Logo

Logo

miércoles, febrero 01, 2017

Cómo Tratar con Personas Tóxicas y Sanar las Relaciones Difíciles de Nuestra Vida

Hoy quería hablar de cómo tratar con personas tóxicas.



Este es un concepto que se usa mucho últimamente, ¿verdad?

Muchos de nosotros creemos que tenemos personas de este tipo alrededor, y sentimos que nos causan un gran malestar.

Hoy hablaremos de cómo resolverlo.

Es más simple de lo que puede parecer. Y está completamente en nuestras manos.

Cómo Tratar con Personas Tóxicas de Forma Realmente Eficaz

Cuando creemos que tenemos personas tóxicas en nuestra vida, la mayoría de nosotros reaccionamos de la misma manera: queremos que se vayan.

Queremos que desaparezcan.

Pensamos continuamente en lo mal que estamos por su culpa y en lo bien que estaríamos si se fueran.

En parte es comprensible que pensemos así, pero este no es el camino. Pensar despectivamente sobre otras personas nunca lleva a nada bueno.

Para poder resolver estas situaciones de raíz tenemos que darnos cuenta de un hecho muy profundo.

No existen las personas tóxicas.

Sé que de entrada puede sorprender esta afirmación, pero es completamente cierta.

Nunca ha habido una persona tóxica, y nunca la habrá.

La Raíz Profunda de Tu Dolor

Es posible que, al oír esto, mucha gente piense: no es verdad Jan. Sí hay muchas personas tóxicas. Yo, por ejemplo, tengo en mi familia/círculo de amigos/trabajo/etc. a tal persona que es muy mala/egoísta/mentirosa/etc. y por su culpa estoy muy mal. Sin ella estaría mucho mejor.

Si este es tu caso, te propongo un ejercicio muy sencillo. Se tratar de detenerse un momento y, por unos instantes, intentar pensar de forma un poco más comprensiva sobre esa persona.

Imagínate que ves todas las cosas que le han pasado desde que nació, y que por unos segundos puedes ponerte en su piel y entender por qué hace lo que hace. Todos tenemos una historia encima con la que cargar, y siempre hacemos lo que hacemos por un motivo.

Sé que puede resultar un poco difícil, pero solo es un momento.

¿Puedes hacerlo?

Si lo haces, verás que te sientes mucho mejor al instante.

Porque lo que te estaba causando dolor no es la otra persona, sino tus propios pensamientos.

Y esto es válido no solo para conflictos con otras personas, sino para cualquier situación dolorosa de la vida. Todo nuestro dolor emocional depende única y exclusivamente de nuestros pensamientos. Y cuando cambiamos nuestros pensamientos, cambia completamente nuestra manera de sentirnos. No falla nunca.

No existen las personas tóxicas.

De hecho, no hay nada tóxico.

Son solo pensamientos dentro de nuestra cabeza.

Cómo Cambiar Nuestros Pensamientos con Tapping

La clave para resolver conflictos con otras personas, y de hecho la clave para resolver cualquier problema de nuestra vida, es tomar conciencia de que la raíz de nuestro dolor son nuestros propios pensamientos.

Y luego ponernos en marcha para cambiarlos.

Si lo hacemos, tendremos dos grandes beneficios. El primero es que pasaremos a sentirnos mucho mejor muy rápidamente. Cuando cambiamos nuestros pensamientos, nuestro estado emocional cambia al instante.

Y el segundo es que la situación en general también mejorará. Es algo que sorprende al principio, pero cuando cambiamos los pensamientos que tenemos hacia otra persona, la otra persona también cambia.

El único problema es que cambiar nuestros pensamientos no suele ser fácil. La idea es muy simple, pero a la práctica cuesta bastante.

Una manera de conseguirlo es el tapping. Con tapping podemos cambiar nuestros pensamientos de forma relativamente rápida y sencilla.

Solo tenemos que escucharnos bien a nosotros mismos y mirar qué pensamientos tenemos en nuestra mente respecto a las personas que consideramos tóxicas. Y luego hacer tapping con las frases que describan estos pensamientos.

Algunos posibles ejemplos pueden ser:
  • Creo que _______ es muy mala persona.
  • Creo que por su culpa estoy mal.
  • Siento que me está amargando la vida.
  • Me encantaría que desapareciera de mi vida.
  • Creo que se merece lo peor.
  • Creo que por culpa de personas como ella el mundo va mal.
  • Etc.

Estos son algunos ejemplos genéricos de algunos de los pensamientos más habituales. Pero en tu caso, si quieres hacer este ejercicio, es muy importante mirar bien qué pensamientos concretos tienes tú, y escribirlos con frases muy específicas que describan lo que piensas con detalle. Cuanto más detalladas sean las frases, mejor.

Este es un ejercicio muy transformador. Verás como lo que sientes y piensas sobre esa persona se suaviza muy rápidamente. Sentirás un gran alivio interno, y empezarás a pensar de forma mucho más constructiva y amorosa.

Y si lo mantienes de forma continuada durante unos días, verás que no solo es un cambio interno, sino que la relación externa con esa persona también cambiará.

Cuando cambia nuestra manera de mirar el mundo, cambia cómo el mundo nos mira a nosotros.

http://www.jananguita.es/