Logo

Logo

viernes, octubre 30, 2015

¿Qué Quiere Dios de Mí?

qué quiere Dios de mí
Alguna vez te has preguntado: ¿qué quiere Dios de mí? ¿Tengo alguna obligación respecto a Él? ¿Hay algo que deba hacer sí o sí para ganarme su aprobación?

A todos nos han enseñado que, como integrantes de la sociedad en la que vivimos, tenemos ciertos derechos y deberes. Estamos tan acostumbrados a esta manera de funcionar, que la vemos como natural. Y esto nos hace pensar que, como habitantes del universo, también debemos tener obligaciones. Pensamos que, al igual que lo hace la sociedad humana, Dios nos exige una serie de cosas a cambio de lo que nos da, y que si no lo hacemos, nos castigará.
Pues bien, ¿sabes cuáles son estos deberes que Dios te ha puesto? ¿Sabes qué te exige Dios? Nada de nada.

Las Obligaciones Son una Invención Humana

El concepto de obligaciones es una invención humana. Es una manera que hemos encontrado de organizarnos entre nosotros, pero Dios no tiene nada que ver con ella. Desde el punto de vista del universo, tú no tienes ninguna obligación. Ninguna.
Esto quiere decir que cualquier obligación que sientas que tienes, o bien es una invención tuya, o bien es la invención de otra persona que te ha convencido.
Piensa en algunas de las cosas que, desde el punto de vista humano, son completamente inaceptables: hacer daño a los demás, robar, engañar, no pagar las facturas, no querer trabajar y holgazanear todo el día, etc. ¿Sabes qué te hará Dios si haces alguna de estas cosas? Amarte. No te sermoneará, no te castigará, no hará que en la próxima encarnación seas un ratón.
Cuando dejes el planeta, Dios te recibirá con los brazos abiertos. Hayas hecho lo que hayas hecho.

¿Qué Quiere Dios de Mí? Que Seas Feliz

¿Sabes qué quiere Dios de ti? Que seas feliz. Por eso, aunque no tiene ninguna norma para ti, sí tiene una pequeña sugerencia.
Cuando Dios te dio un beso de despedida antes de ver cómo te ibas hacia la Tierra, te miró y te dijo: “no te preocupes, hagas lo que hagas yo te amaré y estaré siempre a tu lado. Pero si quieres ser feliz, recuerda que debes amar a los demás.”
Dios quiere que seas feliz, y por eso, si pudiera elegir, Él preferiría que amaras todo lo que te rodea. No quiere que hagas daño a nadie, ni que robes ni que engañes; pero no porque piense que hacer esto es malo, sino porque sabe que si lo haces no serás feliz. Dios no hizo los 10 mandamientos pensando en Él, sino pensando en tu felicidad.
Dios confía en ti. Por esta razón te ha dado plena libertad para hacer lo que quieras. Así que no te sientas obligado a nada. Y si te sientes obligado a hacer algo, que sepas que Dios no tiene nada que ver con esto. Él te amará hagas lo que hagas.

http://www.jananguita.es/