Logo

Logo

domingo, febrero 14, 2016

Tu corazón te hará libre, aprende a escucharlo

¿Cómo crees que personajes célebres como Nelson Mandela o José Mujica pudieron estar presos entre cuatro estrechas paredes durante años y ser capaces de perdonar tras el martirio? Solo tu corazón te hará libre, no el lugar en el que te encuentres.



Mandela se repetía a si mismo un famoso poema, “Invictus” del poeta William Ernest Henley. Su parte final decía “soy el amo de mi destino. Soy el capitán de mi alma”. Solo dentro de nosotros está nuestra verdadera fortaleza y nuestra libertad real.

Tu corazón te hará libre

En muchas ocasiones escuchamos una y otra vez frases como “este es un país libre” o “aquel es una dictadura en la que no hay libertad”. Sin embargo, estas son aseveraciones ligeras que no cuadran realmente con la acepción real de lo que es ser libre y no serlo.


Una persona puede sentirse muy libre en un régimen totalitario, mientras otra viviendo en un lugar democrático puede notar las cadenas de la esclavitud sobre sus hombros como una verdadera lápida, que le pesa a cada paso que da.

“Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo”
-Franz Grillparzer-

Sin embargo, en nuestro corazón, en nuestra mente y en nuestro interior, nadie puede arrebatarnos la verdadera libertad. ¿Qué más da si no la puedes expresar? Siempre sabrás que tú eres un ser con tu propia conciencia y eso es algo que nunca nadie podrá arrebatarte.

¿Qué pasa al no escuchar tu corazón?

Cuando digo que tu corazón te hará libre, significa que solo escuchando tus verdaderos sentimientos, tu naturaleza real y tu forma de ser más íntima podrás encontrarte a ti mismo para saber exactamente qué necesitas y qué es lo que quieres.

Ahora me gustaría mostrarte algunos supuestos en los que el hecho de no escuchar a nuestro corazón puede provocar en el fuero interno de cada persona un verdadero cisma que lejos de hacernos libre, solo logra crear un entorno de esclavitud y desazón:
  • ¿Te has sentido alguna vez en una relación que sabes que no va a ningún lado? Aguantas porque piensas que así es como debes estar. O tal vez la inseguridad que te genera la soledad y el no tener a alguien junto a ti estruja tu alma para que no tomes la decisión real que en el fondo sabes que es la correcta.
  • ¿Qué tal el trabajo? ¿Crees que estás en el lugar correcto? ¿Sientes que haces la labor para la que tienes talento y te permite desarrollar todo tu potencial personal y profesional? ¿O tal vez estás en esa empresa en la que no te sientes valorado pero no lo dejas porque no te queda más remedio y tienes un miedo horrible a no encontrar otro empleo aunque tal vez el riesgo merezca la pena?
  • ¿Qué te parecen tus amigos? ¿Te sientes valorado a su lado? ¿Crees que la gente que te rodea se merece tu compañerismo y comprensión? ¿O tal vez tienes tanto miedo a dejarles de lado por el hecho de no soportar la soledad y no sentir a alguien junto a ti, aunque no te quiera bien?

Escucha a tu corazón

Ahora, si te sientes en alguno de los supuestos antes nombrados o alguna situación similar, me gustaría darte unos consejos que tal vez te puedan ser útiles para tomar decisiones que te lleven a poder desarrollar todo tu potencial:
Tu corazón te hará libre, no lo olvides. Mira dentro de tu corazón y mantén una extensa conversación contigo mismo para descubrir qué es lo que en realidad deseas. Lo primero es plantear tus objetivos.

“Si no tienes la libertad interior, ¿qué otra libertad esperas poder tener?”
-Arturo Graf-

Una vez has planteado tus objetivos y sabes exactamente qué es lo que deseas, llega el momento de creer en ti mismo. Habrá muchos escollos en el camino como personas que te desanimarán o tus propios miedos. No obstante, algún día dirás que fue difícil, pero lo conseguiste. No lo dudes.
Trabaja en todo momento en la dirección correcta. Piensa que vas a encarar una camino complejo y solitario que poca gente se atreve a seguir. Pero si no te detienes y avanzas siempre con la mira puesta en tus verdaderos objetivos nada te podrá detener.

Ahora, recuerda este mantra, “tu corazón te hará libre”. Camina hacia tu verdadero desarrollo personal y profesional y descubre cuáles son tus anhelos más íntimos para poder darles respuesta correcta como te mereces.

Pedro González Núñez