Logo

Logo

viernes, febrero 14, 2014

Deseos, necesidades, intenciones y reglas

“Quiero que mi negocio tenga éxito. Necesito que mi negocio tenga éxito. Mi negocio va a tener éxito aunque nada que yo haga funcione nunca.” Como pueden ver hay una mosca en el pastel, una inconsistencia en este grupo de afirmaciones. La regla al final no cumple con el deseo, la necesidad ni la intención. Como pueden ver, las reglas son vitales con respecto a cómo manifestamos nuestras vidas, sin embargo son muy pobremente entendidas,a menudo ignoradas o pasadas por alto. Este es un debate sobre las reglas porque ellas son las que rigen todo en la vida y si ustedes no entienden cómo funcionan, están a merced de todo. 

¿Qué es una regla? Esta es la definición de regla aportada por Wikipedia. “Una de un conjunto de regulaciones o principios explícitos o entendidos que gobiernan la conducta dentro de una actividad o esfera en particular”. Así que una regla es algo que gobierna el comportamiento en un área específica de la vida. Se necesita llegar a acuerdo sobre las reglas para llevar a cabo un juego o una actividad de manera que haya algún sentido del orden, no del caos. En otras palabras, las reglas le proporcionan alguna estructura a nuestras vidas.

Si lo miramos de cerca vemos que hay reglas para todo:para manejar un automóvil, para parquearlo, cocinar, vestirse para ir al trabajo, aún reglas sociales altamente complejas para comunicarse, mantener un noviazgo, cancelar una cita y así sucesivamente. Por ejemplo va contra las reglas sociales el invitar a dos personas diferentes a una cita para el mismo evento y sólo un tonto lo haría debido al riesgo de terminar con dos personas muy molestas.


Aquí hay una lista de sinónimos para la palabra regla que ayudan a esclarecer el tema del que hablamos: regulación, directiva, orden, ley, edicto, estatuto, canon, comando, dictado, mandato, estipulación, decreto, mandato judicial, requisito, guía, estipulación, mandamiento y dirección. Una parte de ustedes emite los mandatos y una parte de ustedes los sigue. Todas estas palabras de alguna forma describen el proceso dentro de ustedes que magnetiza sus experiencias para convertirlas en lecciones. Tengan en cuenta que a menudo la lección consiste en liberarse de la regla. 

Muchas reglas de vida o decretos están escritos en detalle, como las reglas del tránsito mientras que las reglas sociales a menudo no están escritas, pero la gran mayoría de la gente en una cultura dada simplemente las conoce de memoria. La gente joven aprende las reglas a medida que crece y a veces las rompen al principio debido a que se rebelan o a que no entienden lo que se espera de ellos. También le sucede a los extranjeros. Estas reglas pudieran llamarse costumbres porque las personas las cumplen de manera acostumbrada. Son entendidas y seguidas por la mayoría de la gente. Por ejemplo la mayoría de los hombres nunca sale de casa sin ponerse pantalones o shorts porque en gran parte del mundo es la regla. Si rompen la regla hay consecuencias. La gente puede considerar que están locos y arrestarlos cómo pervertidos.

¿Quién sabe de dónde vienen las reglas? Algunas son pragmáticas como las reglas del tránsito pero la mayoría de las reglas se desarrollan durante un largo período de tiempo y a veces se pierden sus orígenes. Por ejemplo en una parada de camiones o en un café la camarera(femenina) escribe su orden pero en un restaurante sofisticado un camarero (masculino)memoriza su orden y nunca la escribe. ¿Quién dijo que esa era la regla y de dónde salió? Quién sabe pero es la regla.

Las reglas son penetrantes y gobiernan cada parte de nuestras vidas, aún hasta nuestro comportamiento privado y sin embargo pueden ser bien arbitrarias. John tiene una regla que el perro no puede nunca arrimarse a la mesa de comer pero Mary tiene una regla que dice que los perros pueden obtener golosinas ahí. La regla de Fred dice que el café siempre es negro y sin azúcar mientras que el café de Susan tiene que tener azúcar y crema siempre. Pudieran decir que estas son sólo preferencias pero las preferencias se convierten en reglas. Pregúntenle a la persona que les sirve el café cómo reaccionan ellos cuando estas denominadas preferencias no se cumplen.

