Logo

Logo

viernes, julio 26, 2013

¿Que es el Reiki?


A medida que la ciencia progresa en relación al conocimiento y funcionamiento de nuestro cuerpo físico, nos acercamos al concepto y a la necesidad de estudiar al hombre como un todo.

Cada día, la Medicina convencional contribuye de forma extraordinaria aumentando la calidad de nuestra expectativa de vida y curando enfermedades que hace algunos años eran mortales. A su vez, muchos profesionales de la medicina convencional ya aceptan que el cuerpo humano debe ser comprendido como un todo y debe ser tratado de forma holística. Poco a poco las terapias energéticas o vibratorias están logrando un “escaño” entre la clase médica, a pesar de que aún no estén vinculadas, oficialmente, con la Medicina tradicional.
En todo el mundo se imparten seminarios de Terapias Alternativas como el Reiki y cabe destacar que muchos de los participantes son médicos y personal sanitario de toda índole, que desean acercarse a este concepto y poder canalizar energía para complementar los tratamientos tradicionales y alcanzar la curación “total” de sus pacientes.

Las terapias energéticas o vibracionales no sustituyen a la medicina convencional, al igual que la medicina convencional no sustituye a las terapias energéticas, cada una actúa en campos diferentes, ambas se complementan y coinciden en mejorar las condiciones de vida de los seres humanos.
Si ud. padece de una enfermedad consulte a un especialista, siga sus instrucciones y al mismo tiempo benefíciese de las terapias energéticas como el Reiki, complementando los tratamientos para lograr el equilibrio físico, mental y emocional.
Como seres vivientes tenemos una energía alrededor de nuestro cuerpo y en nuestro interior. Durante muchas generaciones y en las diferentes civilizaciones la energía universal ha recibido numerosos términos, “Chi” para los chinos, “Prana” para los hindúes , “Luz Divina” para los cristianos, “Energía Orgánica” para Wilhem Reich o “Energía Bioplasmática” para los científicos soviéticos y Reiki para los japoneses.
La palabra Reiki, está compuesta por dos términos y ambos se refieren a la energía universal.
Rei describe el aspecto cósmico y universal de la energía y Ki describe la manifestación energética en todo ser vivo, la energía que fluye de la vida. De esta forma se alínea en Reiki la armonía entre la energía universal e individual.
Al momento de nuestro nacimiento la energía Ki nace con nosotros y la utilizamos durante nuestra vida; pero si no somos capaces de generar más energía Ki nuestro cuerpo se enferma física y emocionalmente. Si nuestra fuente de esa energía Ki es muy baja sufrimos entonces de un agotamiento, físico, mental y emocional que puede llevarnos a padecer graves enfermedades.
Reiki es un método de sanación simple que nos permite absorber mejor la energía vital.
El método Reiki vitaliza nuestras vidas y proporciona el balance de energía que necesita nuestro cuerpo a través de la energía vital que fluye de las manos del sanador, canal o terapista de Reiki. La energía de Reiki nos permite encontrar el sentido más profundo de la existencia, aceptarnos tal como somos y nos ayuda a interpretar de una manera positiva, flexible y serena los sucesos que marcan nuestras vidas.
En el Budismo existe una tradición de enseñanzas sobre medicina física, psíquica y espiritual que son auspiciadas por el arquetipo de sanador-iluminado, Sangye Menla, el Buda de la Medicina. En el Tíbet, durante siglos, estas enseñanzas se han conservado y transmitido de maestro a discípulo, alcanzando un poderoso desarrollo de medios curativos, en una extraordinaria síntesis de las medicinas de China e India, además de los propios descubrimientos de los doctores tibetanos.
En Oriente las enseñanzas médicas hacen un énfasis permanente en la confianza que debemos tener hacia los principios espirituales que jerárquicamente son superiores y a la vez son los organizadores de la manifestación física de las cosas. Es por tanto una ciencia médica espiritual, cuya aplicación se basa en dos pilares: la correcta actitud y práctica espiritual del terapeuta o médico y su experiencia y conocimiento metódico. La mayoría de los tratamientos son holísticos, abarcando una multitud de aspectos, que van desde la forma de vida, hábitat y localidad (geobiológica, Feng-Shui), como la dieta, actividades, remedios farmacológicos, terapias diversas y el trabajo sobre la mente y emociones.
El Reiki merece ser comprendido en el contexto de metodologías holísticas de salud y desarrollo espiritual, y su aplicación debe corresponder a esta comprensión.
