Logo

Logo

sábado, junio 14, 2014

Como conseguir la verdadera abundancia

Perdonad que me meta de nuevo con el libro El Secreto, ya van dos veces en una semana, pero es que hay muchas personas que me preguntan por la resistencia al dinero, y creo necesario aclarar el significado REAL de la abundancia. Seré breve.
El Secreto da como ejemplo de abundancia a los multimillonarios. Y eso, aunque de manera sutil, viene a decir que si no eres millonario no tienes una buena relación con el dinero o no tan buena como alguien rico. Pues bien, mi opinión es que esto no es cierto. Creo que tanto “la falta de dinero” como “el dinero de sobra”, ambas son malas relaciones con el dinero.


La Biblia dice: No estéis preocupados por lo que habéis de comer o beber para vivir, ni por la ropa con que habéis de cubrir vuestro cuerpo. Mirad las aves que vuelan por el cielo: ni siembran ni siegan ni almacenan en graneros la cosecha; sin embargo, vuestro Padre que está en el cielo les da de comer. Pues bien, ¿acaso no valéis vosotros más que las aves?¿Y por qué estar preocupados por la ropa? Mirad cómo crecen los lirios del campo:no trabajan ni hilan. Pues si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, ¿no os vestirá con mayor razón a vosotros, gente falta de fe? No estéis, pues, preocupados y preguntando: ¿Qué vamos a comer? o ¿Qué vamos a beber? o ¿Con qué nos vamos a vestir? Buscad primeramente el reino de los cielos y todas esas cosas se os darán por añadidura.
¿Qué hace un pájaro? ser pájaro. ¿Qué hace un lirio? ser lirio. ¿Qué haces tú? pues deberías ser tú, sólo eso, y para ser tú, tienes que encontrar cuales son los dones y talentos que como ser único e irrepetible que eres, tienes, y luego, mostrar a los demás dichos dones y talentos. Nada más, eso es todo.
Entonces, ¿cuál sería la verdadera abundancia? La verdadera abundancia sería aquella en la cual pudieras dedicarte a compartir con los demás tus dones y talentos. Haciendo eso, de forma natural fluirías con el Universo y tendrías todo lo que a nivel material necesitas para ser feliz. Disfrutarías de un nivel óptimo de vida, sin que te faltara ni te sobrara nada. Te amarías lo suficiente como para creer en ti mismo y también creerías en eso que sólo tú, como ser único e insustituible que eres posees para disfrute de los demás. Porque no es dinero lo que te falta, lo que te falta es AMOR. Amor hacía ti mismo para tener confianza en que vales mucho, en que tienes algo único y muy valioso para darlo a conocer al mundo, y que esa es la verdadera abundancia y la manera en la que el dinero llega sin esfuerzo.

Un abrazo,
Ruth Carrillo