Logo

Logo

jueves, agosto 20, 2015

Cómo Expandir Tu Conciencia de Forma Espectacular en Menos de 30 Segundos



Hay muchos motivos por los cuales expandir nuestra conciencia es muy importante para nosotros ahora mismo.

Entre otras cosas, expandir la conciencia nos permite percibir el universo con más claridad, y también percibirnos mejor a nosotros mismos: conocernos mejor y entender mejor quiénes somos y qué hacemos aquí.

Pero quizás el motivo más importante es que la expansión de nuestra conciencia es la solución última de nuestros problemas. En última instancia, todas las dificultades que vive la humanidad son el resultado de tener una conciencia limitada. Los seres humanos no percibimos la realidad al completo, solo percibimos una parte de ella, y esto es lo que nos hace sufrir. Estamos en medio de una oscuridad parcial que nos impide ver con claridad el camino, y por esto chocamos los unos con los otros.

La solución es simplemente encender la luz. Tenemos que aprender a ver más y mejor. Tenemos que expandir nuestra conciencia cuanto más mejor.

Y hoy te propongo un poderoso ejercicio para lograrlo muy rápidamente.

El Centro de Tu Conciencia

En esencia, este ejercicio es el mismo que te propuse hace poco para aliviar el dolor. Pero como ya te comenté entonces, es un ejercicio muy poderoso que vale la pena analizar en profundidad. Hoy lo veremos desde otro punto de vista, y entenderemos mejor por qué es tan potente.

La base de este ejercicio está en encontrar el punto donde está centrada tu conciencia. Este punto está en una zona muy concreta de tu cuerpo: en el eje central del cuerpo, a la altura de los ojos, y en la parte posterior de la cabeza. Así:



Es relativamente fácil darse cuenta de que nuestra conciencia está en el eje del cuerpo y a la altura de los ojos. Lo que no es tan inmediato es ver que está en la parte posterior de la cabeza, y no en la anterior. De hecho, tradicionalmente hemos creído que el centro de nuestra conciencia está en el entrecejo. Incluso hay muchas técnicas de meditación que se basan en este punto.

Pero esto no es así. De hecho, centrar nuestra atención en el entrecejo lo que hace es limitar nuestra conciencia en lugar de expandirla. Y es importante entender por qué.
La Amplitud de Tu Conciencia

Te pongo un ejemplo. Imagínate que quieres hacer una foto de un paisaje. Coges tu cámara y te dispones a encuadrar la zona que quieres que salga en la foto, pero te das cuenta de que no cabe todo lo que querías que saliera.

¿Qué harás en un caso así?

Dar unos cuantos pasos hacia atrás, ¿verdad? Por una razón muy simple: cuanto más atrás estés, más amplia será la zona que captará la cámara.

Pues con tu conciencia pasa lo mismo: cuanto más atrás centres tu atención, más amplia será la zona que abarcará tu capacidad de percepción.

En la siguiente figura se ve muy claro. En ella puedes ver la amplitud de nuestra percepción en función de dónde centramos nuestra atención. Si te entras en el entrecejo, tu conciencia será muy limitada. En cambio, si te centras en la parte trasera de la cabeza, será mucho más amplia.
Cómo Expandir la Conciencia Rápidamente

Una manera muy sencilla y rápida de expandir la conciencia es simplemente centrar tu atención en el punto (2) de la figura anterior. Siempre que te notes descentrado, párate un momento e intenta mover el centro de tu conciencia hacia la parte trasera de tu cabeza. Y si consigues estar siempre centrado en ese punto, mejor que mejor.

Después de publicar el artículo sobre cómo aliviar el dolor, donde utilizaba este mismo ejercicio, recibí varios comentarios al respecto. La mayoría decían que habían tenido muy buenos resultados, pero también había algunas dudas. Algunas personas me comentaron que no acababan de ver claro cómo hacer el ejercicio, y otras preguntaron si este punto estaba relacionado con la glándula pineal.

Respecto a la segunda pregunta, decir que este punto no es la glándula pineal. Pero este es un tema importante del que hablaremos más adelante en otro artículo.

Y sobre cómo hacer el ejercicio, pues la verdad es que entiendo que puede resultar un poco confuso al principio. Pero se trata simplemente de centrar tu atención tan atrás como puedas dentro de tu cabeza. No se trata de visualizar nada, simplemente fíjate bien desde dónde estás observando la realidad, e intenta llevar este punto hacia la parte posterior de tu cabeza. Imagínate que eres un pequeño personaje diminuto dentro de tu cabeza, y que puedes moverte libremente por ella. Y ve hacia atrás.

Si te resulta muy difícil, puedes hacerlo sin ir tan atrás. Puedes centrarte en la parte central de la cabeza, por ejemplo. Cuanto más atrás, mejor, pero en el centro también está bien. Cualquier punto que no sea el entrecejo ya es un gran paso adelante.

Si lo haces, verás que tu conciencia se expande al instante. Te sentirás más libre, más atento y más centrado.

Te sentirás más tú.

http://www.jananguita.es/