Mikao Usui, creador del Sistema Reiki
Mikao Usui, creador del Sistema Reiki
El Reiki ha llegado a ser conocido por los humanos gracias a la práctica de unas enseñanzas budistas de sanación, por parte de su revelador Dr. Mikao Usui quien lo redescubrió en 1825.
Reiki puede ser reconocido como un tesoro de enseñanzas reveladas para estos tiempos de incesantes cambios.
Reiki toma la apariencia de un sistema de sanación espiritual, psíquica y física, pero es mucho más, aún siendo eso.
Reiki es la Luz divina que nos constituye esencialmente y que lo constituye todo. Al recibir Reiki o iniciarnos como terapeutas estamos alineando nuestra conciencia individual y relativa con la conciencia universal y absoluta. En otras palabras, el ego deja de estar presente como la ilusión que nos sugestionaba y en su lugar se revela lo que siempre ha sido, el Yo Soy que no conoce límites de nombre y forma.
Con la energía Reiki disolvemos cualquier definición limitadora o de separatividad de nuestra existencia y al encontrarnos conscientemente en presencia de la Energía universal -dentro, alrededor y a través de nosotros- permitimos que ese principio de unidad absoluta, del todo, sea operativo en sus propios términos de armonía y perfección ilimitada. Es éste el significado de “conectarnos” o “alinearnos” con Reiki; es la conexión o alineamiento mas que del espíritu, de nuestra conciencia.
Al conectarnos o alinearnos con la energía de Reiki el intelecto se deshace de modelos inservibles y comprende la relatividad de todo enfoque de las cosas.
El cuerpo emocional se purifica y brilla con amor por todo y todos. El centro vital se equilibra en la paz. El organismo físico se libera de las desarmonías causados por los incontables bloqueos generados a lo largo de nuestras vidas y pasa a ser un organismo por donde el flujo vital es espontáneo.
El cuerpo se vuelve reflejo del equilibrio y de la armonía lograda a través de este proceso que comienza cuando el Reiki inunda el todo de nuestra existencia y logramos romper las barreras que nos separan de nuestra esencia, de nuestro yo.
El terapeuta Reiki es un canal de la energía universal. Utilizando sus manos transmite la energía a la persona que se está tratando. Existen entre 20 y 25 posiciones de manos (según el tipo de Reiki) que se aplica al cuerpo del paciente para transmitir la energía universal. Siendo las posiciones de los 7 chakras las principales. Un tratamiento Reiki puede durar de 30 minutos a una hora y media, dependiendo del terapeuta; ya que cada en posición de mano se puede estar desde 3 a 10 minutos. También depende de que posiciones de mano use el terapeuta, ya que no es obligación utilizar todas las posiciones para realizar una curación completa. Incluso, hay terapeutas que usan su propio criterio sobre donde colocar las manos; lo que para mucho es muy bien visto, porque el instinto es el mejor consejero en este tipo de tratamientos. Además la energía Reiki es inteligente, y va a donde más lo necesita el paciente.
Los cinco principios del Reiki:
Solo por hoy no te enojes
Solo por hoy no te preocupes
Hoy se agradecido
Hoy trabaja duro contigo mismo
Hoy reverencia con amor toda manifestación de vida
 ¿Como afecta el Reiki a las emociones?
Cuando recibes tratamientos de Reiki o cuando formas parte de un seminario tus emociones pueden ser profundamente afectadas. Emociones bloqueadas pueden ser liberadas y entrarás en contacto muy cercano con sentimientos reprimidos del pasado que pueden causar tristeza o rabia. Es muy imporntante aceptar estos sentimientos negativos estas energías se transformarán tan pronto ud. tenga un conocimiento pleno sobre ellas y les preste la atención necesaria para lograr dicha transformación.
Reiki le ayudara a estar mas alerta sobre su proceso de conocimiento interior tanto emocional como mental. Durante el tratamiento de Reiki, la mente y el proceso de pensar se relajan. Sentirá mayor claridad y descubrirá como disolver sentimientos y pensamientos negativos que por años estaban albergados en ud.
Reiki le apoyará en su crecimiento espiritual. Las personas que se abren a la energía de Reiki y lo practican con frecuencia se conoceran mucho mejor y experimentarán un cambio de conciencia, el despertar de la intuición y especialmente el estar atentos al entorno. La experiencia mas frecuente es que durante el tratamiento se genera un sensación de paz, relajación y seguridad.”
Armonizando tus cuerpos sutiles
