Logo

Logo

jueves, noviembre 17, 2016

Hoy me elijo a mí y no es un acto de egoísmo

Hoy me elijo a mí y no es un acto de egoísmo. Hoy me elijo por encima de todo y de todos, porque me merezco un tiempo para mí. Merezco desatarme la soga de las obligaciones que he contraído con los demás y dedicarme a cuidarme, quererme y respetarme por encima de todo.



Hoy me elijo para ser la reina de mi mundo sin que otros ocupen mis preocupaciones. Hoy soy yo todo mi mundo. Porque siempre he cuidado de los demás, y aunque esto para mí no fuera una obligación, he decidido que yo siempre debo de ser mi primera opción.

Hoy soy libre de ser yo misma porque me he cansado de dar pedazos de mi tiempo, mi amor y, en definitiva, mi vida a otros que no lo han sabido valorar. Así que por una vez ponerme a mí por delante de los demás, elegirme a pesar de todo y de todos, no es un acto de egoísmo sino de honestidad hacia mí misma.

Hoy voy a construir un nuevo yo en el que no va a haber espacio para un antes tú, sino para un nosotros si compartimos el momento. Hoy he decidido desplegar las alas y empezar a volar hacia lo que realmente quiero sin culpas ni tormentos. Porque ante todo yo soy lo primero.

Me elijo para colorear mi mundo

Soy feliz a mi manera y no pido que la compartas conmigo. De hecho, no pido nada, solo que me des mi espacio, el espacio que me corresponde para poder ser yo y no lo que tú quieres que sea. Ahora siento que algo me falta, es algo y no alguien, es libertad de movimiento, es colorear mi mundo entero.

Así que hoy me elijo para colorear mi mundo porque mi sonrisa no la ponen otros. Porque yo sé que el cielo no es siempre azul, sino que está lleno de matices. Y el matiz lo pongo yo porque todo es subjetivo, todo cambia de color en función de la forma en la que lo miro.

Me elijo a mí antes de todo porque de las mil maneras de pasar mi vida elijo la que a mí me hace feliz. Me elijo porque me merezco ser feliz y hacerlo sin miedo. Me elijo porque antes siempre estaban otros que me despreciaron y se creyeron mis dueños.

Ellos borraron mis sueños y me hicieron sentir culpable si no eran ellos los primeros. Y en ese momento yo no era importante para nadie, era una opción, era descartable. Pero ahora ha llegado mi momento porque he levantado el vuelo y he decido ser tal y como quiero.

He decidido que las sonrisas son para mí

He decidido que las sonrisas que busco no son para poner en las caras de otros, sino las sonrisas que son para mí. Ahora ya no se trata de resistir ni sobrevivir, se trata de vivir, de disfrutar y ser feliz. Hoy me elijo porque soy yo la única que puede conseguir lo que quiero, ya que nadie va a vivir por mí.

Hoy soy yo la que decide mi camino. La que a paso firme mira hacia el futuro sin el temor de que a otros no les guste el camino que decida tomar. Porque yo soy yo y no tiene que gustarte todo lo que hago. Soy independiente y mientras no me meta en tu vida a hacerte daño respeta la libertad de la mía.

Hoy me elijo a mí porque si yo misma me desprecio no encontraré aprecio en otros. Hoy me elijo porque así me cuido y me quiero porque es eso lo que me merezco. He sido valiente y he decidido que yo valgo tanto como otros que ponía en primer lugar. Me he elegido y no me siento mal. Tú, ¿vas a ponerte alguna vez en primer lugar?

Lorena Vara González