Logo

Logo

martes, diciembre 17, 2013

Otro cuento...

Cuando le preguntaron qué hacía él con sus discípulos, el Maestro dijo:
«Lo mismo que hace un escultor con la estatua de un tigre: toma un bloque de mármol y le quita a golpes todo lo que no se parece a un tigre».
Cuando, más tarde, sus discípulos le preguntaron qué había querido decir exactamente, el Maestro dijo: «Mi tarea consiste en golpear una y otra vez en todo aquello que no es cada uno de vosotros: cualquier pensamiento, emoción, actitud o pulsión que se os haya adherido de vuestra cultura y de vuestro pasado».