Logo

Logo

viernes, abril 29, 2016

Cómo Interpretar Sueños y Liberar Nuestro Subconsciente

Interpretar sueños es algo que la humanidad siempre ha intentado. A nivel subconsciente, sentimos que tienen un profundo significado.

Y es cierto. Tienen un profundo significado.

Son una puerta que conduce a un gran conocimiento sobre nosotros mismos.

Hoy hablaremos de cómo abrir esta puerta.



El Primer Paso para Interpretar Sueños

El primer paso para poder interpretar nuestros sueños es tomar conciencia de ellos.

Esto no siempre es fácil, pues los sueños son muy escurridizos, y si no prestamos mucha atención, a los pocos instantes de despertarnos se nos olvidan completamente.

Un ejercicio muy efectivo para recordarlos es, siempre que nos despertemos en medio de un sueño, coger enseguida un lápiz y una libreta y apuntarlo. Esto es muy útil, no solo para no olvidar el sueño, sino que, además, a medida que vamos apuntando normalmente van surgiendo nuevas partes del sueño que al principio no veíamos.

Por supuesto, este ejercicio tiene el inconveniente de que puede hacerse un poco pesado. Si duermes solo, puedes tener una libreta y apuntar los sueños desde la cama; pero aún así, tienes que encender la luz e incorporarte, y esto rompe un poco el descanso. Y si duermes acompañado, aún es más incómodo, porque normalmente tienes que levantarte e irte a otra habitación para no molestar.

Pero a pesar de esto, si quieres interpretar tus sueños, es muy recomendable hacer este ejercicio; como mínimo algunas veces. Yo lo hice durante una temporada y va muy bien para tomar conciencia de lo que soñamos. Se descubren muchas cosas, y fortalece la conexión entre las partes consciente y subconsciente de la mente.

Otra versión más práctica de este ejercicio es simplemente incorporarte en la cama, repasar mentalmente el sueño e intentar fijarlo en tu conciencia para que te sea más fácil recordarlo por la mañana.

Este ejercicio es menos efectivo que el primero, pero también funciona relativamente bien; sobre todo si has hecho la primera versión durante un tiempo. Eso sí, es importante incorporarse en la cama. Si te quedas tumbado, lo más probable es que te vuelvas a dormir sin recordar nada.

En cualquier caso, sea con estos ejercicios o con otros, es muy importante recordar los sueños, o por lo menos un parte de ellos, para poderlos interpretar.

Qué Son los Sueños

Una vez ya recordamos el sueño de forma consciente, el siguiente paso es entender qué significa.

Para ello, es muy importante tener claro qué son los sueños y cómo funcionan. De esto hablábamos en detalle en un artículo reciente, pero la idea principal es que, en los sueños, lo que sucede es un reflejo de lo que estamos sintiendo y pensando en cada momento.

Si te sientes alegre, aparecerá algo en el sueño que para ti sea hermoso; si estás triste, aparecerán escenas tristes; si sientes miedo, aparecerá algo que te de miedo, etc. Cada escena del sueño es un reflejo exacto de tu estado emocional interior.

Durante el día, en cambio, esto no pasa. Muchas veces lo que sientes no encaja con la situación que estás viviendo. Puedes estar en una bonita fiesta, por ejemplo, y sentirte triste. O puedes estar en medio de un atasco, y estar contento pensando en tus cosas.

Esta falta de coherencia diurna entre lo que sientes y lo que pasa a tu alrededor hace que, durante el día, tu subconsciente a veces se sienta atrapado. Muchas veces sientes cosas y no las expresas, y estas emociones no expresadas se quedan enterradas dentro ti.

Hasta que llega la noche.

Mientras duermes, tu subconsciente se siente enormemente liberado, porque se traslada a un mundo donde puede expresar todo lo que quiere. Y lo hace. Todo lo que sucede en los sueños es una expresión de lo que hay en ti, y que no has manifestado plenamente durante el día.

Cómo Interpretar Sueños de Forma Efectiva

Así pues, tenemos dos características muy importantes de los sueños:
Durante los sueños, nuestro subconsciente expresa las emociones que no ha podido expresar durante el día.
Lo que sucede en los sueños es un reflejo exacto de lo que sentimos en cada momento.

Teniendo esto en cuenta, una manera muy efectiva de interpretar los sueños es fijarnos no tanto en lo que pasa en el sueño, sino en lo que sentimos mientras soñamos.

Por ejemplo, imagínate que estás soñando que vas caminado por el desierto y que te encuentras con un viejo amigo. Sin duda, en un sueño todo tiene un significado, y podrías preguntarte por qué has soñado con un desierto y por qué ha aparecido ese amigo al que hace tiempo que no ves. Pero hacer un análisis de este tipo suele ser complicado debido a la diversidad y complejidad de los sueños.

Para simplificarlo, puedes dejar un poco de lado los detalles de lo que pasa, y fijarte principalmente en las emociones. ¿Qué sentías mientras andabas por el desierto? ¿Qué sentiste al ver a tu amigo?

¿Y en qué situaciones de tu día a día has sentido emociones similares?

Si has soñado con un desierto, es porque a tu subconsciente le ha parecido que esa era una buena manera de manifestar tus emociones internas. Podrías preguntarte por qué ha elegido este sueño y no otro para manifestar lo que hay en tu interior, pero lo más sencillo y directo es simplemente descubrir las emociones que le han llevado a generar ese sueño.

Así pues, una forma relativamente sencilla de interpretar los sueños es hacerte dos preguntas:

¿Qué has sentido durante el sueño?

¿Con qué relacionas esas emociones y qué significado tienen para ti?

Con estas dos sencillas preguntas, puedes descubrir muchas cosas de tu interior.

Y también darles un espacio para que puedan salir a la superficie y expresarse con libertad.

http://www.jananguita.es/