena comunicación con nosotros mismos y los demás.
Afirmaciones: Voluntariamente suelto todo miedo y negatividad que me bloquea de expresar mi verdad. Hablo mi verdad amorosamente y permito a mi Yo Superior hablar a través mio. Yo uso mis palabras para crear belleza en este mundo.
Mudra: Cruza tus dedos en la parte interior de tus manos, sin cruzar los pulgares. Deje que los pulgares se toquen en la parte superior, y levantelos un poco. Concéntrate en el Chakra de la garganta, ubicado en la base de la garganta. Canta el sonido HAM.









6. Sexto chakra o Chakra del Tercer ojo.

Se encuentra en el entrecejo y se encarga de regular todo lo relativo a la intuición. Es conocido como el tercer ojo.

Tenemos que atender más a nuestra intuición personal para equilibrar este chakra, meditar y visualizarnos tal y como queremos vernos para ser felices.
Afirmaciones: Voluntariamente suelto todos los miedos de ver hacia el pasado, el presente y el futuro. Esta bien para mi ver mi verdad. Mi visión esta perfectamente ordenada e iluminada por el amor.
Mudra: Pon tus manos frente a la parte inferior de tu pecho. Los dedos medios están rectos y se tocan en la parte superior, apuntando hacia el frente. Los demás dedos están doblados y se tocan en las dos falanges superiores. Los pulgares apuntan hacia ti y se tocan en las puntas. Concéntrate en el chakra del tercer ojo ligeramente abajo del punto entre las cejas. Canta el mantra OM o AUM.


7. Séptimo chakra o Chakra de la Corona

Se sitúa en la coronilla. Centro de sabiduría y la espiritualidad plena.

Cuando este chakra está desequilibrado, nos sentimos solos y desamparados. La mejor manera de alinearlo es quererse a uno mismo y fluir con la vida, de esta forma, comprenderemos nuestra esencia espiritual.
Afirmaciones: Permito a la luz disolver cualquier barrera que me impida recibir la sabiduría y guía Divina. Suelto todo miedo de escuchar a mi Yo Superior, a Dios, mis ángeles y guías espirituales. Yo se que estoy a salvo de seguir a mi guía espiritual interno. Permito que esta me guíe hacia hermosas oportunidades donde puedo compartir mi verdadera naturaleza como un ser poderoso, amoroso y espiritual. Escucho, confío y permito ser guiado.
Mudra: Pon tus manos frente a tu estomago. Deja que los dedos anulares apunten hacia arriba, tocándose en la parte superior. Cruza el resto de tus dedos, con el pulgar izquierdo debajo del derecho. Concéntrate en el Chakra de la Corona, que esta sobre tu cabeza. Se meditará en silencio.


Advertencia: No use esta meditación para el Chakra de la Corona si no tiene un Chakra Raíz fuerte (Primero necesita un cimiento fuerte).Fuente: Sanazion.com 



sábado, septiembre 16, 2017

SI ACEPTAS LOS PROBLEMAS, DESAPARECERÁN

Si sientes miedo, es porque algo te inquieta. ¿Para qué convertir el asunto en un problemas? Reconoce que tienes miedo, al igual que posees dos manos. ¿Para qué crear un problema? Es como si te preguntaras por qué tienes una nariz, en lugar de dos.


El miedo está allí y lo único que debes hacer es tomar nota y aceptarlo. Acéptalo y no te preocupes. Verás que súbitamente desaparece.

Esa es la alquimia interior: los problemas desaparecen tan pronto como se aceptan, pero se agrandan y complican cuando se entra en conflicto con ellos. Claro que hay sufrimiento y con él viene el miedo. Pero acéptalo porque no hay nada que puedas hacer al respecto. No pienses que estoy hablando de pesimismo al decir que no puedes hacer nada al respecto. Cuando digo que no hay nada que puedas hacer, te estoy dando la clave para solucionar el problema.

El sufrimiento es parte de la vida y del crecimiento, y no hay nada de malo en él. El sufrimiento se convierte en algo malo solamente cuando es destructivo, y no se utiliza para crear; el sufrimiento se convierte en algo malo solamente cuando la persona sufre y no aprende nada de su sufrimiento. Yo quiero decirles que cuando el sufrimiento deja lecciones es una fuerza creadora.

La oscuridad es bella cuando insinúa la pronta aparición del alba; la oscuridad es peligrosa cuando es interminable y no insinúa un amanecer. Es peligrosa cuando sencillamente se perpetúa y la persona continúa moviéndose como autómata en la rutina de su círculo vicioso. Esto te puede suceder si no estás alerta: por querer salir de un sufrimiento, terminas creando otro, y para escapar de ese creas otro, y luego otro, y así sucesivamente. Y todos esos sufrimientos que no has vivido continúan aguardándote. Han escapado, sí, pero simplemente para caer en otro sufrimiento, porque la misma mente que creó el primer sufrimiento, crea también los siguientes. El sufrimiento siempre estará ahí porque es una creación de la mente.

Acepta el sufrimiento y atraviésalo; no escapes. Es una dimensión completamente diferente en la cual debes trabajar. El sufrimiento está ahí; sal a su encuentro, atraviésalo. El sufrimiento estará ahí, de modo que acéptalo. ¿Qué temblarás? ¡Entonces tiembla! ¿Para qué fingir que no tiemblas, que no sientes miedo? Si eres cobarde, pues acéptalo.

Todas las personas son cobardes. Aquellas a quienes llamamos valientes solamente están fingiendo porque muy en el fondo son tan cobardes como el resto del mundo. En efecto, son quizá más cobardes porque para crear su cobardía se han fabricado una máscara de bravura y tratan de actuar de tal manera que nadie piense que son cobardes. Su bravura es apenas una fachada.

¿Cómo podemos ser valientes? La muerte está ahí. ¿Cómo podemos ser valientes si somos apenas hojas sacudidas por el viento? ¿Cómo podría no temblar una hoja? Cuando el viento sopla, la hoja se estremece. Pero nunca acusamos a la hoja de cobarde. Sólo sabemos que está viva. Así, cuando tiemblas y el miedo se apodera de ti, eres como una hoja al viento -¡hermoso! ¿Para qué formar un problema de ello?

Pero la sociedad todo lo ha convertido en problema.

Cuando un niño siente miedo de la oscuridad le decimos: “No tengas miedo, sé valiente”. ¿Por qué? El niño es inocente; es natural que sienta miedo en la oscuridad. Pero lo obligamos a ser valiente y a esforzarse por serlo. Entonces, se llena de tensión y se limita a soportar la oscuridad; todo su ser está tenso y listo para temblar, pero el niño se reprime. Ese temblor reprimido lo perseguirá durante toda la vida. Habría estado bien temblar en la oscuridad; no habría nada de malo en ello. Habría estado bien llorar y correr y refugiarse en los brazos de sus padres, no había nada de malo en ello.