Las reglas tienden a ser comportamientos habituales esperados aun cuando no sean particularmente agradables. Pueden ser adoptadas por padres y cuidadores o desarrolladas a lo largo del camino basadas en muchas influencias y variables. Desafortunadamente las reglas son a veces mandatos, desarrollados a partir de declaraciones impresas que les advierten de malas consecuencias. “Nunca salgas con el cabello mojado, te enfermarás y nunca vayas a esa parte mala de la ciudad, te robarán”. A menudo este tipo de reglas no se examinan, solamente se siguen de manera rutinaria. La regla se vuelve tan fuerte que si la persona sale con el pelo mojado inmediatamente se enferma o si va a esa parte ‘mala’ dela ciudad inmediatamente la asaltan aun cuando eso no le sucede a todos los demás. 

Cada persona tiene cientos si no miles de tales reglas no examinadas en su subconsciente. Estas reglas dictan toda la vida y tienden a colocar a la gente en camisas de fuerza de manera que no puedan variar su comportamiento a voluntad. Mientras más joven el alma más reglas tienden a tomar prestadas de otras personas. Mientras más vieja el alma las reglas tienden a estar basadas en experiencias que todavía no han podido superar provenientes de vidas pasadas o de la propia vida actual. Por tanto muchas reglas para ellos se basan en traumas y eventos desafortunados conjuntamente con reglas que han probado ser muy válidas como“siempre obtengo aquello que pido en oración.”

La mayoría de las personas se quejan de los resultados de las reglas que tienen sin darse cuenta que los eventos se generan basados en sus propias reglas. Ellos piensan que tienen mala suerte o desgracia mientras que sus amigos son afortunados y logran cosas que ellos no pueden. Algunos delos primeros filósofos griegos incluyendo a Sócrates decían que la humanidad no está sólo totalmente ciega sino completamente sorda también. A lo que se referían es a su observación de que todas las personas tienen tantas reglas no examinadas que ignoran de plano toda evidencia contraria y se comportan irracionalmente e ilógicamente, a menudo en detrimento del resto del mundo. Nada ha cambiado. Esto sigue siendo cierto. Cada tradición mística exhorta a la gente a examinarse a sí mismos, a conocerse, porque si miran en su interior, van a encontrar estos miles de reglas locas que hacen la vida miserable o imposible y por tanto tendrían una oportunidad de borrarlas, eliminarlas o restablecerlas. Esto sin embargo les resulta tan odioso que preferirían salir corriendo y gritando en otra dirección en lugar de cambiar las reglas, aun cuando esto les hiciera más fácil su vida.

La dificultad reside en que los humanos comienzan a identificarse con sus reglas inconscientes y piensan que las reglas son ellos. “Yo soy el que siempre tiene que ganar. Mi madre me enseñó eso. Ese es quien yo soy” o “Yo siempre atrapo cualquier resfriado a mi alrededor. Así es como es”. Cuando a un humano se le presenta la opción de liberarse de una regla lo primero que piensa es que una parte suya está muriendo y usualmente no quieren hacer eso. Muchas personas piensan, “Prefiero tener una regla inapropiada y estar vivo que liberarme de la regla y no ser nadie (n t. ‘no-body’ en idioma inglés significa no tener cuerpo: estar muerto). 

Ahora consideren cuantas reglas pobremente pensadas están escondidas al acecho en su subconsciente. ¿Cómo saben que están ahí? Todo lo que tienen que hacer es observar aquello que es consistente en sus vidas para saber cuáles son sus reglas. ¿Qué sucede en sus vidas sin falta? ¿Qué les sucede una y otra vez? “Siempre me quedo colgado(a) en una relación. Siempre termino con un idiota, un estúpido, violento, mentiroso y así sucesivamente. Parece que no puedo hacer dinero. No me va bien en la escuela. A mí es a quién siempre sorprenden. Nunca logro el chico/chica”. Las almas jóvenes casi siempre tienen reglas asociadas a ser sorprendidos haciendo algo mal. Las almas maduras a menudo tienen reglas basadas en el martirio dónde independientemente de lo que hagan, siempre terminan con las migajas o en un mal negocio.

Por otra parte algunas reglas pueden ser más positivas respecto a sus resultados. “Siempre encuentro lo que busco. Siempre soy capaz de aprobar los exámenes con buena puntuación aunque no estudie. Nunca me enfermo. Los policías nunca me encuentran.Siempre logro cerrar el negocio. Siempre hago dinero. Siempre logro lo que me propongo. Siempre logro el chico/chica.” Las personas que tienen el predominio cómo su objetivo y el poder cómo su modo, o las almas jóvenes, son particularmente buenas trabajando con reglas que enaltecen su éxito. La verdad sin embargo es,que la mayoría de las personas tiene una gran mezcla de reglas que a veces los ayudan y otras que pueden ser un obstáculo.

