Logo

Logo

lunes, septiembre 09, 2013

Otro cuento...


Un hombre rico le contaba una vez al Maestro que, por más que lo intentara, no podía refrenar su deseo compulsivo de ganar dinero.
« ¿Ni siquiera a costa de no poder disfrutar de la vida'?», preguntó el Maestro.
«Creo que eso tendré que dejarlo para cuando sea viejo. . .»
«Si es que vives lo suficiente», le replicó el Maestro, el cual le contó además lo de aquel atracador que le dijo a su víctima: « ¡La bolsa o la vida!». Y el otro le contestó: «Quédate con mi vida. La bolsa la guardo para cuando sea Viejo».