Ese niño habría salido de la oscuridad con mayor experiencia y mayor conocimiento. Después de temblar y sollozar en la oscuridad se habría dado cuenta de que en realidad no había nada que temer. Al reprimirlo, nunca logras experimentar el fenómeno en su totalidad y no extraes de él lección alguna.

La sabiduría viene con el sufrimiento, a través de la aceptación. Cualquiera que sea la situación, siéntete a gusto en ella. ¡Eres hermoso! Acéptalo y, no importa lo que suceda, permite que pase y vive la situación.

El sufrimiento no tarda en convertirse en aprendizaje, en cuyo caso se convierte en una fuerza creadora. El miedo te dejará intrepidez y la ira te dejará compasión. Al comprender el odio, nacerá en ti el amor.

Pero eso no sucede creando un conflicto, sino viviendo con la consciencia alerta. Acepta y atraviesa la situación.-Osho-

Aleja (Consejosdelconejo)

viernes, septiembre 15, 2017

EL VERDADERO CAMINO HACIA LA LUZ SE ENCUENTRA DENTRO DE CADA UNO

Quien comprende que estar aquí en este plano no es más que una maravillosa oportunidad de aprendizaje, ya se encuentra en el camino, y este tiene como propósito fundamental que cada ser humano descubra quien Es.



No obstante, cuando lo anterior no ha tenido lugar, es decir, cuando no se ha adquirido una vasta comprensión de los misterios de la vida con sus infinitas posibilidades y enseñanzas, el individuo está muy lejos de liberarse y está en realidad, creando nuevos conceptos, expectativas, sacando sus propias conclusiones entre lo que realmente es y lo poco que sabe de su identidad profunda y en consecuencia dando pasos basados en una identidad incompleta, esa que en realidad, fabricó su mente.

El ser humano ha desarrollado, por el paso de la Tierra muchos caminos, pero es realmente importante comprender que, en cada paso que da, se encuentra con una infinidad de alternativas que le presenta la vida, algunas que no le llevaran a profundizar dentro de sí mismo y otras que si le permitirán abrir la mente y el corazón, siempre y cuando comprenda cada una de las señalesque desde lo alto le llegan, porque es de la única forma que aprende, entonces se forma la senda principal que la Vida ha preparado para brindar al individuo, el conocimiento que, amparado por el amor, constituye la semilla de la sabiduría verdadera.

Es necesario aprender a identificar aquello que lleva a progresar, crecer interiormente y alcanzar algo trascendental, pues existe realmente lo único que debemos conocer para avanzar en este sistema de cosas, y es sencillamente aquello que surge del Amor. Sólo el Amor que está más allá de las palabras llega a iluminar al hombre en la Tierra como base principal. Sin embargo, el amor se ha transformado en un concepto que se ha alejado de su verdadera definición, y tiende a relacionarse equivocadamente con las emociones, desconociendo que amar es la forma natural, en que la realidad se cohesiona con el existir, que le da base y sustenta la creación universal.

Quien encuentra en su propia naturaleza todo aquello que necesita saber, comenzará una etapa en la cual lograra dejar de etiquetar, nombrar o clasificar las situaciones de la vida y las transformará en material cargado de verdades universales que aprovechara para recuperar su poder, debido a que no hallará formas de conceptualizar la totalidad de lo que existe, porque encontrará en sí mismo un reflejo de todo cuanto llama realidad y no podrá definir la Unidad Absoluta.

Es más meritorio que el hombre conozca antes que nada su propio corazón, que la acumulación de saberes basados en conceptos, sin haber encontrado primero en sus propias profundidades aquello que lo separa de su propia esencia y de todo lo que lo condiciona a estar encadenado y a permanecer atrapado en sus apreciadas oscuridades de la que no es consciente. Es más valioso que compruebe primero a través del conocimiento de su propio Ser que mora en el interior, antes que suponga y de por cierto, aquello que aún no conoce, al procurar intelectualizar lo que recibe desde afuera, sin abrir la puerta donde entra la Luz lo que lo guía.

En realidad, no hay nada afuera que pueda ser Verdad y que se denomine espiritualidad autentica, que aquella luz que se ha descubierto dentro, como primer paso.

En este peregrinar se puede acceder a grandes conocimientos de forma externa, complejos esquemas sobre el funcionamiento de las cosas y sobre cómo se debe tener contacto con lo divino, pero si no se ha experimentado o comprobado internamente con plena responsabilidad y disciplina, lo que se “aprende” puede no ser exacto.

Aceptar lo que percibimos a través de los sentidos, sin estar preparados para usar antes el tamiz indispensable que brinda el haber recorrido sin temor, el camino del aprendizaje interiorverdadero del amor, que se enseña desde el Interno, no quiere decir que ya se encuentra en la senda.

No será posible cambiar la luz interna que resplandece, por los brillos que surgen de las mentes, antes de estar preparado para aceptar siempre y cuando sea cada uno su propio maestro del discernimiento. Esto es, saber cuándo algo resuena en el interior, y no confundirlo con algo que en realidad, resuena en la mente, que es en definitiva, lo que se asocia con el sistema de conceptos e ideas.

Por lo tanto, el único sendero es el Amor y el maestro está en cada corazón, así mismo la enseñanza está dentro de él, en la medida que la voluntad permita ir despejando el camino del despertar. Entonces poco a poco se logrará acceder a la infinita sabiduría que se halla en las profundidades de cada Ser, en la cual, ante todo, es necesario saber que lo que llega por medios exteriores, son instrucciones que complementan o desvían la luz.

Manifestar obediencia al Ser Interno y establecer comunicación con los mundos superiores permite acceder a la sabiduría que, se obtiene con el propio trabajo interno primero, desde sus propias raíces, y no desde otros. En determinadas circunstancias es bueno el saber escuchar y guardar conocimientos externos, pero no hay que dudar nunca que la Verdad Universal es mucho más armoniosa que cualquier tipo de enseñanza humana y, por lo tanto, ha dotado de un corazón donde se ha depositado aquello que, dado el momento, permitirá acceder a la verdad que se oculta en algo tan simple y a la vez tan grandioso como cuando en el amanecer emerge el astro sol.

Aleja (Consejosdelconejo)

jueves, septiembre 14, 2017

CÓMO PEDIR AL UNIVERSO LO QUE DESEAS

La Ley de la atracción es una de las leyes más poderosas de este Universo. Esto significa que atraes experiencias de realidad, eventos y personas que están alineadas con tu energía y vibración.



