Logo

Logo

viernes, agosto 02, 2013

Otro cuento...


« ¿Por qué no aconsejas nunca el arrepentimiento'?», preguntó el predicador.
« ¡Pero si no enseño otra cosa...!», replicó el Maestro.
« ¡Pues yo nunca te he oído hablar del dolor por los pecados!»
«El arrepentimiento no consiste en afligirse por el pasado. El pasado ha muerto y no merece un solo momento de aflicción. Arrepentirse es cambiar de mente; es ver la realidad de un modo radicalmente distinto».