Logo

Logo

viernes, enero 24, 2014

Invoca a los ángeles desde la mañana

Entre nosotros, los humanos, y Dios, el Creador, existe un espacio tan vasto que es imposible concebirlo. Pero este espacio no está vacío, se compone de regiones habitadas por entidades espirituales. Todas las religiones han mencionado, de una u otra forma, la existencia de estas regiones y de estas entidades. La tradición cristiana, que ha retomado la tradición judía, enseña la existencia de nueve órdenes angélicas: los Ángeles (denominados en hebreo los Kerubim), los Arcángeles (los Bnei Elohim), los Principados (los Elohim), las Virtudes (los Maadim), las Potestades (los Seraphim), las Dominaciones (los Hachmalim), los Tronos (los Aralim), los Querubines (los Ophanim) y los Serafines (los Hayot haKodesch). Cada una de estas órdenes angélicas es un aspecto del poder y de la grandeza divinas, pero sobre todo representan para nosotros unas nociones más accesibles que sólo la palabra «Dios». Para nuestro buen desarrollo espiritual, debemos conocer la existencia de estas entidades, porque ellas son como faros en nuestro camino. Cuando os despertéis por la mañana, ¿por qué no empezar vuestra jornada invocando a todas estas criaturas de luz que suben y bajan entre la tierra y el trono de Dios? Toda vuestra jornada se iluminará… Conectaos con ellas, contempladlas en vuestro corazón y en vuestra alma. Y al tomar cada vez más conciencia de la realidad de estas entidades, os impregnaréis de sus virtudes, os vivificaréis, os iluminaréis y enriqueceréis
vuestro mundo interior.

angeles
Omraam Mikhaël Aïvanhov