Todo el mundo y cada experiencia que entra en tu vida es un maestro que de alguna manera se está atrayendo a ti en tu estado actual de conciencia. Si creemos que esto es cierto, también podemos cambiar activamente nuestra energía y nuestra vibración para atraer un conjunto diferente de experiencias u oportunidades en nuestras vidas.

Cuando levantamos nuestra energía y nuestro nivel de conciencia, nuestro ambiente externo refleja lo mismo y nuestra energía empieza a atraer un nuevo conjunto de experiencias. Porque somos co-creadores de nuestro destino, también tenemos el poder de crear y manifestar eventos en nuestras vidas. Podemos enviar nuestras peticiones al Universo, casi como si estuviéramos enviando un deseo y viéndolo regresar a nosotros.

Si estás buscando manifestar o crear un evento en tu vida, si estás atrayendo a un nuevo amante, el dinero, un nuevo trabajo o simplemente una solución pacífica a una situación, aquí te decimos cómo hacerlo:

1. Desarrolla una Relación con el Universo.

Si eres nuevo en la ley de la atracción y el funcionamiento interno del Universo, puede ser beneficioso comenzar a desarrollar una relación para que puedas ver de primera mano cómo funciona el Universo. Está muy bien que alguien te diga “como atrae” pero hasta que empiezas a verlo en funcionamiento, puede ser difícil de entender.

Para empezar a desarrollar tu relación con el Universo, primero tienes que creer en tu poder y ver los milagros que puedes crear. Tal vez empezar en un pequeño nivel primero, como pedirle al Universo una señal.

2. Establece tu intención.

Sólo porque pides algo, no significa que vas a recibir exactamente como lo pediste. Esto es especialmente cierto si lo que estás pidiendo viene de un lugar del ego o hay resistencia y bloquea lo que estás pidiendo.

Antes de pedirle al Universo lo que quieres, primero tienes que aclararte con tu corazón y sintonizar realmente con lo que desea tu corazón. Una vez que has fijado tu intención y estas claro en lo que quieres, se hace mucho más fácil atraerlo a tu vida.

3. Visualizar.

Con su intención en tu corazón, cierra los ojos y comience a visualizar la recepción de su intención. Visualiza como puede verse, lo que sientes y cualquier otro detalle que sea necesario.

Permítase ser llevado por los sentimientos que estás experimentando. Realmente siente todas las emociones que vienen con tener su solicitud respondida. Cuantos más sentimientos puedas conjurar, más potente será tu solicitud.

4. Agradece y pide.

Una vez que te sientas en ese lugar de sensación y emociones sobre lo que deseas están, es hora de pedir al universo. Comienza con “Gracias”, ya que esto te permite pedir con la intención de que tu solicitud ya está siendo recibida por el Universo.

Ejemplo: “Gracias Universo por dar / traer / abrirme a … ”

5. Libera y entrega.

Una vez que hayas pedido tu deseo, necesitas liberar y entregar todo el control al Universo. No puedes manejar la entrega dentro y fuera de tu deseo. El “cómo” depende del Universo, así que entrega todos los apegos a tu deseo y permanece abierto de mente sobre cómo tu deseo será entregado.

De hecho, cuanto más abierto estés dispuesto a permanecer, más fácil será para ti reconocer la magia del Universo funcionando.

6. Confía en el Tiempo Divino.

Otra ley del Universo que es importante entender aquí es el Tiempo Divino. Lo que has pedido llegará a su manera cuando el momento perfecto se presente. Tienes que confiar en que una vez que hayas enviado tu deseo al Universo lo recibirás de nuevo en el momento perfecto.

Después de lanzar tu deseo, sigue confiando en el proceso y mantén el sentimiento emocional fuerte en tu corazón. Después de todo, lo que quieres es menos sobre el objeto o la persona y más sobre el sentimiento que crea.

Aleja (Consejosdelconejo)

miércoles, septiembre 13, 2017

PRINCIPALES ERRORES AL PRACTICAR HO’OPONOPONO

Vamos a ver cuáles son los errores más comunes en la práctica de ho’oponopono, que pueden entorpecen el que se noten resultados positivos. Es importante practicar todo lo que puedas durante el día, no es necesario estar doce horas diarias pero sí hacer la practica con regularidad, quizás un día practiques tres horas, otro día seis, otro día cinco, lo importante es adquirir el hábito de practicar todos los días.



Recuerda, que cualquier momento es bueno para repetir mentalmente las palabras de ho’oponopono, puedes ir caminando y repites mentalmente la palabra o palabras que elijas; en el metro, el autobús, en casa, cuanto más practiques más memorias borraras, más cambiarás tu punto de atracción y por tanto, más cambios positivos verás en tu vida.

Lo que no servirá de mucho, es practicar 10 minutos al día y el resto del día estar preocupándote por tus problemas y dándoles aún más fuerza para que entren en tu realidad. Es necesario aquietar la mente, muchos de nuestros pensamientos son negativos y no solo nos hacen sufrir, además; eso que temes, no lo dudes, se materializará en tu realidad.

La práctica de ho’oponopono es muy sencilla y si repites con constancia llegará un momento que lo harás de forma automática, saldrá solo, sin esfuerzo, será un hábito para ti, el mejor hábito que puedes adquirir. Ho’oponopono es la llave para conectarte con la paz mental, la alegría, la armonía y cosas que ahora ni puedes imaginar entrarán en tu vida, yo cada día me siento más impresionada de cómo atraigo milagros constantemente a mi vida, no los puedo entender desde la lógica, sé que es por esa conexión con la Divinidad, por esa apertura al campo de infinitas posibilidades y por mi sanación a nivel subconsciente, que es mi punto de atracción, simplemente mágico

Otro de los grandes errores son las expectativas de un resultado específico y en un tiempo determinado. El objetivo de ho’oponopono NO es que te llegue un trabajo específico, el dinero que tú quieres, la pareja que tú quieres, ¡no es tu sirviente!

Creemos saber qué es lo mejor para nosotros, cómo y cuándo deben suceder las cosas, no sabemos nada, nuestra mente lógica solo ve limitadas soluciones a un problema, ¡hay infinitas!, ábrete a la magia de la vida.

Si tienes un problema no dudes que si practicas ho’oponopono, la solución al problema llegará, pero en el momento oportuno y de la forma mejor para ti. Confía en que algo pasará porque así será, pero no te obsesiones con un resultado específico, no visualices nada, no servirá, solo “borra”, el universo sabe cuál es tu problema y su solución.

La limpieza debe ser hecha y no tener expectativas, solo la Divinidad sabe qué es lo correcto y perfecto. Lo que sí puedo decirte, es que si estás dispuesto a tomar responsabilidad por tus memorias y optas por limpiar y soltar, la Divinidad está haciendo su parte, borrando y transmutando memorias a cero, creando un vacío y en este estado de vacío es cuando las respuestas y soluciones llegan sin el menor esfuerzo, puesto que en cero o vacío es donde Dios reside .

