Logo

Logo

domingo, julio 05, 2015

Acepta tu amor interior

Al aceptar el amor que viene de tu interior, tú das amor a otros en igual medida que el grado de amor por tí mismo que está presente. Andas en el mundo de tus creencias, lo cual significa simplemente que todas tus experiencias son reflejos de tu autopercepción.


Ninguna estancia terrenal es permanente. Ninguna condición del mundo está más allá del cambio. Deja la impermanencia a favor de un feliz intercambio por la Eternidad. 

Cuando estás frustrado, sé que estás enganchado con las apariencias, y luego desengánchate. Cuando elijas el gozo, sé que también estás eligiendo la libertad de no estar apegado. El gozo supremo es desapegado; está libre de toda condición; es la “Condición Incondicional.” 

La irritación emocional es una señal de advertencia de que tu atención se ha deslizado a un enfoque en la“carencia.” ¡No hay problema! Simplemente recuerda que puedes elegir un enfoque diferente, uno más saludable, y elige de conformidad.

¿Por qué gritar “lobo” cuando tú eres el pastor de tus propios pensamientos? Cuida a tus propios borregos mentales y guíalos a los pastos más verdes del equilibrio emocional. 

La educación más grandiosa es el aprender a recordar tu Yo Divino, y logras esto perdonándote a tí mismo. El verdadero perdón no asume que la condena sea real sino que derrumba el fundamento de la culpabilidad y el culpar que ustedes han construido, señalándoles hacia su Realidad Espiritual. Es una corrección intuitiva que les recuerda de volverse hacia Dios. 

Fuente: http://lightworkers.org/