Logo

Logo

domingo, enero 05, 2014

El Cambio de Creencias de la Escasez a la Abundancia 2da. parte

El universo es absolutamente abundante y siempre está trabajando para ti. Decreta que tu y tu Ser Superior tienen el poder de cambiar cualquier cosa en tu vida y que nadie puede detenerte. ¡El universo es absolutamente abundante y siempre está trabajando para ti! Las afirmaciones son formas para enfocarte en lo que quieres, para cambiar tus creencias y pensamientos y para dejar ir el pensamiento negativo. Son formas poderosas para cambiar tu realidad. Al afirmar tu abundancia, puedes darte cuenta de que necesitas abrirte a recibirla y creer que te mereces tenerla.


Trabaja con tu Ser Superior ahora mismo para incrementar tu habilidad para recibir. Pon tu mano en el corazón, deja que tu Ser Superior se una contigo y afirma, “Yo me abro a recibir todas las riquezas del universo y todo el bien que mi Ser Superior me está enviando”. Siente como se abre tu corazón y como crece tu habilidad para recibir. Si notas que surge cualquier pensamiento negativo mientras dices esto, identificálo. Cámbialo por una afirmación. Por ejemplo, si surge el pensamiento de que nunca serás capaz de crear abundancia en un área, o de que alguien te detendrá, cambia esto en afirmaciones positivas. Examina qué tanto sientes que mereces tener abundancia en el área de tu vida en la que estás trabajando. Date cuenta cuándo cortas el flujo, cuándo decides que ya has tenido suficiente de algo bueno. La mayoría de la gente está acostumbrada a vivir con escasez, y se pone nerviosa o ansiosa cuando tiene demasiada abundancia.

Afirma, “Yo me abro ahora a recibir la abundancia del universo”. Si te das cuenta de que te estás preocupando cuando las cosas van demasiado bien o de que estás deteniendo el flujo de la abundancia de alguna forma, pídele a tu Ser Superior que te muestre como abrirte a recibir para permitir más abundancia en tu vida. Piensa en un momento en el que permitiste mayor abundancia en tu vida en algún área, de la que creíste posible. Trae ese sentimiento de permitirte, de recibir y de merecer dentro de tu cuerpo.
Observa lo bien que se siente. Entonces imagina que estás creando lo mismo en el área de tu vida en la que estás trabajando. Piensa en esta área y déjate sentir los mismos sentimientos mientras te imaginas teniendo abundancia en esta área también. Deja ir el deseo de que provenga de una cierta persona, en una cierta forma, o en un rango de tiempo específico. Permite que la abundancia venga a ti en todas sus formas y maneras, de todos y de cualquiera y en su tiempo perfecto. Una vez que hayas identificado la abundancia que deseas, expande tu pensamiento. Imagina que tienes aún más abundancia. El pensamiento ilimitado es algo más que pensar en grande; es pensar creativamente. Es permitirte imaginar que tienes todo lo que debes tener.
Pídele a tu Ser Superior que te ayude a través de tus pensamientos, sueños y visiones para obtener una visión más grande de lo que puedes tener en esta área de tu vida. Tu imaginación es muy poderosa. Esta crea tu realidad. Si lo puedes imaginar, lo puedes crear. Usa tu imaginación y tu habilidad para soñar despierto y fantasear. No pienses, “Eso es imposible; no se puede hacer”. Piensa en posibilidades. Pregúntate “¿Cual es el mejor resultado posible, la circunstancia o la oportunidad que puedo crear?” Después de haber imaginado lo mejor, piensa en un resultado aún mejor. Ponte el reto de ir más allá de las fronteras que has establecido para lo que piensas que puedes tener. Repítete, “Yo vivo en un universo abundante. Siempre tengo todo lo que necesito”. Expande tu confianza en el universo. Cree que este es abundante.

Repítete, “Yo vivo en un universo abundante.”

Cree en tu habilidad para crear lo que quieres y demuestra tu creencia a través de tus acciones, palabras y comportamiento. Si sientes que tienes escasez de algo en tu vida, pretende que tienes abundancia en esta área. ¿Qué harías de manera diferente si este fuera el caso? Realiza cuando menos una pequeña acción cada día para demostrar tu confianza en que tu Ser Superior puede crear abundancia en esta área. ¡Se paciente! Lo que sea que estés experimentando ahora es el resultado de tus pensamientos y creencias pasados. Al comenzar a cambiar estos, experimentarás una realidad diferente. Examina otras áreas de tu vida en las cuales estás operando sobre creencias de escasez. Explora un área que esté causándote ansiedad.

¿Existe allí una creencia en la escasez, que esté sosteniendo tus problemas en esta área? Imagina que tienes abundancia completa. ¿Cómo cambiaría esto la forma en la que resolverías este problema? Entonces regresa y trabaja con el proceso que acabas de aprender para traer abundancia hacia esta área de tu vida. Visualiza que tienes abundancia en cada área de tu vida. Visualiza que tienes todo lo que quieres en todas las áreas de tu vida. Observa como esto podría ser un beneficio para aquellos a tu alrededor. Imagina como sería si todos los que conocieras tuvieran abundancia.
Al imaginar que tienes abundancia para ti mismo, forma una imagen de todos en el mundo experimentando abundancia también. Imagina que estás recogiendo zarzamoras. Al principio no puedes encontrar las matas. Sigues buscando, encuentras algunas matas y recoges algunas zarzamoras maduras. Al seguir explorando, encuentras más y más matas de zarzamoras. Muy pronto te encuentras en campos de matas de zarzamoras, con más zarzamoras maduras y sabrosas de las que podrías comer. Tomas exactamente lo que necesitas, ni más ni menos. ¡Haz encontrado la abundancia! Así es cuando comienzas a crear abundancia en un área de tu vida. Al principio puede ser difícil de encontrar. Puede haber solo pequeñas señales de que está llegando. Pronto habrá más y más. Después de un tiempo, tu reto más grande será el aceptar y vivir con toda la abundancia que está allí.
Tu puedes tener abundancia en todas las áreas de tu vida; puedes tener suficiente y todo lo que necesitas. Las cosas pueden llegar a tu vida y fluir desde esta en forma equilibrada. Imagina lo diferente que podría ser el mundo si existiera la creencia en la abundancia. Visualiza un mundo en donde existiera suficiente para todos; en donde nadie creyera que necesita tomar de otros para crear abundancia para si. Si todos pudieran crear la abundancia que es su derecho natural, tendrían muy pocas razones para la guerra o para dañar la tierra. Esas nuevas creencias atraerán hacia la humanidad las formas para crear abundancia para todos, formas que la humanidad no ha concebido siquiera, que se asimilan a la luz del sol o a los recursos ilimitados del universo.
El abastecimiento universal es infinito. Puedes comenzar por creer que es posible tener abundancia en tu propia vida, entonces imagina la abundancia para todos. Al visualizar la abundancia y los cambios que podría traer, estás ayudando a formar un mundo mejor. Estás agregando energía para ayudar en la creación y el cambio del mundo, uno que refleje la luz de las dimensiones superiores y de tu ser tal como existen allí.