Quizás, las soluciones no llegan como las esperabas, o en un tiempo determinado, pero siempre llegan, por ello es muy importante hacer la limpieza, soltar y confiar que algo se está borrando aun cuando no nos demos cuenta,

La ley del desapego es una de las leyes incluída en la técnica de ho’oponopono, ten metas y objetivos, comienza el camino que de verdad quieras emprender, sé valiente y hazlo, sigue la llamada de tu alma, pero “borra” en el camino y ábrete a los milagros.

Crees que sabes cuál es la solución al problema, cuál es la persona adecuada para ser tu pareja, cuál es el mejor trabajo para ti y; ¿ si hay algo mejor que te espera? Apegarse en exceso a un resultado concreto es mostrar que no confías en Dios, déjalo en sus manos, Él sabe mejor.

Cuando te notes muy enganchado a las expectativas, por un resultado concreto, dile a la Divinidad: “Divinidad lo dejo en tus manos, tú sabes lo que es más adecuado para mi”. Esto o algo parecido, no se trata de fe, simplemente tienes que ser consciente de que lo que estás haciendo es muy potente y confiar que algo pasará, si no crees que utilizar esta técnica puede ser bueno para tu vida ni lo harás.

Hay una inteligencia universal que sabe qué es lo más adecuado para ti, y será más de lo que esperas, porque el ser humano cuando pide algo lo hace desde el conformismo, la conciencia de no merecimiento y la escasez, así que no pedir ningún resultado concreto con la práctica de ho’oponopono es positivo, porque en realidad, las sorpresas serán mayores que si te enfocas en un resultado específico. Nos hemos olvidado de quiénes somos, el poder que tenemos y de pedir a lo grande.

Nada que sea negativo para ti puede llegar a tu vida practicando ho’oponopono, así que ríndete al Universo y conéctate con él

Ríndete ¿te suena a cobardía?, ¿por qué te empeñas en luchar tanto?, quizás porque te dijeron que en la vida todo se consigue a base de esfuerzo y lucha, FALSO, no hay que hacer casi nada, todo puede darse de forma fácil, por supuesto que será necesario una acción pero una acción sin unirla a la connotación de esfuerzo, una acción alegre y fluida.

Ríndete y la vida se pondrá de tu lado, será tu aliada, ríndete y siente la Paz del Universo.
M. José Cabanillas

Aleja (consejosdelconejo)

martes, septiembre 12, 2017

LOS 7 PRINCIPIOS METAFÍSICOS UNIVERSALES

Ya en la antigua Grecia, Hermes, considerado padre de la Sabiduría, escribió estos principios fundamentales, que fueron guardados para que tan sólo unos pocos escogidos, pudieran conocer su contenido y que más tarde fueron recopilados en el libro Kybalión.



Los maestros herméticos modernos consideran la alquimia como un arte de “transmutación mental” en donde se reemplazan pensamientos de baja vibración por otros de alta vibración y que podrá darse gracias al conocimiento de estas leyes.

El origen de los problemas surge porque una de estas leyes ha sido quebrada. Estos principios se encuentran operando de forma constante y el no conocer su funcionamiento es el único factor que afecta al sufrimiento del ser humano ya que, conocerlos, puede llevarte a entender el problema y darte el Poder de transformarlo. Los principios son los siguientes:

1. Principio de Mentalismo: “El Todo es mente; el Universo es mental”

Todos estamos conectados por una sola mente, esa mente es denominada por el Kybalión el “Todo” sintetizándose la idea de una Única Presencia. Si existe una sola mente, todo lo que existe es creado por ésta, y el ser humano al estar hecho a su imagen y semejanza, crea con su Mente y pensamientos todo lo que se manifiesta en sus vidas.

El Universo es Mental y esto significa que cada una de las cosas que vivimos depende de nuestro pensamiento, entonces tu primera tarea es “ser consciente de tu pensamiento para poder educarlo”.

2. Principio de Correspondencia: “Como arriba es abajo, como abajo es arriba”

Si somos capaces de comprender que lo que se manifiesta abajo, (o fuera, en el mundo) es lo manifestado arriba (o dentro, en nuestra mente) entenderemos que los acontecimientos que nos suceden son un reflejo de como nuestra Mente está enfocada y cuáles son los pensamientos que reinan. Lo que nos ocurre es una Analogía de lo que pensamos.

3. Principio de Vibración: “Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra”

Esto significa que el Universo en el que vivimos no existe nada firme y estable. Todo se encuentra en continuo movimiento, una continua vibración y transformación.

Si nuestra Mente se aferra a una idea (una persona, una situación, un trabajo), si ésta se transforma, tenderemos al sufrimiento, ya que nuestra inflexibilidad al cambio no nos permitirá fluir con lo que sucede.

La vibración es baja, lenta y densa cuando nuestros pensamientos son negativos y estáticos, no permitimos el cambio y la transformación, no fluimos con la vida. Al contrario, nuestra vibración es alta, ligera y rápida cuando decidimos vivir en el amor la alegría y felicidad. Esta vibración traerá consigo su correspondiente emoción.

4. Principio de Polaridad: “Todo es doble, todo tiene dos polos, todo”

Su par de opuestos; los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semi-verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.

Este principio nos explica que en todo hay dos aspectos y que los opuestos forman parte de la misma cosa diferenciándose por su grado o vibración. Por ejemplo amor-odio, blanco-negro, bien-mal, todo es lo mismo pero uno en grado negativo y otro en positivo.

El comprender este principio nos da la capacidad de poder transformar nuestros pensamientos y emociones. Si tenemos miedo, no vamos a poder eliminarlo, pero si transformarlo en valor por ejemplo, haciéndonos responsables y conocedores de esta posibilidad y decisión de cambio.

5. Principio del Ritmo: “Todo fluye y refluye”

Todo tiene sus periodos de avances y retrocesos; todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el Ritmo es la Compensación.

Este principio significa que nada se mantiene en el mismo estado, que todo cumple un ciclo por lo que todo periodo de actividad, cumple otro de descanso.

El conocimiento de esta Ley hace que podamos neutralizar sus efectos. Existe un plano superior e inferior de conciencia si cada vez que vemos venir un periodo de sufrimiento logramos mantenernos en un plano superior, veremos el problema “desde arriba” tomando el control de la situación.

Neutralizar este ritmo, neutralizará también nuestras emociones, que tal y como dice este principio oscilará de un lado a otro y al neutralizarlas no serán tan intensas.

