Logo

Logo

jueves, diciembre 05, 2013

Otro cuento...

Hablando de los dirigentes religiosos que trataban de impresionar a los demás con su conducta exterior y con su atuendo, el Maestro contó a sus discípulos la siguiente historia:
Un hombre llegó a su casa completamente borracho y, para que su mujer no se diera cuenta, se le ocurrió la estratagema de sentarse en el estudio y ponerse a leer un libro: ¿a quién se le ocurriría pensar que estaba borracha una persona que leía un libro'?
Cuando su mujer entró en el estudio y le preguntó qué estaba haciendo en aquel rincón, él respondió alegremente: «Estoy leyendo, querida».
« ¡Lo que estás es borracho!», le gritó su mujer. « ¡Cierra esa maleta y baja a cenar!».