Logo

Logo

lunes, febrero 25, 2013

Otro cuento...

Cuando llegaba un nuevo discípulo, este era el "catecismo" a que solía someterle el Maestro:

-¿Sabes quién es la única persona que no habrá de abandonarte jamás en tu vida? 
-¿Quién? 
-Tú.

-¿Y sabes quién tiene la respuesta a cualquier pregunta que puedas hacerte?.
-¿Quién?
-Tú.

-¿Y puedes adivinar quién tiene la solución a todos y cada uno de tus problemas?
-Me rindo...
-Tú.