Logo

Logo

domingo, noviembre 22, 2015

Los 3 Tipos de Talentos que Todos Tenemos

tipos de talentos
Descubrir tus talentos es un paso imprescindible para encontrar tu lugar en el mundo, ya que tus capacidades son precisamente las herramientas que te permiten hacer lo que has venido a hacer aquí.

Desgraciadamente, no siempre es fácil ver cuáles son nuestros principales talentos, y tenemos que hacer un esfuerzo para descubrirlos. Para facilitar este proceso de descubrimiento, a continuación te propongo una clasificación de los diferentes tipos de talentos que todos tenemos.

Tipos de Talentos:  

Tus Talentos Evidentes

De todos los tipos de talentos, estos son los más fáciles de identificar, ya que son los talentos que tienes, y que sabes que tienes. Son las habilidades que tienes desarrolladas de una forma natural y consciente.
Puede ser cualquier cosa: cantar, pintar, escuchar a la gente, etc. Lo más importante es que son cosas que haces bien, y que sabes que haces bien. Así que, en principio, aquí no hay ningún trabajo de descubrimiento por hacer, más allá de potenciarlas tanto como quieras y puedas.

Tus Talentos Ocultos

Son los talentos que tienes, pero sin ser plenamente consciente de ello. Son aquellas habilidades que los otros ven perfectamente en ti, pero tú no.
Hay dos motivos principales por los cuales quizás no ves algunos de tus propios talentos:
  1. Simplemente no eres consciente de tenerlos.
  2. Crees que es normal tenerlos. Quizás sabes que tienes una determinada habilidad, pero para ti es tan normal, que crees que todo el mundo la tiene. No te  das cuenta de que la mayoría de la gente no la tiene, y de que esto te hace especial.
Una buena manera de descubrir los talentos ocultos es preguntar a algunas personas que te conozcan bien qué capacidades creen que tienes. Seguro que te llevas más de una sorpresa.

Tus Talentos Potenciales

Son los talentos que tienes poco desarrollados, y que te frustra que sea así. Por ejemplo, quizás crees que no eres muy simpático, y te gustaría serlo más. O crees que tienes poca paciencia, y querrías tener más.
Es posible que pienses que esto siempre es así, que te gustaría tener todas las capacidades que no tienes. Pero, muy probablemente, esto no es cierto. Seguro que hay muchas habilidades que no tienes y no piensas nunca en ellas. En cambio, hay otras que sí.
Pues bien, estas capacidades que tienes poco desarrolladas, y que echas de menos, son muy importantes. Tienen un gran potencial, porque si las trabajas, pueden llegar a ser tu  talento más grande.
Los talentos evidentes y los ocultos son capacidades que tenemos de forma natural; no nos requiere ningún esfuerzo ponerlas en práctica, de forma que no las trabajamos mucho. Simplemente las usamos cuando las necesitamos y ya está.
En cambio, los talentos potenciales son una parte de nosotros que, si queremos llegar a aprovechar, tenemos que ejercitar a fondo. El deseo de tenerlos nos impulsa a hacer el esfuerzo de trabajarlos, y este esfuerzo puede hacer que florezcan enormemente. Pero tenemos que hacer el trabajo; si no, se quedarán dormidos para siempre.
http://www.jananguita.es/