Logo

Logo

martes, marzo 15, 2016

Encuentra el equilibrio que hay en ti

Tener equilibrio en nuestra vida es algo muy importante para estar sanos y lograr alcanzar la ansiada felicidad. De hecho, la felicidad más que un estado de máxima exaltación es un estado de equilibrio que se puede encontrar en todos los aspectos de nuestra vida.



Pero, ¿cómo podemos encontrar este equilibrio? Es algo difícil, ya que cada día está cargado de situaciones que nos desestabilizan, que nos hacen estar en lo más bajo y después en lo más alto. Algunas veces conseguimos estar equilibrados, pero otras no tanto.

“Finge locura, pero mantén tu equilibrio”
-Paulo Coelho-

Ilusiónate cada día

El desequilibrio empieza cuando la ilusión sale por la puerta. Estar ilusionados por nuestro trabajo, por el nacimiento de un hijo, por la compra de ese coche que tanto querías… hace que nuestra vida sea saludable, que nosotros estemos sanos y equilibrados.

Piensa que no solo debes cultivar tu cuerpo, tu mente y tus emociones también deben tener la atención que se merecen. Puede que comas bien, que te cuides físicamente, pero si careces de ilusión notarás cómo tu vida no es tan plena como debiera ser.

Con el paso de los años, tendemos a perder la ilusión. ¿Ves a los niños? Ellos viven continuamente ilusionados, pero los adultos ya no. Esto es algo que debemos de cambiar. Recupera la ilusión, porque quien se ilusiona tiene muchas más probabilidades de vivir más saludablemente.

“Una ilusión eterna, o por lo menos que renace a menudo en el alma humana, está muy cerca de ser una realidad”
-André Maurois-

Las ilusiones, además, te permitirán hacer realidad tus sueños. ¿Cómo? te preguntarás. Es simple, si tienes ilusión por algo, por alcanzar una meta, te esforzarás para conseguir alcanzarla. Además, la ilusión te dará seguridad para superar cualquier límite.

Ten siempre coraje

Las personas que tienen coraje, también son más equilibradas y sanas. Ellas pelean por aquello que quieren lograr, da igual lo que cueste, da igual lo difícil que sea defender una causa. Si quieren conseguir algo, lucharán.

En nuestras vidas a veces tenemos que enfrentarnos a situaciones que no nos gustan nada. Pueden ser juicios, problemas familiares, situaciones delicadas en el trabajo… En todas estas situaciones a veces tenemos que pelear, luchar por lo que queremos.

Toda lucha que llevemos a cabo nos hará desarrollar ese coraje que está en nuestro interior, pero que a veces se encuentra dormido. Es el momento de que luches por lo que quieres, porque esto te brindará salud, pero también equilibrio en tu vida.

“Que tu coraje sea mayor que tu miedo”
-Anónimo-

Pero tener coraje no significa que no vayas a tener miedo. Siempre vas a tener miedo ante una situación desconocida o que no te guste. Lo ideal es que, si te encuentras equilibrado, tu coraje es mucho mayor que tu miedo, lo supere tanto que no te afecte para luchar por lo que quieres.

Sé siempre optimista

Una sonrisa, una palabra amable, incluso cuando todo va mal y las esperanzas no son alentadoras, ayudan. Ser optimista no cuesta nada, aunque parece que sí porque nos empecinamos en hacer de las desgracias algo aún peor.

Tan negativos somos a veces que incluso un vaso roto puede convertirse en la mayor catástrofe. No nos damos cuenta de que no estamos en pleno equilibrio y que cualquier cosa por pequeña que sea hace que el vaso derrame toda el agua que tiene.

Esfuérzate por ser optimista, porque hasta en los peores momentos hay algo bueno. ¿Has tenido un pasado tormentoso? ¿Has vivido una experiencia dura? Seguro que puedes sacar una enseñanza de todo ello, un cambio positivo para ti y para tu vida.

“El optimista siempre tiene un plan, el pesimista siempre tiene una excusa.”
-Anónimo-


Uno de los problemas que tenemos es la tendencia a dramatizar muchas de las situaciones que nos toca vivir. Por eso, antes de perder ese equilibrio que tenías y tu propia salud, reflexiona sobre lo que está pasando.

Todo se supera y cuando miramos hacia atrás nos damos cuenta de que no ha sido todo tan malo como creíamos. Así que, adelántate a esto, tranquilízate y piensa que todo pasará, como todo. Sé positivo. Solo de esta manera lograrás estar más sano, más equilibrado.

Raquel Lemos Rodríguez