6. Principio de Causa y Efecto: “Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa”

Todo sucede de acuerdo con la ley; la suerte no es más que un nombre que se le da a una Ley no conocida, hay muchos planos de casualidad pero nada escapa a la Ley.

Este principio nos hace ver que la suerte no existe. No hay casualidad sino Causalidad. Para que las cosas salgan como queremos es necesario expandir nuestra conciencia y saber que se recibe lo que se da y que si nos encontramos en una determinada situación hay que buscar las causas que la han llevado a ella.

En este sentido es importante nombrar la atracción que hacemos de los acontecimientos, ya que la intención que mandamos en nuestras acciones y pensamientos es la moneda de cambio que se manifestará. Si yo quiero ser feliz, por necesidad de serlo, no mando el querer serlo, si no la necesidad de serlo. Además cuando se repiten situación es porque necesitamos aprender algo.

7. Principio de Género: “La generación existe por doquier”

Todo tiene sus principios femenino y masculino. La generación se mantiene en todos sus planos”. Este principio encierra la verdad de que el género se manifiesta en todo, siempre está en acción. En el plano mental espiritual también se encuentra, la mente subjetiva es la que sueña, imagina y visualiza (femenino) mientras que la objetiva corresponde con lo masculino.

La palabra género significa crear, concebir, producir y va más allá del plano físico. En los planos más elevados el principio toma forma más elevada por lo que este principio cierra un ciclo de creación que da lugar de nuevo al primero (mente- creación).

Aleja (consejosdelconejo)

lunes, septiembre 11, 2017

CUANDO EL UNIVERSO CONSPIRA A TU FAVOR

Existe un concepto contrario a la paranoia y es la pronoia, donde la persona siente siempre que el universo conspira en todo momento (y secretamente) para su beneficio. En teoría, la pronoia es un neologismo, definido como el estado mental contrario a la paranoia, donde el individuo tiene el presentimiento de que el mundo funciona para ayudarlo.



Personalmente, siento la pronoia como un estado de vibración, pues cuando te alineas con futuros, realidades y energías de alto calibre, literalmente sintonizas con eventos, personas y situaciones del mismo nivel y, por lo tanto, se tiene la sensación, y es literal, de que todo funciona siempre a favor de uno, en plena sincronía y armonía con las leyes, dinámicas, y procesos energéticos de la vida.

En todo caso, desde 1982, con su primera aparición como concepto público, la pronoia tomó su lugar dentro del lenguaje social, y donde algo que antes era simplemente una forma optimista de ir por la vida, ahora resulta que le fue concedido un nombre clínico, y hasta algunos han pensado que podría llegar a ser un trastorno psicológico que habría que tratar.

En general, muchos pensamos que, si las circunstancias y todo se vuelve a nuestro favor, es porqué estamos alineados con fuerzas mayores de la Creación que facilitan la manifestación de esos estados vibracionales altos. Aquí es cuando uno parece tener síntomas (que son lo que seguro, en algún momento, las farmacéuticas querrán que nos tratemos con medicamentos) de ataques repentinos de optimismo e incrementos de buena voluntad. Todo un problema para el sistema, la verdad, pues no vaya a ser que realmente creamos que las cosas pueden ir tan bien como lo estamos percibiendo y viendo materializado, y nos vayamos a acostumbrar a estar en ese estado.

Hasta los clásicos griegos la practicaban

En todo caso, el tema viene de lejos, ya que hace siglos, nuestros antepasados, sabían del poder que tiene alinearse con las fuerzas que rigen la vida y la naturaleza. Los griegos, por ejemplo, tenían una palabra –Kosmos– para refe­rirse a la totalidad ordenada de la existencia, una totalidad que incluía los mundos físicos, etéricos, emocionales, mentales y espirituales. Desde su punto de vista, la realidad última no era tanto el cosmos (la dimensión estrictamente física, nuestro universo 3D, la realidad espacio-tiempo que conocemos) como el Kosmos (con K, que incluye las dimensiones no-físicas, todo lo emocional, mental y espiri­tual de los niveles y planos superiores de la existencia).

El Kosmos, pues, no se refería sólo a la materia inanimada e in­sensible, sino a la totalidad viva compuesta por la materia, el cuerpo, la mente, el alma y el espíritu. Si debe existir una autén­tica alineación con la vida, no debe centrarse exclusivamente en el conocimiento y comprensión del cosmos, sino del Kosmos, en su conjunto, sino, no hay forma de explicar porqué existe realmente la pronoia, y porqué es tan real como lo es cualquier otra cosa.

Lo que ocurre es que la sociedad moderna ha acabado reduciendo el Kosmos al cosmos, la totalidad compuesta de materia, cuerpo, mente, alma y espíritu a la materia sólida pura y dura, como único referente de lo que es válido y real, hasta el punto de que, en el mundo insípido y anodino del materialismo científico, nos cerramos a la idea de que pueda existir realmente una forma de alinearse y conectarse con un universo más allá del plano físico, y vivir y disfrutar de sus leyes y sus invisibles dinámicas, que hacen que, literalmente, si te enchufas a ellas, conspiren en tu favor constantemente.

Viviendo en pronoia

Para ridiculizar este aspecto, el concepto de la pronoia pareciera estar en completa oposición con el mundo en el que estamos. No es nueva, pero si subversiva para el sistema establecido, que procura que no nos enteremos de ninguna de las formas de la maravillosa existencia de todo aquello que no vemos con nuestros ojos. Y, ¿cómo se vive en pronoia? Pues solo exige que uno se conecte al flujo de la vida en su más alta expresión: a través de las energías de la felicidad, de la risa, del amor, de la empatía, de la cooperación y colaboración mutua, y eso sucede cuando dejamos de vivir desde el modo “supervivencia”, saliéndonos de los miedos y la separación para conectarnos con el modo “disfrute del momento”.

La pronoia, en uno mismo, es tremendamente fácil de demostrar, y, en general, nos da igual que otros nos crean o no cuando les aseguramos que la vida parece conspirar a nuestro favor en determinados momentos de nuestro paso por este plano. Simplemente, cuando el ser humano se halla centrado en un determinado esta­do de la existencia, es decir, cuando vivimos en torno a un determinado nivel de consciencia, todo nuestro mun­do físico, energético, psicológico, nuestros sentimientos, motivaciones, ética, valores, nuestro sistema de creencias, nuestra visión acerca de la realidad en la que existimos, está en consonancia con los niveles de realidad más altos posibles dentro de nuestro planeta (evidentemente, acotados por la realidad macro del sistema bajo el que existimos, pero ya lejos de sus estratos más densos y complejos que es donde nos intentan mantener constantemente).

