Logo

Logo

miércoles, octubre 12, 2016

Qué Son los Bloqueos Energéticos y Cómo Sanarlos de Forma Completa y Profunda

Hoy quería hablar de qué son los bloqueos energéticos y de cómo sanarlos de forma efectiva.
Este es un término que se usa mucho actualmente, ¿verdad? Para referirnos a la causa de nuestros problemas a menudo hablamos de “bloqueos energéticos”, y también hay muchas terapias que tratan los “bloqueos energéticos”.


¿Pero qué son los bloqueos energéticos exactamente?
A nivel intuitivo todos lo sabemos más o menos, pero no es fácil verlo del todo claro. Entendemos que hay algo en nuestro sistema energético que no está funcionando bien, pero sin saber exactamente el qué.
Hoy hablaremos de este tema en detalle. Es muy importante entenderlo bien para poder resolver nuestros problemas de raíz.

Qué Son los Bloqueos Energéticos

El primer paso para entender qué son los bloqueos energéticos es entender bien cuál es nuestra esencia profunda. Tenemos que entender cómo funcionamos a nivel interno para poder comprender cómo, cuándo y por qué se producen los bloqueos.
De entrada esto podría parecer muy complejo, porque nuestro sistema interno parece muy complicado, pero en realidad es muy simple: somos amor puro.
Nuestra esencia es el amor.
Aunque a veces parezca lo contrario, estamos hechos de amor. Somos seres de amor haciendo cosas por amor. Así que cuando hay un bloqueo energético lo que se está bloqueando es el amor. La energía en realidad es amor.
Al oír esta afirmación alguien podría pensar: Es imposible que seamos seres de amor puro. ¿Y las guerras? ¿Y la violencia? ¿Son éstos actos de amor?
La respuesta a esta pregunta es que los seres humanos siempre actuamos con amor, lo que pasa es que a veces actuamos con mucho amor, y a veces con poco amor. Y esto es lo que marca la diferencia entre las diferentes cosas que pasan en nuestro planeta.
Cuando actuamos con poco amor, nos comportamos de forma egoísta. Pensamos solo en nuestros propios intereses sin tener en cuenta a los demás. Actuamos por amor, pero solo por amor a nosotros mismos, y de aquí nacen los conflictos.
En cambio, cuando actuamos con mucho amor, nos comportamos de forma pacífica y armoniosa. Pensamos a la vez en nosotros mismos y en todo nuestro entorno, e intentamos hacer siempre cosas positivas para todos.
En cierta manera, podríamos decir que somos como un pozo infinito de amor que tiene una compuerta delante. A veces abrimos la compuerta y el amor sale en grandes cantidades. Otras veces la cerramos, y el amor fluye muy débilmente. Pero todo lo que sale de nuestro interior siempre es amor.
La esencia de nuestra vida consiste en decidir cómo y cuándo dejamos que nuestro amor se exprese. En cada instante de nuestra vida decidimos si abrimos la compuerta del amor o la cerramos, y en función de esto suceden unas cosas u otras.
Somos totalmente libres de tomar una decisión o la otra, pero la decisión que tomamos tiene consecuencias. El amor, por su propia naturaleza, siempre quiere expresarse. Siempre quiere salir y abrazarlo todo. Y si no dejamos que lo haga, empujará para intentar salir.
Y esto es un bloqueo energético.

Cómo Se Producen los Bloqueos Energéticos

Lo que llamamos “bloqueo energético” es en realidad un obstáculo que dificulta que nuestro amor pueda salir.
Nuestra esencia es el amor, así que si el amor se queda estancado, todo empieza a fallar.
La gran pregunta es: ¿y qué es lo que le impide salir?
En cierta manera, ya hemos respondido parcialmente a esta pregunta en el apartado anterior. Somos nosotros los que, libremente, decidimos si dejamos que nuestro amor salga o no.
Pero para acabar de responder del todo falta una cuestión más: ¿cómo decidimos si expresamos mucho o poco amor? ¿Cómo tomamos esta decisión?
Pues de la misma manera que tomamos todas nuestras decisiones: con nuestros pensamientos.
Siempre que decidimos algo, lo hacemos con nuestros pensamientos. Siempre que hacemos algo, antes hemos pensado en ello. Los pensamientos son el timón con el que dirigimos nuestra vida.
El amor es el motor de nuestra vida. Es la fuerza que nos impulsa a vivir y a crear nuevos proyectos. El amor es la energía que mueve cada uno de nuestros pasos.
Los pensamientos, en cambio, son el volante con el que dirigimos este motor. Con los pensamientos decidimos cómo y cuándo expresamos nuestro amor: decidimos qué hacemos en cada momento y de qué forma lo hacemos.
Así pues, los pensamientos son los responsables de bloquear o dejar pasar el amor. Son la compuerta que decide si dejamos salir mucho o poco amor.
Cuando pensamos de forma positiva y amorosa, nuestro amor fluye en grandes cantidades. Cuando tenemos pensamientos negativos, nuestro amor se bloquea y no puede salir. Siempre es así.
Es muy importante aclarar que no son nuestros actos los que determinan si nuestro amor puede salir no. A menudo pensamos que ser una persona amorosa significa hacer actos aparentemente amorosos, y no es así. Podemos hacer cosas aparentemente muy bonitas, pero si mientras las hacemos estamos pensando de forma negativa, en realidad lo estaremos haciendo sin amor.
Como dice Shakespeare, “palabras sin pensamientos, jamás llegan al cielo.” Si en nuestra mente no hay pensamientos positivos y sinceros, nuestras palabras y nuestros actos se quedan vacíos. La clave para que nuestro amor fluya está en los pensamientos.
Teniendo todo esto en cuenta, ya podemos definir de forma completa qué son los bloqueos energéticos.
Un bloqueo energético es nuestro amor que quiere salir y no puede porque hay un pensamiento negativo que le obstaculiza el camino.

Cómo Liberar los Bloqueos Energéticos

Los bloqueos energéticos son muy importantes porque son la causa última de todos nuestros problemas.
Da igual si es una dolencia física, un problema emocional o una situación desagradable; la esencia de un problema siempre es la misma: nuestro amor está empujando porque hay algún pensamiento que no lo deja salir.
Así pues, en última instancia, resolver nuestros problemas implica cambiar nuestros pensamientos. Tenemos que redirigir nuestros pensamientos para hacerlos más positivos y amorosos. Este es uno de los grandes retos de nuestra vida.
Hay muchas maneras de hacerlo, pero una de las más eficaces que conozco es el tapping. Con tapping podemos sanar nuestros patrones mentales y nuestras creencias, y transformar así la dinámica de nuestros pensamientos.
Este es uno de los trabajos más poderosos e importantes que podemos hacer.
¿Te imaginas ser capaz de pensar siempre con amor?
Esto es lo único que necesitamos para tener una vida plena.
Y está en nuestras manos conseguirlo.
http://www.jananguita.es/