Logo

Logo

martes, enero 10, 2017

Las situaciones que atraemos son el reflejo de lo que necesitamos

Nuestro mundo es ese terreno mental en que que conviven nuestros miedos, añoranzas, deseos y en definitiva de aquellas cosas de las que hablamos. Por otro lado, las personas que atraemos reflejan de alguna manera las creencias, sobre nosotros mismos y sobre los demás, que atesoramos.



Muchas veces dejamos entrar en nuestra vida a personas que jamas hubiéramos pensado que tendrían cabida en ella. Personas diferentes a nosotros cuyo cometido es ayudarnos a entender, sanar y perdonar a nosotros mismos y a los demás.

A veces, atraemos personas que pulsan botones que no sabíamos que tuviéramos. Personas con alguna característica que no podemos aceptar en nosotros mismos, actitudes que no podemos ver en nuestra persona pero que sí podemos ver en os demás. En cierta forma, quizás atraigamos a esas personas para que nos ayuden a librar nuestra propia batalla interna.

Quejarnos de lo que tenemos en nuestra vida equivale a despreciarnos a nosotros mismos

¿Por qué atraemos a personas equivocadas?

Muchas personas se quejan constantemente de su currículo amoroso, pero curiosamente siempre atraen a personas que no las valoran, que las dejan de lado o que no las incluyen entre sus prioridades. Así, si sueles atraer a personas que te mienten y engañan, piensa que puede deberse a que no te valoras y a que cuentas con una autoestima dañada que te proyecta como alguien pequeño y vulnerable. De esta manera, tu falta de autoestima sería lo que te convierte en una víctima propicia para ellas y lo que les atraería.

Por otro lado, permitir relaciones descompensadas sin una razón de peso es un signo inequívoco de que algo va mal dentro de nosotros mismos. Si damos cabida a esas relaciones, nos situamos en su círculo de influencia y es probable que terminemos mintiendo, engañando y caracterizándonos de una manera que dista de mucho de cómo somos y aún más de cómo queremos ser:
El autocononocimiento personal es clave para atraer a nuestra vida a las personas adecuadas

¿Por qué atraemos solo a personas equivocadas? Todo radica en que somos el reflejo de lo que atraemos, el nivel de valor que vemos en nosotros mismos es el mismo que suelen tener las personas a las que atraemos, porque aceptamos el amor que creemos merecer. Además, el miedo al cambio nos hará buscar a alguien con quien nos sintamos cómodos, por lo que siempre buscaremos el mismo patrón.

“Vivimos en el pasado y éste está muerto. Si vivimos como hemos vivido hasta ahora, el futuro será como el pasado. Trabajen sobre sí mismos, cambien algo de sí mismos en el presente, entonces el futuro quizás será diferente”
-G. I. Gurdjieff-

Lo que atraemos es lo que necesitamos

Cuanto menos evolucionados estamos, más situaciones complicadas y dolorosas atraemos. Cuando atraemos a personas o situaciones conflictivas, en realidad estamos atrayendo un cambio y una evolución personal. Los mayores aprendizajes vienen de épocas de crisis, como bien dijo Séneca, la adversidad es ocasión de virtud.

La verdadera madurez pasa por aceptar que todo lo que nos sucede es perfecto porque está en su proceso hacia la perfección. Apreciar que los problemas que tenemos en gran medida son una oportunidad para crecer nos va a ayudar a mejorar. Por el contrario, contemplarlos como un fracaso solo es una forma de echar tierra sobre nuestras aspiraciones.

Piénsalo bien, sin rechazo, sin abandono, sin rechazar, ni abandonar, ¿serías la misma persona que eres actualmente? Por lo menos en mi caso, sin todo lo negativo que he tenido que superar hoy en día no podría disfrutar de la vida de la forma en la que lo hago.
Todo lo que sucede es perfecto porque está en el proceso para la perfección.

He sido una persona muy afortunada. Nada me ha sido fácil

Fátima Servián Franco