Los dos lados del péndulo

Cuando esto sucede, el Universo conspira y nos da total libertad. Podemos vivir desde la paranoia o desde la pronoia, o en cualquier estado intermedio según vaya de un lado a otro el péndulo de nuestra realidad. Ahora mismo, debido a los medios de comunicación, asistimos a un escenario donde se plasman muchas escenas de uno de los bandos, pero todos tenemos montones de oportunidades de experimentar la otra elección. El universo conspira en darnos aquello que elegimos o en lo que nos enfocamos: si somos pesimistas, nos dará más experiencias y acontecimientos en ese sentido.

Si elegimos el optimismo, comenzaremos a ver nuestra luz y la que hay en todo nuestro alrededor, sabremos siempre que formamos parte del conjunto de todo lo que existe, y ello nos permitirá ser desde la parte más divina y primordial que nos define.

¿Una pastilla para curar la pronoia? No, un esfuerzo por vivir siempre en ella. Mi Universo me dice que siempre me está y me estará ayudando, y no he percibido en ningún momento que haya dejado de hacerlo.
-David Topí-

consejosdelconejo

domingo, septiembre 10, 2017

La gratitud nos hace mejores y más fuertes: lo que dice la ciencia

La gratitud tiene increíbles beneficios para quienes la practican. Cultivar la gratitud no solo nos ayuda a cultivar el bienestar emocional y a regular el estrés, sino que también tiene repercusiones positivas sobre nuestra salud física.



No sorprende demasiado que la gratitud sea beneficiosa para la salud emocional. Lo sí resulta un poco más llamativo es que ser agradecido ayude a mejorar la salud física,sobre todo en la cultura del mens sana in corpore sano. En realidad, es una calle de doble sentido, ya que también funciona al revés: cuerpo sano en mente sana.

La buena noticia es que sea cual sea el método que utilicemos para dar las gracias, todo agradecimiento mejora de alguna manera nuestra salud. Esto es así gracias a los asombrosos efectos neurológicos que la gratitud tiene sobre nosotros.
Numerosos estudios demuestran que expresar y experimentar gratitud aumenta la satisfacción de aquel que la expresa, al igual que la vitalidad, la esperanza y el optimismo. Además, contribuye a disminuir los niveles de depresión, ansiedad, envidia y estrés relacionados con el trabajo.

Un estudio reciente, publicado en abril de 2017, encontró que las personas que experimentan y expresan gratitud reportaron menos síntomas de enfermedad física y mejor calidad de sueño. Si bien los efectos inmediatos del agradecimiento son claros, los autores argumentan que la gratitud también contribuye al éxito a largo plazo en las relaciones y el bienestar personal.

La gratitud es buena para el funcionamiento cerebral

Un estudio de 2009 realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en EE.UU encontró que el hipotálamo se activa cuando sentimos agradecimiento o al realizar actos con una intención altruista. Aunque puede resultar difícil de creer, esta investigación apoya la afirmación de que, literalmente, no podemos funcionar bien sin la gratitud, porque el hipotálamo es la parte de nuestro cerebro que regula importantes funciones corporales, como el apetito, el sueño, la temperatura, el metabolismo y el crecimiento.

La buena noticia es que la gratitud es adictiva, en el buen sentido de la expresión. Los actos de bondad y de agradecimiento liberan grandes cantidades de dopamina, una recompensa natural que funciona como estimulante para seguir motivados a cultivar el propio agradecimiento.
Pero esto no esto todo. Además, los resultados de las investigaciones sobre los beneficios de gratitud muestran que estos efectos neurológicos abren las puertas a muchos más beneficios para la salud física y mental.

Mejora la salud y disminuye los niveles de dolor físico

Puede ser difícil de creer que algo tan simple como ser agradecido pueda aliviar el dolor físico. Sin embargo, es completamente cierto; muchos estudios lo respaldan. Por ejemplo, según un estudio de 2012 publicado en Personality and Individual Differences, las personas agradecidas experimentan menos dolores y manifiestan sentirse más saludables que otras personas. 

No en vano, en la medida en que la gratitud favorece la liberación de dopamina, también puede ayudar a mejorar el dolor físico. Esto es así porque la dopamina es un neurotransmisor que desempeña un importante papel en el procesamiento del dolor y su efecto analgésico es muy importante.

Además, la investigación en general ha encontrado que las personas agradecidas también tienen más interés en cuidar su salud y hacen más ejercicio. De hecho, las personas que cultivan la gratitud hacen ejercicio con más frecuencia y son más propensas a hacerse revisiones médicas, lo que probablemente contribuya a su longevidad.

Por otra parte, también se ha constatado que, en lo que a la salud física se refiere, la gratitud puede bajar la presión arterial y mejorar la función inmunológica. Además, la gratitud se asocia con niveles más altos de colesterol bueno (HDL) y niveles más bajos de colesterol malo (LDL).

También se asocia con una disminución de los niveles de creatinina, un indicador de la capacidad del riñón para filtrar los residuos del torrente sanguíneo. Además reduce los niveles de proteína C reactiva, un marcador de la inflamación cardíaca y las enfermedades del corazón.

Mejora el sueño

Uno de los motivos por los que la gratitud mejora tanto el bienestar emocional como el físico es porque mejora en gran medida la calidad del sueño. Numerosos estudios científicos sobre la gratitud han producido el mismo resultado: la gratitud aumenta la calidad del sueño, disminuye el tiempo que se tarda en conciliar el sueño y alarga la duración del mismo.

Como anteriormente mencionamos, el sueño es una de las muchas facetas vitales controladas por el hipotálamo. Dado que la gratitud lo activa, el sueño está conectado a muchas funciones corporales, como las relacionadas con la ansiedad, la depresión, el dolor y el estrés, sin olvidar el sistema inmunológico.

La clave es lo que está en nuestras mentes cuando estamos tratando de conciliar el sueño. Si tienes preocupaciones o hay algo que te provoca ansiedad, el nivel de estrés en nuestro cuerpo aumenta, reduciendo la calidad del sueño, manteniéndote despierto y cortando tu sueño. Pero si estás pensando en esas cosas por las que te sientes agradecido, tus pensamientos inducirán una respuesta de relajación, lo que te ayudará a conciliar el sueño.

Alivia el estrés

Dormir mejor implica estar más relajado, lo que no solo es bueno para nuestra salud mental, sino también para nuestro corazón y nuestro sistema nervioso, puesto que nos ayuda a gestionar mejor el estrés.

En un estudio de 2007 sobre los beneficios de la gratitud con pacientes con hipertensión, los resultados mostraron una disminución significativa de su presión arterial sistólica. Lo que hicieron los sujetos fue contar sus bendiciones una vez por semana. Esta investigación también descubrió que escribir en un diario de gratitud puede reducir la presión arterial en un 10%.

