Logo

Logo

martes, marzo 24, 2015

Tu vida no puede salir mal

En realidad, tu mundo está configurado de tal forma que nada te puede pasar, sin embargo Todo Pasa Para Ti – para tu despertar, para tu crecimiento, para tu inspiración, para tu exploración – incluso si te olvidas de eso, o si a veces eres incapaz de verlo o si a veces caes en la distracción y en la desesperación.
Cuando no hay un destino fijo, no puedes perder el rumbo, así que nada de lo que pase en tu vida puede sacarte del camino. Tu camino ES lo que pasa, y lo que pasa ES tu camino. No hay de otra.

Todo es un regalo en este inquebrantable camino que llamas vida – la risa, las lágrimas, los momentos de gran angustia, las experiencias de profundas pérdidas, el dolor, la confusión, los momentos en los que crees que nunca lo lograrás, incluso el la inmensa angustia que causa el amor – aunque lo olvides, o a veces no puedas verlo, o pierdas absolutamente la fe en este gran espectáculo.
Pero incluso la pérdida de la fe en este espectáculo es parte del espectáculo, e incluso la escena en donde ‘algo está saliendo mal’ no es indicativa de que el espectáculo esté saliendo mal, y así, siempre estás exactamente donde necesitas estar, lo creas o no, incluso si no lo crees.
La vida es absolutamente confiable, aunque tu confianza parezca estar a millones de años luz, la vida no puede ir mal, porque todo es vida, y la vida es todo. Entiende esto, compréndelo desde tu corazón. La espiritualidad es profundamente simple, tan simple como la respiración, tan natural como contemplar las estrellas por la noche y caer rendido de asombro…
- Jeff Foster