Logo

Logo

domingo, septiembre 18, 2016

6 puntos claves para ser feliz sí o sí según Harvard

Un célebre emperador romano capaz de abolir los juegos de gladiadores dijo una vez: “La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos”. Su nombre era Marco Aurelio. ¿Sabes cómo ofrecer calidad a tus pensamientos? Tal vez no, pero la Universidad de Harvard sí, por eso nos ha facilitado 6 puntos clave para ser feliz sí… o sí.



Tal vez este sea el momento en que muchas personas piensan que este estudio de la prestigiosa universidad es uno más de las decenas que aparecen cada cierto tiempo. No soy yo quién para juzgar a esas personas, pero os pido que leáis el próximo párrafo al menos. Si no os convence, podéis marchar.

La Universidad de Harvard está considerada como el mejor centro del planeta para estudiar psicología. Allí imparten clases personalidades de renombre como Tal Ben-Shahar o Howard Gardner. Además, este estudio que presentamos comenzó en 1938 y terminó en 2012, osea que se han tomado su tiempo y han sido muy concienzudos. Si con estos argumentos no estás convencido, este es el punto en que nos dejas. De lo contrario, acompáñanos de la mano de la curiosidad.

Cómo ser feliz según Harvard

Nada más y nada menos que 75 años y 20 millones de dólares ha costado este estudio del seno de la Universidad de Harvard para arrojar luz y frutos. ¿Te intrigan los 6 puntos clave que estiman que son obligatorios para ser feliz? Vamos a ello.

1. El amor lo puede todo

Según el doctor George Vaillant, uno de los directores del estudio a lo largo de los 75 años, el amor es imprescindible para ser feliz. Ahora bien, es necesario ser consciente de ello y aprender a afrontar situaciones cuando este se marcha o desaparece.


Sea como fuere, Vaillant lo tiene muy claro. Él afirma con rotundidad absoluta que “la felicidad es amor”. Así que ya sabes, si deseas con toda tu alma ser feliz, tienes que abrir tu corazón.

2. Las relaciones y las conexiones

El segundo punto clave que se extrae del estudio se relaciona con las relaciones significativas y las conexiones. En este sentido, debemos tener claro que la familia, los amigos y el círculo social serán vitales en nuestra felicidad y bienestar.

Según la propia ciencia, las conexiones cercanas en el trabajo ayudan a rebajar el estrés y sirven como protección ante situaciones complejas. Así pues, las relaciones de todo ámbito son vitales para ser feliz.

“El propósito de la educación es lograr que las personas quieran hacer lo que deben hacer”
-Howard Gardner-

3. El alcohol como punto negativo

¿Piensas que la alegría y el rubor que sientes al ingerir alcohol es positiva? Pues nada más lejos de la realidad. Según este estudio, no solo es negativo para la salud física, también provoca problemas emocionales y depresión si se consume de forma abusiva.

Además, el estudio interrelaciona la ingesta en exceso de alcohol con el consumo de tabaco, que no solo es una causa elevada de mortalidad, también provoca efectos muy negativos en cualquier persona. Por ejemplo, en momentos de tensión y cuando no puede consumir tabaco, la hace más vulnerable a la ansiedad.

4. El dinero no es la clave

Este estudio apoya la conocida frase de “el dinero no da la felicidad”. Por ello trabajar para sacar el máximo beneficio no suele ser una opción inteligente. Según Vaillant, lo básico es sentirse realizado y feliz con el empleo, más allá de la remuneración.

De hecho, en este estudio se revela que el dinero cambia a las personas a peor. Es corruptor, hace al individuo sobornable, cambia los principios de un sujeto y puede producir una inversión negativa en la prioridad de valores.

5. La importancia del optimismo

Según el estudio, los niños optimistas que fueron objeto de la investigación vivieron más tiempo y tuvieron una vida más alegre. Sin embargo, esta actitud debe ir acompañada de una forma de ser responsable y concienzuda.

6. Nuestra vida siempre está abierta a los cambios

¿Crees que tu vida es un desastre? ¿Piensas que has estado perdiendo el tiempo? ¿Consideras que ya no puedes hacer nada por mejorar? Pues estás errando. Según el estudio, cualquier momento es bueno para cambiar y empezar a ser feliz.

Es necesario cambiar la forma de pensar y la actitud. Comenzar a valorar las pequeñas cosas, mejorar los hábitos hacia unos más saludables, no martirizarnos por los fallos y el pasado y, en definitiva, ser más positivos y optimistas.

“La felicidad es amor. Punto y final”
-George Vaillant-

Después de 75 años, 20 millones de dólares y 268 sujetos estudiados, este podría ser un cuadro muy acertado sobre las condiciones necesarias para ser feliz. ¿Te atreves a ponerlo en práctica? Pues adelante, no desfallezcas y disfruta de tu mundo.

Pedro González Núñez