Otros estudios han demostrado que la gratitud ayuda a disminuir el cortisol, la hormona del estrés. También se ha relacionado con niveles más altos de variabilidad de la frecuencia cardíaca, un buen marcador del estado de salud que puede ayudar a diagnosticar estados de estrés.

También se ha encontrado que la gratitud nos hace más resistentes a los traumatismos y los eventos estresantes, y que ayuda a la recuperación después de algo traumático.

Reduce la ansiedad y la depresión

Numerosos estudios sobre los beneficios del cultivo de la gratitud han demostrado que mantener un diario de gratitud, o escribir y enviar notas de agradecimiento puede aumentar nuestra felicidad a largo plazo en más del 10%. En este sentido, un estudio de 2005 también mostró que el mantenimiento de un diario de gratitud disminuyó la depresión en más del 30% durante la duración del estudio.

Otro estudio más reciente encontró que todos los sujetos con ansiedad y depresión que participaron en un experimento de escritura de cartas de gratitud mostraron cambios significativos en su comportamiento.

Es más, a través de imágenes de resonancia magnética se encontró que no solo había un aumento en la modulación neural, provocada por cambios en la corteza prefrontal medial, sino que eran más capaces de manejar las emociones negativas (como la culpa) y estaban más dispuestos a ser útiles, empáticos y amables.

Otro estudio, este realizado en 2012 por investigadores chinos, encontró que la gratitud tiene un profundo efecto en el sueño con implicaciones muy positivas para los sujetos con ansiedad y depresión.

Encontraron que en los sujetos con depresión, la cantidad y la calidad del sueño no estaban relacionadas con las puntuaciones de depresión más bajas, lo que se asoció a que la gratitud aliviaba sus síntomas depresivos sin importar cuánto o cuán bien dormía el paciente. Esto sugiere que uno de los beneficios de la gratitud puede ser la disminución de los síntomas relacionados con la depresión.

Sin embargo, en los sujetos con ansiedad, el sueño y la ansiedad reducida estaban asociados, lo que llevó a la conclusión de que las puntuaciones de ansiedad más bajas fueron el resultado de un sueño saludable. Aunque el resultado fue indirecto, el agradecimiento también condujo a un mejor sueño, lo que a su vez llevó a la reducción de la ansiedad.

Aumenta tu energía y vitalidad

Con todo lo que acabamos de ver no sorprende la afirmación de que la gratitud nos hace más fuertes, tanto física como mentalmente. Por una parte, la gratitud nos hace estar más sanos y, por otra, nos ayuda ser más optimistas y a tener más energía vital.

La investigación sobre la gratitud ha demostrado repetidamente que la gente agradecida tiene niveles de energía más altos, está más relajada, es más feliz y está más sana. Esto nos llevan a la conclusión de que ser agradecido tiene el potencial de alargar nuestra vida útil.

Eva Maria Rodríguez

sábado, septiembre 09, 2017

Madurez no siempre es añadir, sino también aprender a restar

La sociedad en la que vivimos nos ha generado necesidades falsas que nos instan a querer alcanzar determinadas metas para así conseguir la seguridad y bienestar que estas nos proporcionan. Estas necesidades nos llevan a un deseo de sumar que se convierte en sinónimo de felicidad, cuando en realidad este ansiado bienestar reside en aprender a restar.



No nos damos cuenta de que ese anhelo por sumar hace que nuestra vida se vuelva compleja, difícil y, en ocasiones, insoportable. Es entonces cuando nos estresamos y el tiempo parece no darnos para nada, cuando en realidad no es así. Lo que pasa es que estamos ocupándolo con cosas que en vez de llenarnos nos hacen sentir más vacíos.
Creemos que sumando más cosas o más personas seremos más felices. No obstante, ¿qué nos aporta esto? ¿Lo necesitamos de verdad?

Aprender a restar es sinónimo de madurez

En un mundo donde sumar está tan bien visto, donde la acumulación de cosas inservibles es síntoma de riqueza y donde cuántos más amigos tienes mejor es la imagen que proyectas, aprender a restar se convierte en un acto de rebeldía. Esto nos pondrá a prueba, pues iremos en contra de la visión de una gran mayoría, lo que supone todo un reto.

Cuando le llevamos la contraria a todos esos patrones de conducta, esos que la mayor parte de la sociedad repite sin ser consciente de ello, entonces surgen las críticas, los juicios de valor y las múltiples observaciones sobre nuestra manera de actuar que nos instan a regresar al punto de partida. A volver a creer que sumar es importante.

Ese lugar, origen de muchos de nuestros miedos e inseguridades, en el que empezamos a ponernos capas y más capas con la pretensión de sumar. Sin embargo, quizás bajo esa felicidad por tener pareja solo residía un gran miedo a ser abandonado, bajo esa gratitud por tener tantos amigos quizás solo habitaba un gran temor a quedarnos solos.
Aprender a restar no es más que liberarnos de cientos de capas inútiles que nos hemos puesto encima por miedos e inseguridades

¿Cuántas veces hemos buscado la aprobación de los demás? ¿En cuántas ocasiones hemos dejado de priorizarnos porque teníamos el foco puesto en las personas de nuestro entorno? La imagen que proyectamos, como consecuencia, es la de una persona madura, responsable y con muchas personas a nuestro alrededor. A la vez, esto tiene un precio: la imposibilidad de aprender a restar y soltar.

La liberación de abrazar la simplicidad

Aprender a restar es muy importante para dejar de sumar cosas inútiles en nuestra vida, muchas de las cuales tan solo nos traen dolor. Restar amigos que tan solo nos buscan por interés, abandonar parejas que en realidad no nos quieren y dejar de comprar objetos que tan solo llenan un espacio físico aumentando nuestro vacío emocional.

Cuando somos capaces de ver que la felicidad que nos puede proporcionar estar siempre sumando en nuestra vida es un espejismo, entonces estamos preparados para cambiar la perspectiva que hemos tenido hasta ahora sobre el mundo. Nos daremos cuenta de lo que no necesitamos, de lo que sobra, de lo que estorba. Sabremos decirle “adiós”.

En muchas ocasiones vemos como gente con mucho dinero se siente vacía o es infeliz. También observamos que aquellos que tienen más amigos en los momentos difíciles están solos y … qué decir de quienes alardean de tener pareja, pero que siempre están en búsqueda de alguien que en verdad les haga sentir.

Al final, refugiarnos en la falsa seguridad que nos proporciona sumar nos hace apegarnos y fingir que estamos cómodos con una situación que no hace más que aumentar nuestro malestar. Un malestar que nos insta a dejar ir, a soltar la complejidad y abrazar la simplicidad. Porque todo puede ser mucho más sencillo. Sin embargo, en no pocas ocasiones buscamos lo retorcido, lo complejo, lo que al final nos hiere.

