Logo

Logo

martes, octubre 07, 2014

Tus manos son poderosos instrumentos de sanación

Tus manos son poderosos instrumentos de sanación.
La imposición de manos es algo normal y natural.
Es un procedimiento muy antiguo.
Tú sabes que cuando sientes un dolor, lo primero que haces es apoyar la mano sobre el lugar dolorido para sentirte mejor.
Entonces, permítete darte energía.
Haz una inspiración profunda y libera la tensión, el miedo, la cólera o el dolor, y deja que el amor fluya de tu corazón.
Deja el corazón abierto para poder recibir el amor que está entrando en tu cuerpo.
Tu cuerpo sabe exactamente que hacer con esa energía sanadora y cómo usarla.
Mira la luz del amor, cómo emana de tu corazón… una luz hermosa, hermosísima.
Deja que ese amor te brote del corazón, que fluya por tus brazos y te inunde las manos.
Esa luz impregna todo tu ser de compasión, comprensión y solicitud.
Mira cómo estás sano y entero.

Tus manos son poderosas.
Te mereces el amor.
Te mereces estar en paz.
Te mereces sentirte a salvo.
Te mereces que te cuiden.
Permítete recibir.
Y así es.
Louise Hay