Logo

Logo

viernes, septiembre 13, 2013

Otro cuento...


«Mis padres me han advertido que tenga cuidado contigo», dijo un recién llegado.
El Maestro sonrió y dijo: «Ten cuidado, querido; ten mucho, mucho cuidado. . ., y correrás la misma suerte que tus prudentes padres: jamás te sucederá nada muy bueno ni muy malo».