Aprender a restar no es solo despojarnos de todo aquello que está ocupando un espacio innecesario, sino también volver a recuperar el equilibrio que debería imperar en nuestra vida. Un equilibrio que nos haga sentir bien y felices. Aunque esto solo es posible si dejamos de aferrarnos a lo complejo y empezamos a abrazar lo simple.

Raquel Lemos Rodríguez

viernes, septiembre 08, 2017

Expresar las emociones negativas de forma inteligente es ganar en salud

Expresar emociones negativas cuando las sentimos no significa perder la razón. Porque enfadarse, decir “basta, hasta aquí he llegado”, reaccionar frente a quien nos quiere sumisos, predecibles y callados es una reacción saludable y hasta necesaria. Nuestro temperamento, al fin y al cabo, tiene pleno derecho a desbordarse de vez en cuando para permitirnos expresar, para dejarnos canalizar estas emociones negativas.



Cuentan los biógrafos de Winston Churchill que el célebre primer ministro británico había heredado el liderazgo y el aplomo victoriano de su padre. De su madre tenía la testarudez, la energía y una innata capacidad de seducción. Sin embargo, tal y como el propio político dijo más de una vez, su familia se caracterizaba también por tener un peculiar escudo de armas que también él llevó con resignación en los sótanos de su mente: la depresión.
La ira es problemática solo si es muy intensa, frecuente e irracional. Gestionada con inteligencia puede ser nuestro mejor canal para resolver ciertas situaciones.

Su “perro negro”, como Churchill la llamaba, rondaba las intimidades más profundas de su vida. De cara al exterior era ese hombre enérgico y de férreo carácter que fue capaz de evitar que Gran Bretaña sucumbiera ante el nazismo, él que destacó por ser un gran periodista y que alcanzó incluso un nobel de literatura. Sin embargo, de puertas hacia dentro toda la tensión acumulada, las contradicciones y las ansiedades quedaban engullidas como piedras, como losas que digerir una a una y en riguroso silencio.

Porque el político tenía pleno derecho a perder las formas de vez en cuando para demostrar coraje y energía, pero el hombre se escondió siempre junto a su “perro negro”, sus libros y sus infinitas botellas de brandy…

Se pueden expresar las emociones negativas sin perder las formas

Si hay algo que nos ha enseñado nuestra sociedad de forma equívoca es que hay emociones buenas y emociones malas. De hecho, si decimos en este mismo momento que el enfado, la rabia y la ira son saludables es muy posible que más de uno vea cierta contradicción en el enunciado. ¿Cómo puede ser buenas una serie de emociones relacionadas tradicionalmente con la agresión, la disputa o incluso la violencia?

Bien, este tipo de atribuciones tan comunes entre la población son un ejemplo más de nuestra falta de competencia en materia emocional. Porque si hay algo que debemos tener claro es que “no hay emociones buenas y malas”. Aún más, si cometemos el error de reprimir, tragar o disimular nuestros enfados o nuestra ira lo que conseguiremos a largo plazo, además de una indigestión emocional, es que las emociones a las que llamamos “positivas” pierdan su intensidad.

Tenemos pleno derecho a expresar las emociones negativas. Eso sí, lo mejor es que lo hagamos con inteligencia y asertividad. Concedámonos permiso para demostrar nuestra rabia y nuestra ira ante todo aquello que nos cause contradicción, molestia o enfado. Porque el hecho de que estas emociones se asocien al malestar no significa ni mucho menos que “sean malas”. Aún más, lo que conseguimos con ellas es algo muy necesario para nuestro bienestar psicológico: hacernos valer y resolver conflictos para poder adaptarnos mucho mejor a nuestros contextos. 
Las personas hemos nacido con la capacidad de ser agresivos. Sin embargo, eso no nos convierte en malas personas. La rabia nos ha acompañado desde nuestra infancia y nuestra responsabilidad última con ella es utilizarla de forma funcional para defendernos y poner límites.

La ira adaptativa y el buen enfado

Ana es profesora de instituto y da clases de matemáticas a varios grupos de tercero de la ESO. Además de ser una excelente profesora tiene unas cualidades de liderazgo excelentes para su profesión. Sabe cómo comunicarse con sus alumnos cuando estos no le prestan atención o cuando no rinden como deberían. Es ágil para comunicar, rápida para reaccionar y sabe cómo dar salida a sus emociones para que estas impacten de forma positiva en sus alumnos. Con la energía que obtiene de sus propias emociones consigue animarlos, dirigirlos e inspirarlos a la vez.

Sin embargo, todas estas cualidades que Ana demuestra en el aula, no las tiene en el ámbito privado, con su familia y su pareja. Ella es la que hace mil malabarismos para satisfacerlos a todos, ella la que saca horas de donde no tiene y ella la que es incapaz de decir “no” ante cualquier favor, demanda o capricho que le exijan los suyos. Nuestra protagonista acumula ya tal nivel de rabia y frustración que intuye que de un momento a otro la afectará a su trabajo.

A continuación, te proponemos reflexionar en unos sencillos principios que serían de gran utilidad a Ana y a cualquier otra persona en la misma situación.

Claves para lograr una expresión emocional inteligente

En primer lugar, es necesario recordar un detalle: para manifestar nuestras emociones negativas sin perder la razón debemos hacer uso de la ira funcional, adaptada y controlada. Nos referimos a esa comunicación en la que la persona no hace uso del grito, del insulto ni del reproche inútil. Esa donde cada palabra dicha pasa previamente por el filtro del respeto, la calma y la firmeza.

Los sentimientos no se reprimen ni se maquillan. Si hay cosas que nos molestan, que nos vulneran y que nos hacen daño, no nos tragaremos esas emociones como quien engulle con la nariz tapada una comida que no le gusta.
Sin embargo, no se trata tampoco de responder “al segundo” ante aquello que no nos gusta justo cuando la rabia nos tiene secuestrados. En caso de hacerlo, es muy probable que la ira se nos lleve hasta su lado más disfuncional y resolvamos la situación del peor modo posible.

Lo más adecuado en estos casos es planificar previamente qué vamos a decir, cómo decirlo y cuándo decirlo. Este plan nos da la posibilidad de ser más inteligentes, que no necesariamente falsos o artificiales.

Para concluir, tal y como hemos podido ver la rabia bien gestionada tiene el potencial de darnos la fuerza que necesitamos para resolver muchas situaciones. Por lo tanto, perder las formas de forma inteligente, respetuosa y asertiva nos da la posibilidad de liberarnos de ese nudo en el estómago, de ese cepo en la garganta e incluso de ese “perro negro” llamado depresión al que Winston Churchill paseó tanto y en secreto durante buena parte de su vida.

Valeria Sabater