Logo

Logo

martes, diciembre 16, 2014

El mágico y misterioso mundo de los sueños, aprende a interpretar tus sueños

En todas las culturas, desde tiempos muy remotos, el hecho de soñar guarda misterios ocultos casi imposibles de descifrar; desde la pregunta de por qué soñamos, cómo se generan los sueños en nuestro cerebro, hasta hipótesis muy variadas relacionadas con el subconsciente, nuestros deseos y miedos, posibles dimensiones que no conocemos y, por supuesto, pensar que los sueños son vaticinios, premoniciones que esperan a ser descifradas y reveladas; así, muchísimas personas creen que el sueño tiene una esencia profética. A principios del siglo pasado, Sigmund Freud estudió el sueño desde una perspectiva científica y racionalista con su obra: Interpretación de los sueños, siendo éstos, según él, un acceso al inconsciente que puede ser revelado por medio del análisis y psicoanálisis. Siempre puede emplearse algún tipo de diccionario de los sueños, que ayude a revelar los misterios oníricos, aunque cabe recalcar que existen muchos significados que pueden ser distintos para un solo término, depende de las circunstancias de lo que soñamos y que, por lo general, debe relacionarse todo lo soñado y no verse como elementos individuales. El significado de lo que soñamos adquiere relevancia cuando estudiamos lo que estamos viviendo en nuestra vida, incluyendo nuestros anhelos y miedos.
¿Por qué razón soñamos lo que soñamos en el momento que lo hacemos? Se cree que gran parte de la incógnita se relaciona con el pasado y presente de cada ser humano, así como de su futuro. Muchas personas que son consideradas clarividentes aseguran que pueden ver los sucesos futuros a través de sus sueños. Recordemos que, en la Biblia, José interpreta los sueños de Faraón (Génesis 41:1-36), mientras que, en Grecia, la oniromancia fue una actividad habitual, en muchas otras tradiciones y culturas, este patrón se ha repetido.
Sin embargo, hay que diferenciar los sueños premonitorios de los que no lo son, ya que muchas veces uno sueña sólo algo que se relaciona con una preocupación; por ejemplo, cuando alguien tiene fobia a los alacranes y saldrá de viaje a un lugar caliente, en donde sabe que puede haber esta especie de animales, puede llegar a soñar que ve un alacrán; es entonces sólo el inconsciente el que habla en estos casos, de nuestros miedos, y lo más probable es que la persona durante el viaje no llegue a encontrarse ningún alacrán; y, aunque este tipo de sueños también pueden analizarse y llevan un mensaje del subconsciente, cabe la pregunta de cómo se puede delimitar y diferenciar un sueño de este tipo de uno premonitorio.
 ¿Quieres dormir bien?
Además, cabe señalar que, algunas veces, los sueños se pueden controlar e, incluso, ser dirigidos; esto tiene que ver con los llamados sueños lúcidos que se dan cuando, quien sueña, sabe o se da cuenta de que está soñando.
Aunque, por lo general, la gente no recuerda, o bien suele olvidar lo que soñó muy poco tiempo después del despertar (en promedio diez minutos), existen formas de poder analizar lo soñado si se dedica un tiempo al despertar, cuando el recuerdo es fresco, para escribir lo soñado. Además hay que poner especial atención a los sueños repetitivos, ya que indican con mayor fuerza que hay algo que preocupa a la persona y que debería hacer consciente.
Sobre los sueños se pueden aprender muchas cosas; entre ellas, técnicas para recordar lo soñado, los tipos de sueños, que pueden ser: fronterizos, de reajuste, de satisfacción, de satisfacción intelectual, y los mencionados sueños premonitorios, así como los signos oníricos, que son acontecimientos, personajes o elementos del mundo real, frecuentes en sueños, que pueden estimular el sentido crítico y llevar a la lucidez.
Puedes encontrar mucha información para analizar tus sueños en la siguiente pagina:

http://hermandadblanca.org/interpretacion-de-los-suenos/