¿Qué hacer para cambiar una regla? Cambiar una regla no es algo tan difícil si no tienen miedo a lo que les pueda suceder. Primeramente, el ser neutrales para cambiar una regla siempre ayuda. Mientras más atascados,molestos, caprichosos, temerosos y resistentes estén, más difícil les será cambiar la regla. Necesitan interesarse en el proceso de cambio pero sin desesperarse. Recuerden que el reto mayor para borrar una vieja regla es descubrirla y observarla. El Buda lo llamaba meditar sobre ella, Jesús lo consideraba cómo presenciar, atestiguar y el místico armenio Gurdieff localificaba cómo fotografiarse uno mismo, pero todo significa lo mismo.Recuerden que el simple acto de observación según la física moderna, tiende a transformar aquello que observamos. Por lo tanto no necesitan hacer nada con respecto a la regla que están observando. Definitivamente no quieren resistirse a ella, molestarse con ella, tratar de eliminarla o algo similar. Cuándo la hayan observado durante un tiempo y se hayan maravillado con ella entonces ustedes están listos para dar el próximo paso. 

Ustedes deben tener una idea de una regla alternativa que quisieran tener en su lugar. Si tienen la regla, “nunca puedo encontrar lo que busco”, la regla alternativa sería “yo siempre encuentro lo que busco”. Al observar la regla vieja ustedes entienden la verdad sobre la misma. Lo más importante es que ustedes ven sin distorsión que esta vieja regla funciona extremadamente bien al producir exactamente aquello que ustedes ya no quieren. Háganse esta pregunta “¿todavía quiero esto?” El gran maestro Krishnamurti decía que necesitábamos enfrentar la verdad sin vacilación, sin negación, sin evitación o distorsión. Entonces la verdad los hará libre y de hecho lo hace. 

Cuando la regla vieja comience a desvanecerse cómo un resultado de la brillantez de la verdad, mirándola con atención curiosa y sin vacilar, lo que se presentará es la regla alternativa que ustedes energizan con su intención. Esta nueva regla puede necesitar de una repetición constante para anclarla en la mente subconsciente. Esto es mejor cuándo se antepone la frase“yo soy”. La repetición de una nueva regla no necesita mucho tiempo para hacerse efectiva. Puede activarse con éxito en un plazo de unos treinta días con la atención e intención adecuadas.

Para resumir, una regla es un programa, una directiva o conjunto de directivas que orquesta los fenómenos en la vida. Es importante entender que tales programas no son ni buenos ni malos, correctos o equivocados, todos ellos funcionan de la misma forma. La cuestión es, ¿les gustan los resultados? Si no les gustan los resultados entonces borren el programa. Debido a que tenemos cuerpos que son elementales necesitamos programas para tener experiencias. Sin ellos sólo nos sentaríamos y nada ocurriría y en el plano físico todo tiene que ver con cosas que ocurren. Así que necesitamos reglas. ¿Qué reglas? Las mejores reglas son las que producen resultados que están en línea con los deseos de la esencia: el amor, la sabiduría, el servicio, la generosidad y el despertar de la conciencia. Si ustedes quieren esas cosas entonces tendrán que crear reglas que las produzcan. Esta es la mecánica del plano físico.

Aquí tenemos algunos ejemplos. Recuerden que no son afirmaciones realmente. Piensen en ellas cómo reglas. No son para que las repitan una y otra vez cómo una recitación. Son para contemplar y ver la verdad final, de manera que no puedan vivir sin ellas.

Yo le doy la bienvenida y estoy lleno de alegría por la intensa luz de la Fuerza de Cristo que atraigo hacia mí.

Yo alineo el mayor potencial de mi esencia con todo lo que hago.

Yo siempre estoy en el lugar adecuado en el momento adecuado

El espíritu me nutre con todo lo que necesito en todo momento.

Yo atraigo todos los recursos que necesito para cumplir con mi tarea de vida más allá de mis expectativas más ambiciosas.

Yo atraigo todo el amor que el Espíritu diseñó para mí.

Yo disfruto inmensamente al compartir grandes cantidades de amor con todos lo que me rodean.

Yo reclamo gran riqueza, salud y sabiduría.

www.thepowerpath.com