Logo

Logo

martes, julio 05, 2016

Los Mejores Libros Espirituales y Cómo Elegirlos Sabiamente

Los libros espirituales son uno de los grandes tesoros de la humanidad, ¿verdad?



Muchos de ellos contienen una gran sabiduría, y nos ayudan a crecer y avanzar en la vida.

Pero hay tantos por leer…

¿Cuáles son los más adecuados? ¿Cómo podemos elegirlos sabiamente?

Evidentemente, no existe una lista de los mejores libros espirituales para todo el mundo. Pero sí hay unas pautas que podemos seguir para elegir los mejores libros espirituales para cada uno.

Hoy quería hablarte de una de ellas. Es muy importante.

Cómo Elegir los Mejores Libros Espirituales

A la hora de elegir los mejores libros espirituales, hay varios aspectos a tener en cuenta.

Uno de los más importantes es que cada persona es diferente, y por lo tanto necesita informaciones diferentes que la ayuden a crecer. Por este motivo, el primer punto es fijarnos siempre en nuestra intuición y en lo que sentimos cuando vemos un libro, y también en las señales que a veces hacen que un determinado libro se cruce en nuestro camino.

(Por ejemplo, un método que yo uso a veces es ir a una librería y pedir al universo que me recomiende un libro. Luego me paseo relajadamente por las diferentes estanterías a ver qué surge. He descubierto varios libros muy hermosos así.)

Pero aparte de esta idea genérica, hoy quería hablar de un aspecto que no es tan conocido y que también es importante la hora de elegir libros espirituales: la fecha en la que fueron escritos.

En general, cuanto más recientes, mejor.

No es una norma absoluta, por supuesto, pero en general los libros espirituales recientes tienen una información más ajustada a nuestras necesidades actuales que los antiguos.

Es un tema delicado, así que creo que es mejor explicarlo con un ejemplo.

Imagínate que estamos en el año 2000. En esa época aún no había smartphones,únicamente teléfonos móviles de primera generación, con los que solo podíamos hablar y enviar mensajes de texto.

Esos móviles tenían un manual de instrucciones, como cualquier aparato electrónico. Quiero que pienses un momento en esos manuales. Eran totalmente correctos, ¿verdad? Explicaban con detalle todo lo que el móvil podía hacer, y explicaban cómo hacerlo.

No decían ninguna mentira. Eran exactos y perfectos en su objetivo.

Ahora bien, imagínate que hacemos el siguiente razonamiento: el manual de instrucciones de mi primer móvil me fue muy útil. Con él aprendí muchas cosas y nunca me engañó. Por lo tanto, voy a usarlo siempre.

¿Qué pasaría en un caso así? ¿Qué pasaría si intentáramos usar nuestro viejo manual con un móvil nuevo?

No funcionaría, ¿verdad?

Para empezar, la mayoría de cosas que explica el viejo manual no las podríamos aplicar. No se llama igual con un móvil nuevo que con uno viejo, y enviar mensajes tampoco se hace de la misma manera. En el manual antiguo pone cosas del tipo “pulsa tal tecla para hacer tal cosa”, y el móvil nuevo ni siquiera tiene teclas…

Pero lo peor de todo es que, con el manual antiguo, nunca podríamos aprovechar todo el potencial del móvil nuevo. El viejo manual no explica nada de las aplicaciones, ni de Internet, ni del whatsapp, ni de la cámara de fotos, etc. Nos perderíamos muchas de las cosas que podemos hacer.

(Alguien podría pensar que quizás esto no estaría tan mal. Quizás estaríamos mejor sin móviles. Pero no es verdad. Una herramienta siempre es útil si se usa bien. Pero este tema se merece un artículo entero…)

Pues con los libros espirituales pasa exactamente lo mismo. En cierta manera, todos estos libros son manuales de instrucciones. De una forma u otra, nos dan información para poder crecer a nivel personal y espiritual.

Pero hay que tener en cuenta que la humanidad ha cambiado. Ya no somos iguales que hace 2000 años. Ni siquiera somos iguales que hace 20 años.

La humanidad ha cambiado mucho, y los libros espirituales que más nos pueden servir actualmente no son los mismos que antes.

Necesitamos manuales nuevos para una humanidad nueva.

La Humanidad Ha Despertado

El gran cambio que ha habido es que la humanidad ha despertado. Al fin hemos abierto los ojos.

Durante la mayor parte de nuestra historia hemos vivido a oscuras. No sabíamos quiénes éramos ni qué hacíamos aquí.

Pero ahora esto ha cambiado. Aún no lo vemos del todo claro, pero hemos empezado a conectar con la verdad profunda que hay en nuestros corazones.

Básicamente, ha habido dos cambios importantes. El primero es que hemos empezado a ver que Dios no es una entidad separada ni superior, sino que forma parte de nosotros. Dios está en nuestro interior.

Y el segundo es que hemos descubierto que la fuerza que mueve el Universo es el amor, y que nada tiene sentido sin amor.

Evidentemente, este cambio aún no está completo. Aún hay muchas personas que no han empezado a hacerlo de forma clara, y las que sí hemos empezado aún lo estamos madurando e integrando poco a poco.

Pero el cambio ya ha empezado, y esto es lo más importante.

A grandes rasgos, la humanidad actual es como una persona que se acaba de despertar: tiene legañas en los ojos, el pelo despeinado, va en pijama y aún le molesta un poco la luz del día.

Aún no hemos abierto completamente los ojos. Estamos en una fase muy reciente de nuestro despertar. Por esto aún no tenemos muy buen aspecto.

Pero ya estamos despiertos. Ya no estamos durmiendo.

Y este cambio es enorme.

Todo Esto Es Muy Importante a la Hora de Elegir los Mejores Libros Espirituales

La diferencia entre una persona dormida y una persona despierta, aunque aún esté despertándose, es muy grande.

A una persona medio despierta le puedes decir cosas. Puedes hablar con ella. Quizás no te entiende del todo, pero puedes interactuar con ella.

A una persona dormida, en cambio, no le puedes decir nada. No te va a oír. Es inútil explicarle nada. Lo único que puedes hacer es intentar despertarla.

Y esto es lo que hicieron los libros espirituales de la antigüedad: intentar despertarnos. Su principal objetivo era simplemente que dejáramos de dormir.

Por este motivo, los libros espirituales antiguos no hablan en detalle de todo nuestro potencial. No hablan de cuál es nuestro camino y nuestra misión, ni tampoco de todo lo que podemos llegar a hacer.

No tenía ningún sentido hacerlo. Estábamos todos dormidos. No había nadie escuchando.

En cambio, los libros actuales son muy diferentes. Ahora sí hay alguien escuchando, y pueden hablarnos de forma mucho más clara y explicarnos muchas más cosas.

Si lees un libro canalizado reciente y lo comparas con los libros espirituales antiguos (que también fueron canalizados), verás que la diferencia es muy grande. Hablan con mucha más claridad y sencillez, y abordan temas mucho más amplios.

Esto no significa que los libros antiguos sean erróneos. En absoluto. Son uno de los regalos más grandes que hemos recibido nunca. Nos han ayudado a despertar.

Además, aún estamos medio despertando, así que todavía nos pueden dar un servicio durante un tiempo.

Pero no será mucho tiempo.

Estamos en una fase nueva, y el universo lo sabe. Y nos está enviando información nueva para esta aventura que acabamos de empezar.

La aventura de vivir despiertos.

http://www.jananguita.es/