Logo

Logo

martes, noviembre 17, 2015

Qué Es el Dolor y Cómo Sanarlo de Forma Definitiva

que es el dolor
El dolor es uno de los elementos más incómodos de la vida, ¿verdad?

Siempre resulta molesto, y siempre deseamos que se vaya cuando lo sentimos.
Pero ¿qué es el dolor exactamente? ¿Cuándo aparece? ¿Y por qué lo hace?
Y lo más importante de todo: ¿cómo podemos sanarlo de forma definitiva?
Hoy hablaremos en detalle de este tema.
El dolor, como todo, tiene solución.

¿Qué Es el Dolor?

El primer paso para entender bien qué es el dolor es ver claramente que no es algo que simplemente “sucede”; es algo que el cuerpo hace de forma plenamente intencionada. Es algo que el cuerpo hace porque quiere hacerlo.
Este punto es muy importante, porque normalmente no lo vemos así. Creemos que el dolor es simplemente una consecuencia natural de las heridas o de algunas enfermedades, y que pasa como por inercia, sin que nadie lo genere.
Si nos hacemos daño en un brazo, por ejemplo, normalmente decimos algo como “me duele el brazo” (como si el dolor apareciera de la nada por arte de magia) o “me he hecho daño en el brazo” (como si el causante del dolor fuera el golpe que nos hemos dado).
No decimos nunca algo como “mi cuerpo está generando dolor en mi brazo”.
No somos conscientes de que podría ser perfectamente que nuestro cuerpo no generara las señales nerviosas que producen la sensación de dolor. Y, en este caso, podríamos hacernos heridas muy fuertes sin sentir nada.
Es decir, el dolor es algo que nuestro cuerpo genera de forma activa. Concretamente, es algo que generan nuestras células.
Así que, siempre que sientas dolor, toma conciencia de que no es algo que esté sucediendo por inercia ni por “consecuencias naturales”, sino que hay un grupo de seres vivos (tus células) que están trabajando activamente para generar ese dolor.
(Antes de enfadarte con ellas, continua leyendo ;) )

Nuestras Células Son Inteligentes

El siguiente punto importante para entender bien el dolor es tener siempre presente que nuestras células son inteligentes. Son seres vivos, y todos los seres vivos tienen conciencia e inteligencia.
Y, como consecuencia de su inteligencia, todos los seres vivos siempre actúan haciendo lo que creen que es mejor. Nunca un ser vivo hace nada que cree que va a ser malo para él.
Así pues, cuando nuestras células generan dolor, lo hacen porque creen que es lo mejor que pueden hacer en ese momento.
No es una decisión irracional ni al azar, sino que sale de su inteligencia y su conciencia.
También hay que añadir que el nivel de conciencia de nuestras células es mucho más elevado que el nuestro, aunque este tema da para un artículo entero. Así que esta decisión no es solo una decisión inteligente: es una decisión muy inteligente. Y está basada en una conciencia muy elevada.

El Origen Profundo del Dolor

Así pues, el dolor es algo que generan nuestras células de forma consciente e inteligente. La siguiente pregunta es: ¿por qué lo hacen?
Pues por un motivo muy sencillo: para comunicarse con nosotros.
No sé si has pensado en ello alguna vez, pero nuestro cuerpo no tiene prácticamente ningún canal de comunicación con nosotros. Ahora mismo no tiene casi ninguna manera de dirigirse a nosotros cuando tiene algo que decirnos. No puede hablarnos de forma clara y directa.
Si algún órgano no va bien, por ejemplo, no recibimos ningún mensaje de nuestro cuerpo que nos diga: “escucha, ves al médico, que hay algo aquí que debes arreglar.”
O si hay algún alimento que no le sienta bien, no oímos: “no comas más de esto, por favor, que no puedo procesarlo correctamente.”
Y el problema no es que las células no nos lo digan; lo hacen todo el tiempo. El problema es que no estamos escuchando. Actualmente, nuestro cerebro está desconectado de la parte inteligente de nuestras células, y no oímos casi nada de lo que dicen.
No oímos los mensajes de nuestro cuerpo.
Así que solo le queda una opción: gritar más fuerte.
Y esto es el dolor: es un grito que dan las células para comunicarse con nosotros. Es la única manera que tienen actualmente de hacernos llegar un mensaje cuando consideran que algo no va del todo bien.
El dolor es un medio de comunicación entre nosotros y nuestro cuerpo.
Prácticamente el único que tiene disponible ahora mismo.

Cómo Sanar el Dolor de Forma Definitiva

Teniendo todo esto en cuenta, la manera de sanar el dolor para siempre es simple: proporcionarle al cuerpo un canal alternativo de comunicación.
El dolor es algo que utiliza el cuerpo como último recurso cuando ve que no hay otra alternativa. Muchas veces, necesita que actuemos para resolver un problema, pero por mucho que intenta comunicarse con nosotros, no lo oímos. Entonces es cuando genera el dolor.
Pero si somos capaces de oírlo antes, no hará falta que lo haga. Si conseguimos escuchar a nuestro cuerpo y a hablar con él, no será necesario el dolor.
Llegados a este punto, la gran pregunta es: ¿cómo hacerlo? ¿Cómo comunicarnos con el cuerpo?
Personalmente, estoy trabajando en ello desde hace poco, así que no tengo una respuesta definitiva. Creo que es algo que iremos aprendiendo poco a poco.
Pero el primer paso es ponerle intención. Tomar conciencia de que nuestro cuerpo es un ente inteligente que quiere comunicarse con nosotros, y que de momento no tiene muchas opciones para hacerlo. El único canal que tiene es el dolor, y poco más.
Así que, para empezar, simplemente esto: intenta escuchar. Pon atención en tu cuerpo y en tus células, e intentar escuchar sus mensajes.
Al principio cuesta oír algo, pero solo por intentarlo ya se produce un gran cambio en nuestro interior. Nuestras células se dan cuenta de que por fin hay alguien escuchando, y se ponen muy contentas.
Y si seguimos escuchando, con el tiempo lograremos oírlas.
Este es un paso muy importante en nuestra evolución. Hay una fuerte desconexión entre nosotros y nuestro cuerpo, y tenemos que unirlos.
Nuestro cuerpo nos está hablando. Des de hace mucho tiempo.
Y es hora de empezar a escuchar.
www.jananguita.es