Logo

Logo

sábado, octubre 17, 2015

4 milagrosos consejos médicos para cuando estés triste

Desde una pregunta «mágica» que te ayudará en los momentos más desesperados, hasta clasificar tus sentimientos negativos. Te damos las claves para ser feliz
Después del verano (y más concretamente tras las vacaciones) es probable que muchos se sientan abatidos y desconozcan cómo mejorar. Si ese es tu caso no debes preocuparte, pues son cientos y cientos aquellos cuyo ánimo ha descendido debido a la vuelta al trabajo o, simplemente, porque han tenido que lidiar con alguna desgracia. Es por ello que la revista «Time» -en colaboración con el neurocientífico Alex Korb (de la Universidad de California, en los Ángeles)- ha dado a conocer cuatro sencillos consejos para superar esos pequeños baches que, en ocasiones, nos pone la vida y que tienden a parecernos un mundo.

1-La pregunta mágica
Puede parecer extraño pero, según Korb, existe una pregunta que puede hacer que te sientas mejor contigo mismo y elimines la tristeza de un golpe: «¿Por qué estoy agradecido?». En palabras del experto, esta cuestión activa la segregación de dopamina y serotonina por parte del cerebro.
La primera hace que la mente se sienta menos angustiada y aumente la «felicidad» en el cuerpo. La razón es sencilla: recordar aquello por lo que debes dar las gracias te hace centrarte en los aspectos positivos de tu vida. Este hecho lleva a que crezca, además, tu inteligencia emocional y la densidad de tus neuronas. A nivel social, finalmente, mejora las relaciones personales.
2-Pon nombre a tus sentimientos negativos
En palabras de «Time», si estás triste lo mejor es hacer un esfuerzo y buscar un apelativo para el sentimiento (ya sea «ansioso», «enfadado», «agobiado»…). Puede parecer simple pero, según determinan los últimos estudios, poner nombre a lo que se siente activa la corteza prefrontal ventrolateral. En otras palabras, reduce el impacto de aquello que te está afligiendo. A su vez, es aconsejable utilizar una única palabra (o como mucho dos) para nombrar lo que te preocupa, para lo que se pueden usar las metáforas. Curiosamente, este sistema lo utilizan ya algunas religiones que apuestan por la meditación.
avrazo
3-Toma decisiones
Según explica el psicólogo Barry Schwartz, si existe un tema que nos aflige no hay nada mejor que tomar una decisión con respecto a ello y seguirla. Todo se debe a que esta determinación reduce la preocupación y la ansiedad y ayuda a reducir el estrés del problema al actuar sobre la corteza prefontal de manera positiva.
En este sentido, el experto cree que es mucho mejor tomar una decisión «bastante buena» en un breve período de tiempo que encontrar la «perfecta» dedicándole una ingente cantidad de horas. Y es que, ser un perfeccionista es sumamente estresante. «Algo que resolvamos bastante bien es lo suficientemente bueno», destaca Schwartz.
4-Da abrazos
No es aconsejable dar abrazos a desconocidos, pues es muy probable que te lleves algún que otro pescozón, pero los neurólogos sí aconsejan tocar a tus compañeros de trabajo y seres queridos para demostrarles tu afecto. Ya sea mediante un apretón de manos, o una palmadita en la espalda. Este pequeño gesto aumenta el nivel de aceptación de la otra persona, libera oxiticina (la «hormona del amor») y aumenta el rendimiento de tu interlocutor. Finalmente, y en el caso de que te decidas por un abrazo, es aconsejable que sean cuanto más largos, mejor.
ABC.ES@ABC_ES / MADRID