Logo

Logo

martes, diciembre 20, 2016

Cómo Sanar Nuestras Creencias y Transformar Profundamente Nuestra Vida

Hoy quería hablar de nuestras creencias profundas y de cómo sanarlas de raíz.



Este es uno de los aspectos más importantes de nuestro crecimiento personal.

Nuestras creencias personales son el elemento que más influye en nuestra vida. En última instancia, todo depende de nuestras creencias.

Y en ellas está la clave para sanar cualquier cosa que nos preocupe.


Por Qué Son Importantes Nuestras Creencias Personales

A lo largo de los últimos artículos hemos hablado mucho de la importancia de nuestra mente y de cómo lo que pensamos crea la realidad.

Este es un hecho que cuesta aceptar del todo, pero cada vez somos más los que vemos claro que es cierto.

Y una vez nos damos cuenta de que nuestra vida es una consecuencia directa de lo que pensamos, nuestras creencias adquieren una gran importancia.

Por un motivo muy simple: nuestros pensamientos dependen de nuestras creencias.

Los pensamientos que tenemos a lo largo de nuestro día a día salen de nuestras creencias.

Nuestra mente está constantemente generando pensamientos. Algunas veces nosotros decidimos deliberadamente qué pensar, pero la mayoría de las veces lo hace de forma automática. Y siempre que nuestra mente genera un pensamiento de forma automática, lo hace en base a nuestras creencias.

En este sentido, nuestras creencias son como un saco lleno de ideas que creemos firmemente que son ciertas. Y siempre que nuestra mente necesita un pensamiento, va a ese saco y elige alguna de las ideas que se encuentra en él.

Esta es la idea que muestra la siguiente imagen:Los pensamientos concretos que tenemos en cada instante de nuestra vida surgen de nuestras creencias.

Si yo creo que el mundo es hostil, mis pensamientos serán de miedo y hostilidad. Si yo creo que el dinero es algo sucio, mis pensamientos serán de rechazo hacia la riqueza. Si yo creo que la vida es dura, mis pensamientos serán de pesimismo y cansancio.

Y al revés sucede lo mismo.

Si yo creo que las personas son buenas, mis pensamientos serán de amistad y amor. Si yo creo que la vida es un regalo, mis pensamientos serán luminosos y positivos.

Nuestras creencias determinan los tipos de pensamientos que tenemos. Y los pensamientos que tenemos determinan cómo nos sentimos y qué cosas que nos pasan.

En definitiva, las creencias que tenemos determinan la vida que tenemos.


Cómo Sanar las Creencias con Tapping

Si queremos mejorar nuestra vida, uno de los ejercicios más eficaces que podemos hacer es analizar nuestras creencias y cambiar aquellas que van en contra de nuestro bienestar.

Uno de los caminos más rápidos para conseguirlo es el tapping. Con tapping podemos sanar todas las creencias que están impidiendo que nuestra vida pueda fluir con armonía. Y podemos hacerlo de forma relativamente rápida y sencilla.

Solo tenemos que escucharnos bien a nosotros mismos y mirar qué creencias tenemos en nuestra mente que dificultan nuestro bienestar. Y luego hacer tapping con las frases que describan estas creencias.

Algunas posibles creencias pueden ser:
Creo que el mundo va mal.
Creo que tal problema no tiene solución.
Creo que las personas son egoístas.
Creo que tal persona es de tal manera.
Creo que no me merezco ser feliz.
Creo que tal cosa es imposible.
Creo que no soy capaz de hacer ______.
Creo que la vida es dura.
Creo que mi cuerpo es débil.
Etc.

Estos son algunos ejemplos genéricos de algunas de las creencias más habituales. Pero en tu caso, si quieres hacer este ejercicio, es muy importante mirar bien qué creencias tienes tú, y escribirlas con frases muy específicas que describan lo que crees con detalle. Cuanto más detalladas sean las frases, mejor.

Este proceso hace que nuestras creencias se transformen profundamente.

Y si nuestras creencias se transforman, nuestra vida se transforma.

Muchas veces creemos que las losas de nuestra vida son las cosas que nos pasan: problemas de salud, dificultades económicas, conflictos, etc. Pero en realidad, lo de que de verdad nos pesa son nuestras creencias. Tan simple como esto.

Las verdaderas losas de nuestra vida son nuestras propias creencias.

Solo tenemos que cambiarlas y volver a respirar.

http://www.jananguita.es/