Logo

Logo

jueves, mayo 15, 2014

Vibra al unísono con el mundo divino

Al despertaros por la mañana, antes de cualquier preocupación, pensad en armonizaros con las entidades celestiales, decidles que queréis entrar en su armonía. Llamad a estas criaturas luminosas que pueblan el espacio, concentraos en ellas, imaginaos cuán bellas son, cuán puras y llenas de amor. Si vuestro deseo es sincero, entraréis en contacto con ellas gracias a la ley de afinidad. Algo sucederá entonces dentro de vosotros: vuestro corazón, vuestro intelecto, vuestra alma y vuestro espíritu vibrarán al unísono con el mundo divino. Todo vuestro ser se convertirá en un instrumento bien afinado y la armonía que habréis conseguido crear, marcará con su sello la jornada que empieza.


¡Hay tantos encuentros, tantos acontecimientos en la vida que pueden perturbaros, haceros perder vuestro gozo y vuestra paz!Pero, suceda lo que suceda, siempre os queda el poder de armonizaros con las entidades celestiales para que la armonía con la que ellas llenan el espacio, descienda a habitar en vosotros.

Omraam Mikhaël Aïvanhov