Logo

Logo

viernes, agosto 23, 2013

Cuando te ocupas en ayudar a otros, la Luz se ocupa de ayudarte a ti



Uno de nuestros más grandes desafíos como seres humanos es que estamos constantemente buscando respuestas en un mundo de problemas.
Todos los problemas en nuestra vida se originan en nuestra realidad física. Podemos encontrar alivio temporal para esos problemas aquí en el mundo físico, pero las soluciones reales se encuentran en el campo espiritual. Para acceder a esta energía superior tenemos que ir más allá de los límites de nuestros cinco sentidos. Esta es la razón por la cual muchos encuentran consuelo en la oración, obtienen respuestas en la meditación profunda o son mejor guiados por el sexto sentido o la intuición.
Si te sientes atascado en tu vida y necesitas una solución, intenta acercarte a ésta desde un ángulo diferente, uno más espiritual. Podrías encontrar las respuestas que has estado buscado.

“Cuando te ocupas en ayudar a otros, la Luz se ocupa de ayudarte a ti”.
Esta es una de mis citas favoritas de mi madre, Karen Berg. Es verdad. Cuando te encuentras atrapado en un problema, lo mejor que puedes hacer es encontrar una forma de ayudar a otra persona en necesidad. Al cuidar a otros, el universo te cuidará a ti.
Sólo tienes que confiar en ello.

Algunas veces, para realmente abrirnos paso a través de las cosas que queremos cambiar, tenemos que ir al extremo opuesto por una semana.
Por ejemplo, si alguien tiene miedo al rechazo, puede que le ayude el invitar todos los días a una persona a salir por una semana. Si una persona es propensa a caer en la pereza, puede que sea necesario que se levante una hora más temprano e inmediatamente afrontar la lista de quehaceres pendientes. 
Puede que el proceso no nos guste mucho, pero una semana de esfuerzo extremo siempre dará los frutos de nuestra labor.

Una de las más grandes verdades espirituales es que todos estamos conectados. 
Puede que esto nos dé un gran sentido de poder, pero también es una enorme responsabilidad. 
El camino para mejorar el mundo es a través de mejorarnos a nosotros mismos.

Yehudá Berg