Logo

Logo

miércoles, octubre 28, 2015

Cómo Superar la Pérdida de un Ser Querido

la perdida de un ser querido
Hace unos días publiqué un artículo sobre la tristeza donde explicaba que este sentimiento es un indicador muy importante para nuestro correcto funcionamiento. De la misma manera que el hambre nos avisa de que necesitamos alimento, la tristeza nos avisa de que nos falta amor.

Como respuesta a este artículo, una persona me planteó la siguiente duda: ¿qué pasa cuando estamos tristes por la pérdida de un ser querido? En estos casos, parece que estar triste no indica una falta de amor, sino todo lo contrario: estamos tristes porque amamos a la persona que hemos perdido, ¿verdad?
Creo que es una buena reflexión que merece una buena respuesta. Y de paso también servirá para tratar uno de los dolores más grandes que podemos llegar a sentir: perder a alguien que amamos.
Es un tema delicado, y siento cierto reparo a hablar de él. Sé que no todo el mundo estará de acuerdo con lo que voy a contar ahora, y que incluso alguien se puede sentir ofendido. Por esta razón, me gustaría dejar claro que no es mi intención herir la sensibilidad de nadie. Todo lo contrario, si al final me he decidido a tratar este tema, es porque creo que puede ofrecer un poco de consuelo.

Todos Somos Eternos

Para entender qué es exactamente la muerte, debemos tener siempre presente que todos somos eternos. No es una creencia religiosa ni espiritual: es un hecho científicamente probado. Ya hace mucho tiempo que la ciencia ha demostrado que todo es energía, y que la energía no se crea ni se destruye. Así que ninguno de nosotros tiene principio ni fin: somos eternos.
Dejar el planeta, pues, no es sinónimo de dejar de existir: es simplemente un cambio de etapa. Todas las personas que nos han dejado, ahora mismo están en otro lugar del universo. Y la mayoría están mucho mejor de lo que estaban aquí.
Cuando perdemos a un ser querido no le decimos adiós para siempre, es simplemente un “hasta pronto.”

Amar Es Querer el Bien del Otro

Justo hace un par de días una amiga me contaba que, cuando sus hijos se fueron de casa, no se sintió nada triste: estaba contenta de ver cómo hacían su camino. También me contaba que al principio pensaba que quizás no era buena madre, porque todo el mundo da por supuesto que cuando se marcha alguien que amas tienes que estar triste.
Por supuesto, mi amiga no es una mala madre, sino todo lo contrario, porque amar a una persona no es querer tenerla siempre cerca, es querer lo mejor para ella. Y, a veces, para hacer su camino debe alejarse de nuestro lado.
En estos casos, querer retenerla no es amar. Amar es dejarla volar.

La Pérdida de un Ser Querido

Los seres humanos estamos diseñados para temer a la muerte: la vemos como un túnel oscuro sin salida. Forma parte del propósito de nuestro planeta, y así es como debe ser.
Pero si pudiéramos ver lo que hay al otro lado del túnel, nos quedaríamos de piedra. No es un lugar oscuro y tenebroso: es un lugar lleno de luz y caras sonrientes. Todos los que nos han dejado están allí, celebrando su vida y la de todo el universo.
El gran reto para los que todavía estamos aquí es intentar hacer lo mismo:celebrar la vida, con todo lo que ello conlleva. ¿Podemos pensar en la persona que nos ha dejado y celebrar haberla conocido? ¿Podemos estar contentos porque ha podido irse del planeta cuando así lo ha decidido? ¿Podemos disfrutar del tiempo que nos queda aquí sabiendo que al final nos volveremos a reunir con ella? ¿Podemos entender que el universo es muy sabio, y que toda vida y toda muerte tienen un propósito, aunque no lo entendamos?
No es un reto fácil, lo sé, pero en parte estamos aquí por esto. Hemos venido a la Tierra a aprender a aceptar la vida incluso cuando parece inaceptable. Hemos venido aquí a aprender a amar incluso cuando parece imposible hacerlo.
Solo las grandes personas se proponen grandes retos, así que esto dice mucho de ti. ¿Sabes quién eres? Eres un ángel que se ha propuesto hacerse más fuerte. Eres un ángel que quiere dar el máximo de su amor, y por eso te pones retos.
¿Puedes levantar la vista al cielo y dar las gracias a aquel que te ha ayudado a hacer realidad el reto?

http://www.jananguita.es/