Logo

Logo

miércoles, mayo 08, 2013

Otro cuento...


El Maestro tenía que saber que sus palabras excedían muchas veces la capacidad de comprensión de sus discípulos. No obstante, les hablaba convencido de que algún día esas palabras arraigarían y florecerían en sus corazones.
Un día les dijo:
«El tiempo siempre parece muy largo cuando esperas unas vacaciones o un examen, algo por lo que has suspirado o has temido que llegara.
Pero para quienes se atreven a abandonarse a la experiencia del momento presente -sin pensar en la experiencia misma ni desear que ésta se repita o que pueda ser evitada-, el tiempo se transforma en el resplandor de la Eternidad».