Reiki, armoniza, sana y equilibra nuestro ser de un modo holistico, integrando los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales, otorgándonos paz, bienestar, tranquilidad.
Cuando canalizamos la Energía Vital Universal, experimentamos una dicha indescriptible, ya que nuestro organismo y sus funciones vitales, comienzan a recibir esta energía que produce un equilibrio en todo nuestro ser.
REIKI es excelente como un método terapéutico para el estrés, la depresión, la angustia, la ansiedad así como en momentos pre o post-operatorios y como complemento perfecto en tratamientos de enfermedades crónicas y patológicas de distinto origen.
Reiki, basa su sistema en la comprensión y conocimiento en la existencia de cuerpos sutiles ademas del cuerpo físico que co-existen en una estrecha relación en el ser humano (Fisico-Eterico-Emocional-Mental), el método explica y enseña como armonizar de una manera sencilla estos cuerpos para lograr un estado de salud, bienestar y armonía con nosotros y el entorno.
Reiki es un tratamiento holístico que influye en nuestro cuerpo, emociones, mente y conexión con el alma.
Si entendemos la enfermedad como una reacción biológica natural que nos da las pautas del trabajo interior que debemos realizar, dejaremos de luchar contra los síntomas que se manifiestan en nuestros cuerpos físicos y daremos paso a la comprensión de los mismos lo que nos permitirá percibir a la enfermedad como una oportunidad para aprender y TRANSFORMAR, porque Reiki es Amor, y eso mismo somos también nosotros: amor y energía universal.
Con esto quiero dejar en claro la diferencia, Reiki no sustituye ningún tratamiento médico ni psicológico, REIKI acompaña, REIKI armoniza, REIKI transforma, REIKI acompaña.
Crisis en la sanación en tratamientos de Reiki
Algunos pacientes y alumnos despues de hacer el autoreiki y/o recibir un tratamiento de Reiki experimentan una serie de cambios que muchas veces pueden resultar molestos y contrarios a la paz y relajación que puede producir una sesión de Reiki.
Es habitual que durante el período de tratamiento la persona tenga síntomas tanto a nivel físico como emocional que le hagan pensar que “está peor” (nauseas, dolores de cabeza, sensación de angustia, etc..) y es natural que en algún momento sienta que Reiki le ha hecho mal y que ademas este tratamiento le está causando graves trastornos en su vida cotidiana y en su entorno.
Es allí cuando como terapeutas debemos explicar a nuestros pacientes y los maestros de REIKI a sus alumnos que la crisis de sanación es un proceso que se activa cuando los cuerpos físico, emocional y mental comienzan a liberar las emociones tóxicas (que se pueden comparar con las toxinas acumuladas en los órganos vitales) o se ponen de manifiesto patrones de pensamiento que son nocivos y no permiten el libre flujo de la vida en sí.
Comparto siempre la idea de que durante la crisis es el momento IDEAL de decidir cuales son las pautas mentales y/o emociones que deseamos cambiar, transformar o transmutar para continuar nuestro camino libre de cargas NOCIVAS y con la FÉ y CONFIANZA de que es un proceso natural que nos regresará LA VIDA y contacto con nuestra esencia.
Estos son algunos de los síntomas mentales-emocionales que el paciente/alumno puede experimentar durante una Crisis de Sanación:
  • Ira
  • Profunda Tristeza
  • Miedo
  • Odio
  • Ansiedad
  • Necesidad de estar solos
  • Sensación de no pertenecer a esta realidad
  • Soledad
Síntomas físicos que el paciente experimentar durante una Crisis de Sanación:
  • Incremento del sudor
  • Incremento de la orina
  • Incremento de las evacuaciones
  • Vómitos
  • Síntomas de resfriado o gripe
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre
  • Dolores del pasado
  • Mareos
  • Dolor de garganta
  • Ronquera
Cada paciente responde al tratamiento de una manera diferente, si presenta los síntomas que hemos descrito anteriormente se recomienda un tratamiento de varias sesiones para lograr un alineamiento profundo y desbloqueo de los patrones y pensamientos nocivos, en el caso de los alumnos NO PARAR EL PERIODO DE AUTOREIKI.
Estos síntomas deben desaparecer al cabo de la 3era o 4ta sesión y el paciente comenzará a sentir un cambio interno sin precedente. Si no es así se recomienda continuar con las sesiones hasta que hayan desaparecido completamente.
Si el paciente abandona el tratamiento no debemos sentir frustración y recordar siempre que somos canales y que todo aquel que quiera vivir en un estado de armonía y conciencia debe tomar sus propias decisiones y un tratamiento de Reiki es sin duda una decisión.
http://www.lawebdepedro.com.ar/