Logo

Logo

sábado, diciembre 28, 2013

Lo que te mereces

Al enfrentar nuestros desafíos, el primer paso para salir hacia adelante es, por lo general, el más difícil ya que tenemos la tendencia a hacer que los retos sean más intimidantes de lo que realmente son. En lugar de enfocarte en la meta, simplemente enfócate en continuar en movimiento.

Ir hacia adelante no requiere de mucho. Sólo requiere un pequeño paso.

Cuando nos preocupamos por alguien queremos darle todas las respuestas, protegerlo de algún daño y mostrarle cómo puede ser más feliz. En esos momentos, nuestras palabras caen con frecuencia en oídos sordos ya que no puede haber coerción cuando nos referimos al crecimiento espiritual y personal.

Si realmente te preocupas por alguien, ámalo por lo que es en este momento. Permítele cometer errores y crecer a su propio paso.

Cuando atravesamos una dificultad o un momento doloroso, es fácil volvernos tan absortos en nuestra propia historia que descuidamos las necesidades de aquéllos a nuestro alrededor.



Las pruebas más grandes en la vida son los momentos en los que se nos otorga una oportunidad de ayudar a otros a pesar del hecho de que estemos sufriendo a través de nuestra propia tormenta.

Aprovechar esas oportunidades es lo que hace que la tormenta se calme, que las nubes se alejen y que la Luz brille.

Algunas veces tienes que olvidar cómo te sientes y recordar qué te mereces.

Sé lo suficientemente fuerte para dejar ir lo que ya no te funciona y lo suficientemente paciente para esperar a lo que sí te funcionará.

Yehuda Berg