Logo

Logo

viernes, agosto 16, 2013

Otro cuento...


« ¿No sirve el sufrimiento para templar a la persona?»
«No es el sufrimiento lo que importa, sino el temperamento de la persona; porque el sufrimiento puede dulcificar a la persona, pero también puede amargarla, del mismo modo que el fuego del alfarero puede carbonizar la arcilla o, por el contrario, darle temple».