Logo

Logo

domingo, enero 31, 2016

No permitas que la ansiedad te detenga

¿Tienes problemas para combatir la ansiedad?, ¿está afectando a tu vida?, ¿sientes que cada día te sumerges más en la soledad? Si es así, debes saber que no estás solo. En todo el mundo hay mucha gente lidiando con la ansiedad en su vida diaria.



Aunque puede parecer un problema que te mantendrá alejado de una vida normal, la ansiedad también puede ser una oportunidad. Cuando te das la oportunidad de entender tu ansiedad puedes mejorar en muchos aspectos.

“No te limites. Levántate, mantén la cabeza alta y demuestra lo que tienes.”
-Joe Mari Fadrigalan-

Identifica tu miedo

La ansiedad suele nacer del miedo y de la preocupación por el futuro. Algunas veces puedes sentir temor por las reacciones ajenas. Pero en el fondo, el motivo central de la ansiedad eres tú mismo y la idea que tienes sobre ti y sobre lo que deberías ser, hacer o parecer.


Quizás tienes alguna característica física que te avergüenza, por ejemplo o que te preocupe que no te salgan bien las cosas en un futuro. Para evitar que la ansiedad te detenga, primero debes identificar y aceptar lo que te está afectando.

Cuando conoces tus miedos puedes buscar una solución para enfrentarlos efectivamente. Es importante que no trates de evitar o de minimizar tus sentimientos. Cualquier característica que no te guste puede ser la causante de la ansiedad aunque a veces no nos demos cuenta.

“Aprendí que el coraje no era la ausencia del miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.”
-Nelson Mandela-

Cambia tus percepciones

Vamos por la vida creyendo que nuestros defectos son los peores. Esto genera mucha ansiedad cuando llega el momento de interactuar con otros. Para evitar que la ansiedad se apodere de ti, necesitas escoger otro camino, abrirte a otra forma de ver la realidad.

Observa tu realidad desde otra perspectiva. Ya verás que poco a poco las cosas comienzan a verse más normales. Incluso te darás cuenta que aquello que para ti parecía un defecto enorme, es bastante común para los demás. Aprende a ver lo que ahora consideras un defecto de forma distinta. ¿Por qué no ves a ese rasgo que tanto te molesta como algo que te hace único?

Presta atención a los demás

Cuando pasas mucho tiempo pensando en lo que te desagrada, te queda menos tiempo para disfrutar de lo bueno. Lo mismo pasa con quienes te rodean. Si pasas todo el tiempo ansioso por lo que pensarán de ti, te olvidas de cuidar tus relaciones. 

No evites salir con tus amigos y familia o disfrutar del tiempo que pasas con ellos. Concéntrate en el momento en el que te encuentras y en quienes te rodean y deja de gastar tu tiempo en preocupaciones.

Ve poco a poco

La ansiedad no llega y se instala en un par de horas. Lleva muchos años desarrollar todos los hábitosque la mantienen en nuestra vida. Lo mismo pasa con el proceso para eliminarla de nuestra vida.

Debes comenzar poco a poco a combatir a la ansiedad. No te plantees ir a una gran fiesta donde seas el centro de la atención al inicio. Lo que necesitas es dar pequeños pasos. Si eres incapaz de salir de casa, prueba un día a salir a recoger el correo. No necesitas salir y saludar a todos los vecinos, solo has algo pequeño.
No huyas de las situaciones que te incomodan

Es difícil de hacer pero es una gran estrategia para terminar definitivamente con la ansiedad. Permanecer en el lugar que nos incomoda nos ayudará a afrontar a aquello que tememos, a pesar del malestar que estemos sintiendo. Seguro que hasta ahora has buscado evitar las situaciones que te generan ansiedad. ¡No lo hagas más! Permítete sentir el miedo y las dudas.


De esta forma aprenderás a resolver las situaciones incómodas y poco a poco te resultarán más normales. Llegará un momento en que ni siquiera entenderás por qué te sentías así. Desde luego que es un proceso, pero el resultado es genial. Solo cuando enfrentas tus miedos los puedes vencer.

“Puedes correr, correr, correr lejos de un montón de cosas en la vida pero no puedes huir de ti mismo. Y la clave de la felicidad es entender y aceptar lo que eres.”
-Dale Archer-

Acepta el poder sobre tu vida

La ansiedad puede tomar el control total sobre tu vida si lo permites. No dejes que las emociones negativas tengan más poder que tú. Si algún aspecto no te gusta, piensa cómo cambiarlo, mejorarlo o sacarle el máximo provecho. Cuando la ansiedad sea un problema permanente que no puedas controlar, piensa en acudir a un especialista.

Okairy Zuñiga