Logo

Logo

jueves, abril 14, 2016

La importancia del optimismo ante la enfermedad

El célebre neuroendocrinólogo y médico Deepak Chopra dice que “En los años que llevo ejerciendo, he conocido a diversos enfermos de cáncer que se han recuperado por completo tras un diagnóstico terminal, personas que a priori tenían unos pocos meses de vida por delante”. ¿Crees que el optimismo y la esperanza pudieron ser clave? Indaguemos en el asunto.



Deepak Chopra añade que “no creo que fueran casos milagrosos; a mi entender, estos fenómenos demuestran que la mente puede ir más allá, más hondo y cambiar los esquemas fundamentales que diseñan el cuerpo”.

Chopra es un médico que ha dedicado una buena parte de sus años profesionales a investigar hasta dónde pueden incidir las emociones y las actitudes del paciente a la hora de la curación en cualquier tipo de enfermedad, incluidas algunas realmente graves, como el cáncer.

¿Puede el optimismo ayudar en la cura de una enfermedad?

Ahora bien, una vez hemos recibido la triste noticia de una enfermedad más o menos grave, cabe preguntarse si realmente el optimismo y el hecho de no perder la esperanza pueden ser motivo para mejorar y evitar que el problema se enquiste.

En este sentido, la psicóloga y coach, Mamen Garrido, ofrece una serie de claves que pueden ser muy interesantes para afrontar una enfermedad con una actitud positiva y plena de esperanza y optimismo.

Garrido afirma que la actitud positiva siempre es un beneficio para todos los aspectos de la vida, incluida la enfermedad. Así pues, una vez hemos recibido una mala noticia, aparecen reacciones como la ira, la negación, la rabia o la tristeza. Sin embargo, superada esta fase inicial, llega el momento crucial que marcará diferencias:
Entre las claves que ofrece Mamen Garrido para superar una enfermedad se encuentra en primer lugar la aceptación temprana. Cuanto antes seamos conscientes de la situación, más tiempo se le ganará al reloj para comenzar la lucha, aunque nunca hay que adelantarse ni buscar atajos.
La segunda clave según Garrido es superar el miedo. Obviamente una enfermedad grave puede provocar verdadero pánico en una persona. Sin embargo, pedir información para luchar contra la incertidumbre puede ser una buena opción.

Una tercera clave sería buscar un círculo de personas queridas y que apoyen al enfermo mientras dure la convalecencia. Gente capaz de transmitir optimismo, esperanza y mucha psicología positiva son necesarias durante el trance.
La cuarta clave que aconseja Mamen Garrido sería un trabajo serio para aumentar el optimismo y la esperanza. En este sentido, puede ser positivo contactar con personas que han superado la enfermedad, crear un blog, escribir en un diario o realizar todas aquellas actividades que promuevan un estado de alegría y que aporten vitalidad.

Mamen Garrido recuerda que ya hay estudios avanzados que hablan de la psiconeuroinmunología, en referencia a investigaciones que establecen relaciones biológicas entre el sistema inmune, el sistema nervioso, el sistema endocrino y los comportamientos y actitudes. De probarse esta hipótesis, es evidente que el optimismo y la esperanza tendrían mucho que decir ante la enfermedad.

“El optimismo es la fe que conduce al logro. Nada puede hacerse sin esperanza y confianza”
-Helen Keller-

El optimismo, la esperanza y la actitud como ‘factor X’

David Spain es jefe de cirugía y traumatología en la Escuela Médica de la Universidad de Stanford en el seno de la unidad de cuidados intensivos. Según este especialista, encontramos tres factores que afectan a la curación y supervivencia de un paciente:
En primer lugar, Spain habla de la genética del individuo, que será un factor determinante en la curación del paciente.
El segundo factor de importancia alude a las circunstancias particulares de cada paciente y cómo se ha desarrollado la enfermedad.
En tercer lugar, David Spain habla del “factor X”, referido a un intangible que no se puede medir, pero tampoco ignorar, pues cree que la personalidad, emociones, el optimismo, etc. juegan un papel pequeño pero vital en la recuperación.

Según la propia experiencia de David Spain, afirma con bastante simpatía que “un anciano viejo y cascarrabias que es duro como una piedra a menudo se recupera mejor que un enclenque llorón. Luchan hasta el final”.
“El optimismo es la base del coraje”
-Nicholas M. Butler-

Muchos médicos hablan de la importancia del optimismo, la lucha, la personalidad, la actitud, la esperanza, etc. para derrotar a la enfermedad. No saben explicar todavía el porqué, pero han visto suficientes casos como para creer que son importantes. ¿Qué te parece?

Pedro González Núñez