Logo

Logo

martes, abril 26, 2016

Técnica japonesa para eliminar el estrés

Nadie puede negar que el estrés es “el mal del siglo XXI” y que trae muchas consecuencias negativas para nuestra salud.

En Japón han creado una técnica revolucionaria que promete despojarnos del cansancio, los nervios y la ansiedad en cuestión de minutos.



El método japonés para reducir el estrés


El agotamiento y la fatiga, sumados a las obligaciones y las cargas, forman una combinación perjudicial para nuestra salud. Parece que el estrés es algo habitual y no así la salud y la tranquilidad.

En esos momentos en que las cosas en el trabajo o en casa se han complicado te aconsejamos que lleves a cabo una técnica oriental más que interesante.

En Occidente no sabemos el poder que tiene cada parte de nuestro cuerpo en general y los dedos de las manos en particular. Cada uno de ellos está relacionado con una emoción o un sentimiento diferentes.

La teoría indica que según el que presiones o masajees estarás aliviando un dolor específico.


Para poder comprender mejor este mecanismo, primero hay que conocer el poder de cada dedo de la mano.Si pones una palma junto a la otra y presionas durante algunos segundos podrías llegar a erradicar lo negativo de tu vida (incluyendo ciertas dolencias o enfermedades que se desarrollan como consecuencia de las emociones tóxicas).


Pulgar: Preocupaciones, nervios y estrés.
Índice: Miedos.
Mayor: Ira, enojo y cólera.
Anular: Depresión, tristeza y falta de decisión.
Meñique: Pesimismo, falta de energía y ansiedad.

La explicación “científica” para esta técnica está basada en que las manos están conectadas con el cerebro, puntualmente, a la zona que se encarga de las emociones.

Para poder llevar a cabo este mecanismo debes sujetar cerrar el puño izquierdo y envolverlo o abrazarlo con los dedos de la mano derecha.

A continuación, ejerce una presión únicamente con el dedo específico de tu dolencia o problema. Si fuese el estrés, entonces el pulgar es el indicado. Mantén la posición unos 30 segundos, descansa otros 30 y vuelve a empezar las veces que quieras o puedas.

Presiona los dedos y mejora tu vida

Otra opción para trabajar las emociones mediante los dedos está basada en un arte japonés llamado “Jin Shin Jyutsu” (en la traducción sería algo así como “arte de la felicidad“).

Se deben masajear puntos de la mano según lo que nos suceda. El dedo pulgar son las preocupaciones, el índice los miedos, el mayor la rabia, el anular la tristeza y el meñique las pretensiones.

Abre una de las manos y presta atención al dedo que coincide con tu situación.

Presiona en las dos falanges durante unos minutos usando el pulgar y el índice de la otra mano o bien con el puño cerrado para que el dedo en cuestión quede “encerrado”. Una vez que termines cambia de mano y repite el ejercicio.

Estas técnicas no solo nos ayudan en casos de estrés o problemas emocionales, sino también para aliviar dolencias físicas. En ese caso te explicamos para que “sirve” cada dedo:
  • Pulgar: Estómago y bazo, dolores de cabeza o estómago y problemas en la piel.
  • Índice: Riñones y vejiga, dolores musculares y problemas digestivos.
  • Mayor: Vesícula e hígado, dolor menstrual o de cabeza, problemas visuales o sanguíneos y fatiga.
  • Anular: Colon y pulmones, indigestión, problemas respiratorios (sobre todo, asma).
  • Meñique: Corazón e intestino, problemas óseos.
Más técnicas orientales para combatir el estrés

Parece ser que los asiáticos son expertos en conseguir un estado “zen” de tranquilidad y buen humor. Por ello la mayoría de los ejercicios o métodos que se aconsejan provienen de este continente.

Además de aprovechar las bondades de la técnica de los dedos de la mano si tienes un grado de estrés importante te recomendamos que elijas entre las siguientes:
Yoga

Los primeros vestigios de práctica de esta técnica y filosofía de vida se remontan al año 3000 a. C., según pinturas halladas en la India. Se pregona por la meditación y la posibilidad de unir el cuerpo con el alma.

A lo largo de la historia se han ido desarrollando diversas ramas del yoga pero todas tienen el mismo propósito: alcanzar un equilibrio entre lo físico y lo espiritual.

Entre los múltiples beneficios del yoga están: bajar de peso, eliminar dolores (sobre todo de espalda), tonificar los músculos, aportar flexibilidad y combatir la depresión y el estrés. La relajación se consigue mediante diversas posturas acordes a cada persona.

Baño del bosque

Para poder poner en práctica esta técnica conocida como “Shinrin Yoku” es preciso caminar descalzo por un parque o un campo.

La idea es que al andar la naturaleza debe ingresar al cuerpo a través de los cinco sentidos. Sirve para mejorar el ánimo, la creatividad y la salud. La idea es pasear por el césped, al menos una hora, dos veces a la semana.

Es preciso que prestes atención solo a lo que te rodea y que disfrutes de un rico té o zumo de frutas mientras caminas. No están permitidos los móviles ni los problemas.

Según los estudios permite además reducir la presión arterial, el cortisol (la hormona del estrés) y la ansiedad, a la vez que fortalece el sistema inmune y estimula las funciones cognitivas.

Es una disciplina oriental que pretende encontrar el perfecto equilibrio entre el cuerpo y la mente usando movimientos lentos pero vigorosos. Seguro has visto gente practicarlo en un parque; es divertido y para todas las edades.

Taichí

Se trata de un arte marcial, pero también una actividad para relajarnos. Entre sus beneficios hallamos disminución del estrés, incentivo físico, eliminación de la rigidez corporal y fluidez de la energía positiva.

Shiatsu

Es de origen japonés y nos ayuda a aliviar todo tipo de malestares causados por el estrés como, por ejemplo, la rigidez en los hombros y la espalda.

Está basado en ejercer presión en diversos puntos específicos del cuerpo, cada uno de ellos relacionado con el sistema nervioso y los órganos.

Reduce las tensiones y activa la energía, pero además elimina las toxinas, regula la presión arterial y la ansiedad y quita los trastornos del sueño.

Do-in

Esta práctica fue inventada en China y tiene como objetivo mejorar la calidad de vida en las personas mayores. Está basada en una serie de ejercicios respiratorios para reducir los nervios, incentivar el equilibrio y conseguir la serenidad.

También lo usan en las oficinas en momentos críticos. Entre sus ventajas: permite una respiración consciente y adecuada, ayuda a meditar, fortalece los músculos, recupera el sueño y elimina tensiones o estrés.

Aikido

También es un arte marcial pero, a diferencia del karate o el taekwondo, fomenta la serenidad mental, rechaza la violencia y respeta a las demás personas.

Los movimientos son circulares y permiten mejorar la capacidad de concentración mientras que equilibra la mente, elimina el estrés y tonifica los músculos. El significado de la palabra “aikido” quiere decir camino de energía y armonía.

http://mejorconsalud.com/